Mascota virtual

Los tamagotchis popularizaron las mascotas virtuales como método de entretenimiento durante los años 90.

Una mascota virtual, también conocida como mascota digital, es un tipo de compañero para humanos, de carácter artificial. Su uso principal es el de la compañía y entretenimiento, sustituyendo en algunos casos a las mascotas reales.

Las mascotas virtuales, a diferencia de las robóticas no tienen una forma física concreta aparte del hardware donde se ejecutan. La interacción con las mascotas virtuales puede tener o no objetivo. En el primer caso, el usuario puede tener que mantenerlo vivo tanto como le sea posible y a menudo ayudarlos a crecer. Mantener viva la mascota a menudo exige alimentarla, limpiarla y jugar con ella. Si la interacción no tiene objetivo, el usuario puede explorar el carácter de la mascota y disfrutar del sentimiento de construir una relación con ella. A menudo estos juegos usan efectos visuales o interacciones realistas para hacer que la mascota parezca viva y dé sensación de realismo a los usuarios.

Tipos de mascotas virtuales

Basadas en un gadget

Algunas mascotas virtuales, se venden en pequeños ordenadores empotrados autónomos. En el caso de los Tamagotchis, una pequeña pantalla muestra una imagen de la mascota, mientras los botones de la carcasa permiten al usuario efectuar diferentes acciones, como dar de comer, jugar o asear a la mascota. Las mascotas descontentas pueden emitir pitios y a veces «morir».

Los Digimonse vendieron originalmente en un gadget parecido al de los Tamagotchis, pero con la capacidad de conectarse a otros para que así las mascotas luchasen entre ellas.

El videojuego para Sega Dreamcast Sonic Adventure 2 tenía mascotas virtuales, llamadas Chao, que podían usarse en el juego o transferirse a una Visual Memory Unit.

Basadas en una página web

Los sitios web de mascotas virtuales como Neopets, Subeta, Webkinz, Dragonadopters o squiby suelen ser gratuitos y accesibles a todo el que se registre. Puede accederse a ellos a través de un navegador web y a menudo incluyen una comunidad virtual, como el planeta Neopia en Neopets. En estos mundos puede jugarse para ganar dinero virtual, que suele gastarse en objetos y comida para las mascotas.

Algunos sitios ceden mascotas para ponerlas en la página web personal de sus dueños y usarlas en juegos de rol en salas de chat. A menudo requieren que el dueño de la mascota tenga una página preparada expresamente para la mascota. A veces disponen de facilidades para criar a las mascotas y adoptarlas.

Otros sitios que ceden mascotas para ponerlas en páginas web se centran en colaborar y criar dichas mascotas para crear otras criaturas nuevas. A menudo se anima a los dueños a crear sus propias especies, adoptar las de otros miembros y crear varias especies juntos. A diferencia de otros sitios webs de mascotas virtuales, de esta forma el dueño de la especie es el único que puede criarla: por ejemplo, Nexus anima a todos sus miembros a compartir y mezclar sus especies entre ellos, y la descendencia resultante suele cederse a páginas donde seguir historias o consultar estadísticas.

Algunos juegos también permiten a los usuarios criar mascotas para que luchen contra otros jugadores.

Basadas en juegos o aplicaciones

Otras mascotas virtuales se basan en software que se ejecuta en ordenadores personales o consolas de videojuegos. Dado que la potencia computacional disponible suele ser mayor que en el caso de las mascotas virtuales basadas en gadgets o páginas web, este tipo suele ser capaz de lograr un mayor nivel de efectos visuales e interactividad. Juegos como Nintendogs incluyes recreaciones realistas de perros.

Algunas mascotas virtuales basadas en juegos o aplicaciones son: las criaturas de Black and White, Nintendogs, Petz, Catz, Dogz (en Gameboy Advance y DS), y las de Sims 2: Pets.

Other Languages
English: Digital pet
Esperanto: Cifereca maskoto
magyar: Nevelde
Simple English: Digital pet
Tiếng Việt: Thú nuôi ảo
中文: 电子宠物