Martín de Garay

Martín de Garay
Información personal
Nacimiento1771,
El Puerto de Santa María, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento1822,
La Almunia de Doña Godina, España Ver y modificar los datos en Wikidata
NacionalidadEspañola Ver y modificar los datos en Wikidata
ReligiónCatólico
Información profesional
OcupaciónPolítico y economista Ver y modificar los datos en Wikidata
[editar datos en Wikidata]
Martín de Garay
Ministro de Hacienda de Fernando VII
Nacimiento: 1771 El Puerto de Santa María Muerte: 1822 La Almunia de Doña Godina
[editar datos en Wikidata]

Martín de Garay y Perales Martínez de Villela y Franco (1771-1822), infanzón, caballero gran cruz de la Orden de Carlos III, destacado economista, secretario de la Junta Suprema (1808), ministro de Hacienda y consejero de Estado.

Biografía

Nació en El Puerto de Santa María en 1771, era hijo del capitán Martín de Garay y Martínez de Villela, de Acha y Hernando de Avendaño y de Sebastiana Perales y Franco, Mercado y Fernández de Moros, hija del barón de la Torre.

Fue intendente de Murcia y Extremadura y secretario general y de Estado interino en la Junta Central donde destacó su labor en las relaciones internacionales, especialmente con Inglaterra y en la comisión de Cortes que permitió su convocatoria en 1810. Desde 1810 hasta 1813 permaneció en Cádiz donde se integró en el Consejo de Estado. Emitió en él informes sobre el tratado de mediación de Gran Bretaña en la insurrección americana, el desestanco del tabaco etc. Tras el regreso de Fernando VII fue protector del canal Imperial de Aragón al cual dio un gran impulso después de años de abandono. Hacendista, liberal y amigo de Jovellanos, sus ideas no fueron obstáculo para que Fernando VII le nombrase ministro de Hacienda (1816) para evitar la bancarrota de la monarquía.

Redactó dos memorias: una sobre la solución de los problemas de la Hacienda y otra sobre el sistema de crédito público. Estableció el primer presupuesto del Estado español. Pretendió la reducción del gasto público y el incremento de los ingresos mediante un impuesto directo que gravaría a la nobleza y a los altos funcionarios.

Los privilegiados impidieron que la reforma de Garay prosperase y el rey le exoneró en 1818, tras lo cual marchó a La Almunia y después a Zaragoza donde continuó al frente de los canales de Aragón. En 1820, al inicio del Trienio Liberal volvió a Madrid al seno del Consejo de Estado, pero regresó al pueblo de sus antepasados, La Almunia de Doña Godina, a causa del agravamiento de su enfermedad de tuberculosis y allí murió en 1822. Está enterrado en la iglesia de la villa.

Other Languages