Martínez del Río

En la historia postindependencia de México y desde el siglo XIX, la familia Martínez del Río comparte con otras pocas la cúspide de las familias más prominentes de ese país. La familia ha sido elemento importante en la formación de la economía, política y sociedad mexicanas hasta nuestros días. Tras su independencia, México sufrió distintas transformaciones, incluyendo la pérdida de la mitad de su territorio a Estados Unidos. En esa época, un reducido número de familias dominó la vida nacional y las inversiones de los Martínez del Río en bienes raíces e instrumentos monetarios fueron parte decisiva de aquella transformación. La aportación postindependencia de la familia incluso rebasó fronteras al ayudar por medio de un préstamo monetario a Ecuador a obtener su independencia de la Gran Colombia.

Al perder México los territorios del norte a Estados Unidos, la familia Martínez del Río fue uno de los principales afectados por la expropiación de tierras debido a la gran extensión de sus posesiones en Texas. La familia aún aguarda la mayor parte de la compensación ganada en una corte de Waco, Texas, a principios del siglo XX y garantizada por el Tratado de Guadalupe Hidalgo.

La familia Martínez del Río ha influido tanto la historia reciente de ese país que la Universidad de Texas en Austin ha escrito un libro sobre la familia para la cátedra de Historia de México.

Entre varios datos interesantes, se incluye el hecho de que la familia era poseedora de lo que ahora es Los Pinos —la residencia oficial de los presidentes de México—. En cuanto a heráldica se refiere, la familia ha logrado trazar sus orígenes ininterrumpidamente hasta el siglo XI, incluyendo lineaje directo con Ruy Díaz de Vivar

  • bibliografía

Bibliografía

  • Kinship, Business and Politics, The Martínez del Río Family 1823-1867 por David W. Walker. University of Texas Press ISBN 0-292-74308-4
Other Languages