Matanza de Oradour-sur-Glane

Visitantes ascendiendo por una de las calles del Village Martyr de Oradour-sur-Glane, conservado en el estado en el que quedó tras su destrucción el 10 de junio de 1944 por una unidad del Waffen-SS. Símbolo de los crímenes de guerra cometidos en Francia durante la ocupación nazi y el régimen colaboracionista de Vichy, en la Segunda Guerra Mundial. A la entrada del lugar, declarado Monumento nacional de Francia en 1946, un cartel con la inscripción en idioma francés Souviens-toi, invita al recuerdo y memoria de las 642 víctimas civiles asesinadas.

La Matanza de Oradour-sur-Glane fue el resultado del ataque por efectivos de la 3.ª Compañía del 1.er Batallón del Regimiento Der Führer, de la División SS Das Reich del Waffen-SS del III Reich en contra de los civiles indefensos presentes en el emplazamiento original de la comuna francesa de Oradour-sur-Glane, en el departamento de Alto Vienne de la región de Lemosín, el 10 de junio de 1944, mientras tenía lugar la Batalla de Normandía en la Segunda Guerra Mundial. Aquel día fueron asesinadas 642 personas,[3] casi todas las personas presentes en la población que además, vio destruida la mayor parte de sus edificios e infraestructuras tras su pillaje e incendio, quedando completamente en ruinas; los pocos supervivientes escaparon- escondiéndose en la Abadía de Munch, que contaba con un foso y un puente levadizo. Los monjes ayudaron a un grupo de madres y sus hijos, así como 6 judíos, a escapar por el desagüe, de casi 800 metros, en la oscuridad total .

El testimonio de las escasas víctimas supervivientes permitió una reconstrucción de los hechos pero la muerte o desaparición en combates posteriores de la mayor parte de los soldados y oficiales que participaron en la matanza, ha alimentado diferentes teorías sobre las razones del por qué fue elegida esta población o de las motivaciones de los atacantes, la más creíble es el homicidio de un Capitán SS, que fue asesinado en su vehículo por los Partisanos con una granada. En cualquier caso Oradour, irrelevante desde el punto de vista militar y sin relación directa con ninguna acción previa, fue escenario en el frente occidental de las particulares prácticas de terror y violencia aplicadas por los nazis en el marco de la política de Guerra Total, experimentadas ya en el frente del Este abierto desde 1941, con el fin de intimidar a la oposición de la población civil y la acción de los partisanos y guerrilleros, agrupados en Francia bajo la denominación de la llamada Resistencia.

Al final de la guerra, las ruinas de la población fueron mantenidas en su estado por orden del gobierno francés de Charles de Gaulle, como recuerdo de este crimen y símbolo de los sufrimientos causados por la ocupación nazi, deviniendo un símbolo al mismo título que otras villas europeas objeto de similares ataques como Lídice o Marzabotto, deseando igualmente crear un lugar de reconciliación y unidad nacional:

Oradour-sur-Glane es el símbolo de las desgracias de la patria. Conviene preservar su recuerdo, pues hace falta que nunca más semejante desgracia se reproduzca. ("Oradour-sur-Glane est le symbole des malheurs de la patrie. Il convient d'en conserver le souvenir, car il ne faut plus jamais qu'un pareil malheur ne se reproduise.")

Discurso de Charles de Gaulle, Oradour-sur-Glane, marzo de 1945[4]

Sin embargo, el llamado Proceso de Oradour-sur-Glane, celebrado por el Tribunal Militar de Burdeos en enero de 1953, generó una profunda división en la sociedad francesa y su resolución devino un asunto de Estado. Instruido con ciertas deficiencias debido a su complejidad, el proceso fue desarrollado en medio de una gran controversia, al realizarse en ausencia de los oficiales principales responsables de la unidad, como Adolf Diekmann, oficial directo al mando del ataque que resultó muerto en Normandía pocas semanas después, y encontrarse entre los acusados varios soldados reclutas SS de origen alsaciano, pertenecientes al colectivo conocido como los Malgré-Nous[5] lo que provocó las protestas de los representantes políticos y de la población alsaciana, enfrentada a las reclamaciones de una sentencia severa por parte de la opinión pública del Lemosín y de los comunistas, antiguos resistentes. La voluntad de unidad de sectores del gaullismo y del socialismo francés, decidió que finalmente se optara por una condena y la posterior declaración de amnistía de los Malgré-Nous, pero no se pudo evitar el rechazo de los representantes de las víctimas y las difíciles relaciones posteriores entre las regiones de Lemosín y Alsacia, hasta que la reconciliación entre ambas fue representada en 1994 durante la visita oficial del alcalde de Estrasburgo al sitio de Oradour.

