Masacre de Deir Yassin

Panfleto publicado tras la masacre de Deir Yassin.
Cuerpos de personas en Jesuralén, después de la masacre.

La masacre de Deir Yassin se refiere a la muerte de entre 107 y 120 civiles árabes palestinos,[5]​ en la aldea de Deir Yassin (también escrito como Deir Yasin o de Dir Yassin), cerca de Jerusalén en el Mandato Británico de Palestina. Ocurrió mientras las fuerzas judías del Yishuv luchaban para romper el asedio de Jerusalén durante el período de la guerra civil que precedió a la final del mandato.

El ataque

Deir Yassin era un poblado árabe localizado entre Tel Aviv y Jerusalén, que en 1948 contaba con 750 habitantes.

Debido a que el pueblo se encontraba cerca de varios asentamientos judíos, el muktar habría establecido un pacto de no-agresión con los judíos de los asentamientos vecinos. Apoyado en ese pacto, habría negado el permiso para que las fuerzas árabes usaran la ciudad como base.

Después de la masacre muchos se dezplazaron.

Las fuerzas árabes tenían bloqueado el acceso a la sitiada Jerusalén. Los 2500 judíos que vivían en la Ciudad Vieja fueron víctimas de un bloqueo por parte de las fuerzas árabes que duró cinco meses antes, hasta que se vieron obligados a rendirse el 29 de mayo de 1948. Hasta la capitulación, y durante todo el sitio a Jerusalén, los convoyes judíos trataron de llegar a la ciudad para aliviar la escasez de alimentos, que, en abril, ya se había convertido en crítica.[6]

El 6 de abril se puso en marcha la Operación Nachshon, una ofensiva para ganar control del camino a Jerusalén. El pueblo de Deir Yassin fue incluido en la lista de aldeas árabes para ser ocupados como parte de la operación. Los comandantes judíos, liderados por David Shaltiel, dieron comienzo a la operación destinada a abrir un corredor entre Jerusalén y Tel Aviv, la única vía de abastecimiento.

El 9 de abril 132 hombres, 72 del Irgún y 60 del Leji, atacaron el pueblo. El incidente, en el que entre 107 y 120 aldeanos, la mayoría ancianos, mujeres y niños, fueron asesinados,[6]

Las autoridades israelíes negaron el hecho por unos días e impidieron el acceso a la zona a la Cruz Roja. Posteriormente Jack Rinier, representante oficial de la Cruz Roja en aquel entonces en Jerusalém visitó el pueblo, que aun estaba rodeado por el ejército. En su informe mencionó la forma como encontró los cadáveres insepultos y las condiciones posteriores del ataque.

Hoy día la iniciativa Der Yassin Remembered busca que el hecho, que aún hoy es objeto de controversia, sea recordado y conmemorado.[7]

Other Languages