Masacre de Gwangju

Masacre de Gwangju
Parte del movimiento Minjung
May 18th Memorial Monument.jpg
Torre en conmemoración de la masacre.
Fecha18 al 27 de mayo de 1980
LugarBandera de Corea del Sur Gwangju, Corea del Sur
CausasGolpe de estado del 17 de mayo, asesinato de Park Chung-hee, toma del poder por Chun Doo-hwan, estado autoritario, descontento político y social en Jeolla.
ObjetivosDemocratización y rebelión
MétodosManifestaciones y desobediencia civil.
Partes enfrentadas
Ciudadanos de GwangjuGobierno surcoreano
Ejército surcoreano
Figuras líderes
Liderazgo descentralizado, posteriormente comités de acuerdoChun Doo-hwan
Roh Tae-woo
Saldo
entre 1000 y 2000 civiles asesinados,[2]
10 militares (más 13 militares asesinados por fuego amigo en los ametrallamientos contra civiles),
4 policías (aunque entre 10 y 20 policías fueron asesinados por militares).
Véase la sección Bajas.

La masacre de Gwangju, también conocida como Movimiento Democrático de Gwangju[3]​ (Hangul: 광주 민주화 운동; Hanja: 光州民主化運動; RR: Gwangju Minjuhwa Undong) o Levantamiento de Gwangju hace referencia al alzamiento popular ocurrido en la ciudad de Gwangju, Corea del Sur, del 18 al 27 de mayo de 1980.La dictadura surcoreana afirmó que habrían muerto hasta 165 personas, mientras que las estimaciones no oficiales sugierían que habrían muerto entre 1000 y 2000 civiles.[4]​Durante este periodo, los ciudadanos se levantaron contra la dictadura de Chun Doo-hwan y tomaron el control de la ciudad. Durante el transcurso del alzamiento, ciudadanos tomaron armas (robadas de estaciones de policía y depósitos militares) para oponerse al gobierno, pero fueron finalmente aplastados por el ejército surcoreano. El suceso es a veces llamado 5·18 (18 de mayo), en referencia al día en que comenzó el levantamiento.

Durante el mandato de Chun Doo-hwan, el incidente fue tergiversado por los medios como si se tratara de una rebelión inspirada por simpatizantes comunistas.[5]​En 2002, se estableció un cementerio nacional y día de conmemoración (18 de mayo) así como diversos actos para "compensar y restaurar el honor" de las víctimas.[6]

La masacre de Gwangju se debate en Corea del Sur en cuanto a si se trataba de un movimiento de democratización o de un alzamiento.

Antecedentes

El dictador Park Chung-hee, tras 18 años de mandato, fue asesinado el 26 de octubre de 1979. Este abrupto final de un régimen autoritario dejó a la política coreana en un estado de inestabilidad. El nuevo presidente Choi Kyu-hah y sus ministros tenían poco control sobre el creciente poder del general del Ejército de la República de Corea Chun Doo-hwan, quien tomó control del gobierno a través del golpe de Estado del 12 de diciembre de ese mismo año.

Los movimientos de democratización de la nación, que habían sido reprimidos durante el mandato de Park, despertaron de nuevo. Con el inicio de un nuevo semestre en marzo de 1980, profesores y estudiantes que habían sido expulsados por actividades a favor de la democracia volvieron a sus universidades, y se formaron sindicatos de estudiantes. Estos sindicatos llevaron a cabo manifestaciones en todo el país para conseguir una serie de reformas, incluyendo el fin de la ley marcial (declarada después del asesinato de Park), la democratización, la creación de un salario mínimo y la libertad de prensa.[7]​ Estas actividades cultimaron en la manifestación anti ley marcial el 15 de mayo en la Estación de Seúl, en la que participaron 100.000 estudiantes y ciudadanos.

Como respuesta, Chun Doo-hwan realizó varias medidas represivas. El 17 de mayo, Chun Doo-hwan forzó a los ministros a ampliar la ley marcial, que previamente no se había aplicado a Jeju-do, a todo el país. La ampliación de la ley marcial cerró universidades, prohibió las actividades políticas y restringió aún más la prensa. Para hacer cumplir la ley marcial, las tropas fueron enviadas a diversas partes del país. El mismo día, el Comando de Seguridad de Defensa allanó una conferencia nacional de dirigentes estudiantiles de 55 universidades, que se habían reunido para hablar de sus próximos movimientos en la manifestación del 15 de mayo. 26 políticos, incluyendo Kim Dae-jung de Jeolla del Sur, fueron arrestados acusados de instigar las manifestaciones.

Las subsiguientes luchas se centraron en la zona de Jeolla del Sur, especialmente en la entonces capital provincial Gwangju, por una serie de razones políticas y geográficas complejas. Estos factores fueron profundos y contemporáneos:

la región de [Jeolla, o Honam] es el granero de Corea. Sin embargo, debido a sus abundantes recursos naturales, el área de Jeolla ha sido históricamente objetivo de explotación por parte de poderes nacionales y extranjeros.[8]

Esto ha alimentado una cultura de oposición como se constata, por ejemplo, en la Donghak Peasant Revolution, el Gwangju Students Movement, la Yeosu-Suncheon Rebellion o la resistencia de la región a las Invasiones japonesas de Corea (1592-1598). Más recientemente, bajo la Tercera República de Corea del Sur y Cuarta República de Corea del Sur,

la dictadura de Park Chung Hee mostró favores políticos y económicos para con su región nativa de Gyeongsang en el sureste, a costa de la región de Jeolla en el suroeste. Esta última se convirtió en el foco real de la oposición política a la dictadura, que a su vez dio lugar a una mayor discriminación por parte del centro. Finalmente, en mayo de 1980, la ciudad de Gwangju en la provincia de Jeolla del Sur estalló en un alzamiento popular contra el nuevo hombre fuerte del ejército, el general Chun Doo Hwan, que respondió con un baño de sangre que mató a cientos de ciudadanos de Gwangju.[9]
Other Languages