Martín Sessé y Lacasta

Martín Sessé y Lacasta
Falta imagen hombre.svg
Información personal
Nacimiento 1751
Baraguás
Fallecimiento 4 de octubre de 1808
Nueva España (México)
Nacionalidad español
Información profesional
Ocupación botánico
[ editar datos en Wikidata]

Martín (de) Sessé y Lacasta ( Baraguás, 1751Madrid, 4 de octubre de 1808) fue un botánico español. Viajó a Nueva España (México) para estudiar y clasificar la flora del territorio.

Biografía

Estudió en Zaragoza medicina, tras lo que se trasladó a Madrid en 1775. En 1779 se convirtió en médico militar, lo que le llevó a visitar Cuba y finalmente México.

En 1785, gracias a su amigo Casimiro Gómez Ortega, director del Real Jardín Botánico de Madrid, se convirtió en comisionado de este organismo en México a la vez que se creaba una cátedra de botánica en la Universidad de México (actual Universidad Nacional Autónoma de México) con su jardín botánico. Sessé dejó de practicar la medicina para dedicarse plenamente a la botánica. En 1787, el rey Carlos III autorizó un gran expedición botánica propuesta por Sessé, la Real Expedición Botánica a Nueva España (1787-1803). La flora y fauna de México eran poco conocidas para la ciencia occidental y las especies conocidas no habían sido clasificadas científicamente. El objetivo principal de la Expedición era continuar la obra de Francisco Hernández de Toledo, médico de Felipe II que en 1570 estudió la flora americana, parte de cuyos manuscritos habían sido recuperados en 1787.

La preparación de la expedición fue larga. Sessé recorrió Santo Domingo, Puerto Rico y Cuba, dónde se estaban realizando expediciones similares, para colaborar y aprender. En Cuba colaboró en la búsqueda de un remedio para una enfermedad parasitaria que se estaba extendiendo con rapidez. En la expedición participaron un grupo de botánicos de España entre los que se incluyen Vicente Cervantes, Juan Diego del Castillo (a cuya memoria se denominó al hule Castilloa elastica), José Longinos Martínez, José Maldonado y el dibujante Juan Cerda. La excepción fue José Mariano Mociño, alumno mexicano del Jardín Botánico de México creado por Vicente Cervantes, como también eran mexicanos los artistas dedicados a pintar las plantas. En varias campañas recorrieron desde la costa de Canadá y hasta la Gran Antilla y por tierra desde León (Nicaragua) hasta San Francisco (California). Aunque la expedición terminó en 1803 hasta los años 80 del siglo XIX no se publicaron las obras.

Tras la conclusión de la expedición y del retorno a España, Sessé y Mociño se dedicaron a la revisión de los materiales de la Expedición con objeto de publicar una obra sobre la Flora de Nueva España. Debido a los avatares de la Guerra de la Independencia Española, esta obra quedaría inédita hasta 1885. Martín Sessé murió en 1808 y José Mariano Mociño se exilió a Francia con parte de los materiales de la Expedición. En 1820 volvió a España enfermo y moriría en Barcelona. Los materiales de la Expedición que llevó consigo en su exilio quedaron en paradero desconocido.

En 1981 aparecieron en Barcelona unos 2.000 dibujos originales de la Expedición, que habían desaparecido a la muerte de Mociño. Los dibujos, en poder de la familia Torner, fueron malvendidos a 2.000 pesetas cada uno, a una institución norteamericana, el Hunt Institute for Botanical Documentation, y salieron de España sin que se tuviera en cuenta el valor científico e histórico que representaban por parte de las autoridades españolas, ni hubiera notificación de su valor por parte de la institución americana.

Other Languages