Matías Romero Avendaño

Matías Romero Avendaño
OSR Mexico D281 matias romero.png

Seal of the Government of Mexico.svg
Secretario de Hacienda y Crédito Público de México
26 de marzo de 1892-31 de diciembre de 1892
PresidentePorfirio Díaz
PredecesorBenito Gómez Farías
SucesorJosé Yves Limantour

24 de mayo de 1877-4 de abril de 1879
PresidentePorfirio Díaz
PredecesorFrancisco Landero y Cos
SucesorJosé Hipólito Ramírez

8 de agosto de 1868-12 de junio de 1872
PresidenteBenito Juárez
PredecesorJosé María Iglesias
SucesorFrancisco Mejía Escalada

16 de enero de 1868-1 de junio de 1868
PresidenteBenito Juárez

Información personal
Nacimiento24 de febrero de 1837
Oaxaca de Juárez, Oaxaca
Fallecimiento30 de diciembre de 1898 (61 años)
Nueva York, Flag of the United States.svg Estados Unidos
NacionalidadMexicana Ver y modificar los datos en Wikidata
Lengua maternaEspañol Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Alma máter
Información profesional
OcupaciónAbogado, político, diplomático, escritor

Matías Francisco Orosio Romero Avendaño[1]​ (Oaxaca de Juárez, México, 1837Nueva York, EE. UU., 1898), fue un diplomático mexicano.

Estudió en el seminario de su ciudad natal y en el Instituto de Ciencias y Artes de Oaxaca, donde cursó la carrera de abogado habiéndose recibido en la Ciudad de México en 1857.

Al estallar la guerra de Tres Años, acompañó al presidente Benito Juárez como empleado del Ministerio de Relaciones Exteriores; fue secretario de Melchor Ocampo en Veracruz y asistió con él a las negociaciones del tratado con Robert McLane.

Diplomático en Washington

En 1855, a los 18 años, ingresó al Ministerio de Relaciones Exteriores como meritorio. Llegó a Washington por primera vez en 1859; inicialmente como colaborador después desempeñó el importante cargo de encargado de negocios. En 1862 se le nombró Secretario y Consultor Jurídico de la legación en Estados Unidos.

En julio de 1863 renunció y regresó a México, tomó las armas y alcanzó el grado de coronel, al mando del General Porfirio Díaz.

Comprendiéndose que mejor servía a la patria como diplomático en septiembre de 1863 presentó sus cartas credenciales a Abraham Lincoln como Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario de México. Desde ese puesto contribuyó al triunfo de la causa liberal escribiendo cartas, publicando artículos, ensayos y editoriales, distribuyendo informes, folletos, panfletos y estadísticas sobre México, para que la opinión pública norteamericana pudiera comprender la causa juarista y la importancia de que ese país la respaldara.

No tenemos nada y necesitamos todo. Si continuamos en esta situación, sin recursos para organizar, armar y sostener ejércitos,reconozco que estaremos a la merced de los invasores, quienes podrán quedarse en nuestro país cuanto tiempo lo deseen. Esperamos prolongar nuestra resistencia indefinidamente hasta que queden convencidos de la imposibilidad de consolidar la posición de Maximiliano. El tiempo (que decidan quedarse) puede ser extenso o breve; nuestra tarea es acortarlo y, para ello, no deben controlar una pulgada más de territorio de lo que ya dominan y no deben vencer a otro soldado (mexicano). No obstante, la única manera de evitar esas pérdidas es que usted suministre armas a nuestras fuerzas.

Al triunfo de la república regresó a México en octubre de 1867.

Other Languages