Un nuevo proceso fue abierto en 1983 por la justicia de la República Democrática Alemana, en contra del Obersturmführer Heinz Barth, jefe de una de las secciones de la compañía y juzgado en rebeldía en Burdeos, resultando condenado a cadena perpetua pero posteriormente liberado por motivos de salud, sin que fueran aportados nuevos datos o se revisaran los ya conocidos. El General Heinz Lammerding, responsable de la División Das Reich y juzgado por el episodio de Tulle, cometido la víspera del de Oradour, murió en 1971 en Alemania tras haber llevado una exitosa carrera empresarial beneficiándose del marco jurídico que impidió su extradición solicitada infructuosamente por la justicia francesa. Otros responsables de la cadena de mando como Erich Kahn, comandante de una compañía, o Sylvester Stadler, jefe del regimiento, también evitaron su procesamiento.

Contexto

Oradour: un pueblo corriente del Limousin

La comuna de Oradour-sur-Glane, situada en la ribera del río Glane, es frecuentemente descrita como una localidad corriente del medio rural del Lemosín.[7]

En vísperas de la destrucción, conservaba su carácter acogedor y apacible tradicional, disfrutando de un paisaje agradable que había sido incluso fuente de inspiración para diversos artistas desde el siglo XIX, como el pintor paisajista Camille Corot. En el núcleo urbano, que agrupaba edificaciones realizadas con cierto gusto y numerosos comercios, destacaba su iglesia, monumento catalogado por la entonces Administración de Bellas Artes del Lemosín y testigo del pasado religioso de la comuna, cuya nave y capillas laterales databan del siglo XV, y su torre- campanario fortificada del siglo XVI. El núcleo disponía de dos hoteles cuyos restaurantes eran muy frecuentados por los vecinos, y que solían albergar a los visitantes aficionados a la pesca en el río Glane.[8]

Según el censo de 1936, contaba con 1.574 habitantes, de los cuales 330 vivían en el núcleo urbano. La Segunda Guerra Mundial y las operaciones de la Batalla de Francia en la primavera de 1940 aumentaron esta población al acoger a refugiados, al igual que el resto de la región de Lemosín, provenientes de las regiones del Norte y Este, próximas a los frentes de combate. Tras el armisticio de 1940, quedó adscrita a la zona bajo control del Gobierno de Vichy.

En 1944, Oradour cobijaba especialmente a un nutrido grupo de pensionistas y refugiados de las clases acomodadas, junto con niños de originarios del Mediodía-Pirineos y de la Provenza,[9] reforzada por la ausencia de actividad guerrillera por parte del maquis.

En la mañana del sábado 10 de junio de 1944, había en Oradour-sur-Glane una particular afluencia de vecinos propios y refugiados, convocados por la celebración de una visita médica para los niños y por una distribución de tabaco, así como de forasteros en descanso de fin de semana. A la hora del almuerzo, los restaurantes de los hoteles estaban a rebosar, principalmente por los pensionistas, mientras que los profesores de los dos grupos escolares de Oradour, que contaban con 191 inscritos, se preparaban para la vuelta a las clases de la tarde.[9]

El Waffen-SS y la división "Das Reich"

Imagen de los cuerpos de soldados prisioneros de guerra estadounidenses ejecutados por unidades del Waffen-SS en Malmedy 1945. El Waffen-SS, cuerpo de combate especialmente adoctrinado, era también el brazo ejecutor de las directivas represoras del III Reich, tanto en combate, con la violación de las convenciones de guerra, como en contra de la población civil, siendo ejecutores de la Solución Final o de actos de violencia sobre civiles indefensos, como en la tragedia de Oradour-sur-Glane. El Waffen-SS fue declarado organización criminal en 1946.

