Marrano (judeoconverso)

Marranos. Ceremonia secreta en España en la época de la Inquisición. Pintura de historia del artista ruso-judío Moshe Maimon,[1] 1893.

Marrano es un término que hace referencia a los judeoconversos de los reinos cristianos de la Península Ibérica que " judaizaban", es decir, que seguían observando clandestinamente sus costumbres y su anterior religión.[3]

Especialmente entre los siglos XV y XVII, el vocablo marrano se utilizó de forma extensiva y peyorativa para designar a todos los judeoconversos y a sus descendientes, llevando implícita la insinuación de cristianismo fingido.

En la época contemporánea, el término marrano ha sido incorporado por la historiografía internacional y al acervo de otros idiomas distintos del castellano, el catalán y el portugués; como el inglés, el francés o el alemán.

El investigador Israël Salvator Révah definió al marrano como un católico sin fe y un judío sin saber, aunque un judío por voluntad.[4]

Como los que viven en España no guardan la Ley ni son circuncidados, y aunque hagan algunas ceremonias de dicha Ley y hayan ido a circuncidarse a algunas partes de Italia y Flandes ... faltan en estas cosas de ordinario que son las esenciales, a los tales los tienen allá los verdaderos judíos por herejes que en hebreo los llaman minim.

Jacob Cansino[5]

Etimología y apelativos relacionados

Según el hispanista francés Joseph Pérez, la palabra «marrano» tiene una etimología muy discutida. En el Tesoro de Covarrubias de 1611 se dice que «los moros llaman al puerco de un año marrano y pudo ser que al nuevamente convertido, por esta razón y por no comer la carne de cerdo, le llamasen marrano». Pérez reconoce que esta etimología es aceptada por varios autores, pero él considera "mucho más probable que marrano venga del verbo marrar como lo señala el mismo Covarrubias: «marrar es fallar; vocablo antiguo castellano, del qual por ventura... vino el nombre de marrano del judío que no se convirtió llana y simplemente»".[6]

Para otros autores la palabra «marrano» procede del árabe muḥarram,[8] Centinela contra judíos: puesta en la torre de la iglesia de Dios con el trabajo, escribía una descripción del término:

Otro nombre que les davan antiguamente por afrenta, de mas de perros ó canes, que era llamarlos marranos, como lo dize Didarus á Velazquez. Pues qué razon avria para darles este nombre, llamando a los Judíos marranos? Muchas razones dan estos graves Autores [...]

Otros dizen, que los Españoles les salió este nombre, llamandoles marranos, que en Español quiere decir puercos; y así por infamia les llamaban puercos marranos a los Christianos nuevos, y dávanles, y se les puede dar este nombre con gran propiedad, porque entre los marranos, cuando gruñe, y se quexa uno de ellos, todos los demás puercos o marranos acuden a su gruñido; y como son assi los Judíos, que al lamento del vno acuden todos, por esso les dieron titulo, y nombre de marranos

Aunque en un principio el término se empleaba tanto para los conversos procedentes del judaísmo como del islam, con el tiempo a estos últimos se les denominó moriscos, y la voz «marrano» quedó para designar únicamente a los judeoconversos.

El término «marrano» está estrechamente relacionado con otros apelativos:

Cristianos nuevos

Los convertidos del judaísmo al cristianismo y sus descendientes (aunque hubieran pasado varias generaciones o esa condición sólo fuera la de un antepasado entre muchos " cristianos viejos") eran llamados " conversos" o "cristianos nuevos"; en portugués cristãos novos. Este término era igualmente aplicado a los conversos procedentes del islam (más específicamente llamados moriscos) y tenía carácter discriminatorio, aunque actualmente parezca menos insultante que la voz «marrano».

Judaizantes

Los judeoconversos que "judaizaban", es decir, que practicaban secretamente la Ley judía o, al menos, una reconstrucción de los ritos y creencias del judaísmo (lo que, en los estudios socioreligiosos actuales se denomina cripto-judaísmo -literalmente "judaísmo secreto"-), eran denominados "judaizantes", y son los que más propiamente se identifican con los conceptos de "marrano" y "marranismo". Sobre qué significaba "judaizar" y las prácticas de los judaizantes existe abundante documentación en los procesos de la Inquisición española, aunque a veces es difícil deslindar qué testimonios corresponden a hechos reales y cuáles son acusaciones calumniosas producto de la imaginación y el antisemitismo.

Sefardíes

Los descendientes de los miembros de la comunidad hispanojudía que mantuvieron su fe y tuvieron que exiliarse en 1492 como consecuencia del edicto de expulsión de los Reyes Católicos, se dispersaron por el norte de Europa y el Mediterráneo; y reciben la denominación de "sefardíes" (literalmente "españoles" - Sefarad es "España"-). Eran, por tanto, judíos, y no cristianos. Con posterioridad, algunos marranos que salieron de España o Portugal se reintegraron a la práctica abierta del judaísmo en el seno de estas comunidades, a veces con el recelo de los que se habían mantenido fieles a su religión.

Chuetas

En Mallorca, la comunidad judeoconversa local tuvo una peculiarísima trayectoria histórica, y se les identificó con la denominación "chuetas" (xuetes en mallorquín).

Anusim

Los judíos sefardíes prefieren utilizar la palabra hebrea anusim, (אֲנוּסִים, "forzados"), o bien benei anusim (בְּנֵי אֲנוּסִים, "hijos de anusim"), término legal rabínico que se aplica a los conversos obligados a dejar el judaísmo contra su voluntad. El término tienen un carácter general y no identifica el origen geográfico.

Other Languages
Alemannisch: Marranos
العربية: مارانوس
azərbaycanca: Marranlar
беларуская: Мараны
беларуская (тарашкевіца)‎: Мараны
български: Марани
čeština: Marrano
Deutsch: Marranen
English: Marrano
فارسی: مارانو
français: Marranisme
magyar: Marranók
Հայերեն: Մարրաներ
italiano: Marrano
日本語: マラーノ
한국어: 마라노
Latina: Marani
Ladino: Bnei Anusim
lietuvių: Maranai
polski: Marrani
português: Marrano
русский: Марраны
slovenčina: Maran (Žid)
Türkçe: Marrano
українська: Марани