Marroquíes Bajos

Marroquíes Bajos
Bien de Interés Cultural
Patrimonio histórico de España
Jaén - Muralla calcolítica.jpg
Declaración Orden de 22 de octubre de 2003
Figura de protección Zona Arqueológica
Coordenadas 37°46′55″N 3°47′13″O / 37.78194444, 37°46′55″N 3°47′13″O / -3.78694444
Ubicación Jaén
Construcción Neolítico- Siglo XX
Estilos predominantes Neolítico, Edad del Cobre, etapa ibérica, etapa romana, etapa islámica
[ editar datos en Wikidata]

Marroquíes Bajos es la denominación que recibe un sitio arqueológico ubicado en la ciudad de Jaén, concretamente en la antigua periferia septentrional de la ciudad, donde se situaba un espacio de huerta más allá de la estación de ferrocarril, una zona que tras el crecimiento urbanístico de los últimos años alberga en la actualidad el Bulevar y el parque Andrés de Vandelvira. Se trata de un asentamiento declarado como Zona Arqueológica por la Junta de Andalucía, y donde se aprecian cuatro fases definidas de ocupación: calcolítica, ibérica, romana y medieval islámica.

El crecimiento urbanístico de la ciudad ha sido un gran obstáculo en cuanto a la conservación del asentamiento, si bien las distintas campañas de excavación arqueológica que se han sucedido de forma intensiva desde 1995 han permitido recuperar toda la información concerniente a estructuras y restos materiales, permitiendo así avanzar en el conocimiento global del asentamiento antes de su definitivo desmantelamiento. Se ha salvaguardado asimismo una parcela de 6.000 metros cuadrados, situada en el área donde, según los indicios, se hallaría el centro del asentamiento en su fase calcolítica, y que aún permanece por excavar en su mayor parte, si bien las excavaciones que se han realizado en los años 2002 y 2003 han permitido confirmar esta idea. Esta parcela está destinada a albergar el futuro Centro de Interpretación de Marroquíes Bajos.

El acuerdo que permitió la conservación de los restos arqueológicos en esta superficie fue firmado entre entidades privadas e instituciones públicas protectoras del patrimonio, y consistió en el reparto del número de inmuebles a construir en esta parcela, en otros edificios de futura construcción, lo que explica que el panorama urbano de la zona norte de Jaén sea desigual en cuanto a su altura.

Fases

Neolítico

Las primeras evidencias de ocupación constatadas en la Zona Arqueológica reflejan la existencia de un pequeño campamento estacional neolítico, fechado en la segunda mitad del IV milenio a. C., compuesto por estructuras semisubterráneas de entre 1 y 1,5 m de diámetro, dedicadas a diversos usos (funerarios, productivos, etc.).

Calcolítico

Durante el Calcolítico (principios del III milenio hasta mediados del II milenio a. C.) el asentamiento consistía en una macro-aldea (sin llegar a poseer entidad urbana) o un conjunto de aldeas, con funciones claramente definidas y aún compartidas (habitacional, defensiva, funeraria, de almacenaje, etc.), donde el reaprovechamiento de estructuras y las remodelaciones serían constantes, lo cual explica la compleja estratigrafía observada.

El espacio habitado se organizaba en una serie de anillos concéntricos delimitados por un sistema defensivo de fosos de agua excavados en la base geológica (con sección en U o V), flanqueados en su lado interior con empalizadas de madera y muros de adobe o piedra, presentando a veces bastiones y accesos. El sistema de fosos permitía recoger el agua procedente de los manantiales del Cerro de Santa Catalina (donde se erige hoy día el Castillo de Santa Catalina), facilitando así su distribución hacia las zonas de huerta que quedaban entre los respectivos fosos. Se han llegado a contabilizar hasta cuatro anillos seguros y otros dos probables, con una extensión de 30 ha seguras y 120 ha probables en el caso extremo. De esta forma, el diámetro oscilaría entre los 650 m seguros hasta los 1.900 m probables. Aún en la actualidad es posible advertir sobre el plano de Jaén la herencia de la topografía del asentamiento, pues dos vías urbanas (Doctor Eduardo García-Triviño López y Federico Mayor Zaragoza) discurren describiendo una curva, ya que fueron planificadas sobre el antiguo trazado férreo, que aprovechó los terraplenes que la erosión acumuló sobre los restos de las murallas calcolíticas de uno de estos anillos.

Las estructuras destinadas al hábitat se ubicarían en los anillos definidos entre los fosos y empalizadas. Estas estructuras estarían igualmente excavadas en la roca, teniendo planta circular y sección acampanada, y con tamaños y profundidades variables. También se advierten otras estructuras cónicas o cilindro-cónicas, realizadas con entramado vegetal de ramas y barro, cuyo perímetro estaría definido por una zanja excavada en la roca, y sustentadas por postes clavados en hoyos excavados igualmente, dando una imagen similar a un tipi indio. Finalmente, un tercer tipo de estructura de hábitat serían las cabañas de planta oval o circular con zócalo de piedra.

Otras estructuras a destacar son las destinadas a almacenaje, que conforman un paisaje de numerosos silos excavados en la roca, de planta circular y sección acampanada o en U. Respecto a las estructuras funerarias, destacan las fosas con enterramientos múltiples, con características similares a las destinadas al hábitat, así como pithoi.

Debido a estas características, se ha señalado a este asentamiento como un modelo singular de hábitat de la Prehistoria de Europa Occidental.

Fase ibérica

Other Languages