El Waffen-SS conformaba junto con la Allgemeine-SS, que incluía también la Gestapo, la organización del SS, organización paramilitar del partido nazi dirigida desde 1929 por Heinrich Himmler y uno de los pilares del Estado nacionalsocialista alemán. A partir de marzo de 1940, fueron integradas en las fuerzas armadas, operacionalmente encuadradas en la Wehrmacht o ejército regular. Provistas de los medios militares necesarios para su uso como cuerpo de élite, el Waffen-SS llegó a constituir 39 divisiones de combate, cuyos cuadros de mando y oficiales, a diferencia de los del ejército regular, eran miembros seleccionados del partido nazi específicamente adoctrinados en las teorías de superioridad racial y la obediencia al Führer en escuelas exclusivas. Aunque en gran parte las tropas del Waffen-SS estaban constituidas por voluntarios alemanes, el ataque a la Unión Soviética en 1941 y el posterior devenir de la guerra generalizaron la integración de voluntarios de nacionalidades extranjeras y finalmente, de conscriptos. El Waffen-SS participó en las principales batallas y acciones de guerra de todos los frentes, siendo también el brazo ejecutor de las políticas características de violencia y represión criminal establecidas por el III Reich y así, responsables de la custodia de los campos de concentración, de la aplicación de la llamada Solución Final, del asesinato masivo de oponentes políticos, partisanos, prisioneros de guerra y en general, de los actos de abusos en contra de la población civil de los territorios ocupados. En 1946, el Waffen-SS fue juzgado y declarado organización criminal durante los Juicios de Núremberg.

El origen de la 2.ª Waffen-SS Panzerdivision "Das Reich" remonta a las campañas de los Países Bajos y Francia en 1940, cuando fue constituida a partir de unidades originarias de las primeras secciones militarizadas del SS, llamadas SS-Standarten. Inicialmente acantonada en preparación de la invasión de Gran Bretaña, es enviada en primavera de 1941 a Rumanía, desde donde participó en la invasión de Yugoslavia y de Grecia, destacando en la toma de Belgrado, en abril de 1941. Poco después, fue trasladada a Polonia en vistas del inminente ataque a la Unión Soviética, quedando integrada en el Grupo de Ejército Centro que intervino en la batalla de Yalnya, cerca de Smolensko. En noviembre de 1941, la "Das Reich" se encuentra en las proximidades de Moscú, donde sufrirá numerosas bajas tanto en combate como por acción del riguroso invierno ruso, y será en gran parte retirada del frente y enviada nuevamente a Francia para su reorganización y rearmamento como SS Panzer-Grenadier Division. En noviembre de 1942, unidades de la "Das Reich" son enviadas en la zona libre de Francia e interviene en las fracasadas operaciones de para evitar el hundimiento de la flota francesa en Toulon. En 1943 regresa al frente oriental, interviniendo en la Batalla del saliente de Kursk tras la cual es nuevamente reconfigurada, esta vez como SS-Panzer-Division "Das Reich" y transferida al Oeste, a excepción de una parte que permanece en el frente con el nombre de Kampfgroup Lammerding. El Kampfgroup Lammerding pudo ser rescatado tras haber sido rodeado por fuerzas soviéticas en el invierno de 1943-44 y enviado a unirse con el resto de la "Das Reich", si bien, quedaría en el Este una nueva porción que con el nombre de Kampfgroup Weidinger, participaría en las maniobras de retirada entre Proskurow y Tarnopol.[10]

Emblema de la División Waffen-SS "Das Reich". El símbolo empleado es el Wolfsangel, una especie de arpón o gancho marino, usado tradicionalmente en la heráldica germánica pero que posteriormente, ha devenido un símbolo usado también por los grupos neonazis en Europa.

Durante el periodo de reorganización en el suroeste de Francia, en 1944 la "Das Reich", encuadrada en el Grupo de Ejército G al mando, desde mayo de 1944, del general Johannes Blaskowitz, fue acumulando retrasos en el calendario establecido debido, entre otros factores, a su implicación en otras tareas que las propiamente de reestructuración como eran las de represión de la Resistencia, actitud defendida por Lammerding, y por la que ya era conocido y criticado entre la jerarquía militar. Así, el 11 de mayo de 1944, efectivos de la "Das Reich" participaron simultáneamente en acciones de represalia en las ciudades de Montperzat-de-Quercy, Saint-Cère, Bagnac, Cardaillac, Lauze, Caylus, Cadrieu, Frontenac, Figeac y Terrou, donde se cometieron abusos y actos de violencia contra la población civil.[11]

Other Languages