Marquesado de Valdecarzana

Marquesado de Valdecarzana
Corona de marqués.svg
Corona marquesal
Primer titularSancho Fernández de Miranda Ponce de León
ConcesiónFelipe IV
1.º de junio de 1639
Linajes
Actual titularFernando de Balmaseda y de Queralt
Palacio de los Marqueses de Valdecarzana, hoy Palacio de los Heredia en Oviedo. España.
Fachada lateral del Palacio de los Heredia en Oviedo, antiguamente el de los Marqueses de Valdecarzana, con el escudo de los Miranda

El marquesado de Valdecarzana es un título nobiliario español creado por el Rey Felipe IV por Real Decreto del 1.º de junio de 1639,[1]​ con el vizcondado previo de Villanueva del Infantazgo, en favor de Sancho Fernández de Miranda Ponce de León Pardo y Osorio, señor de Valdecarzana en Asturias, caballero de Santiago, que había servido a S.M. en el Sitio de Fuenterrabía (1638) al mando de una de las compañías que envió el Principado.

El Real Despacho fue expedido el 23 de febrero de 1672 por la Reina Mariana de Austria, en nombre de su hijo el Rey Carlos II, a favor de Lope de Miranda Ponce de León y Pardo de Lanzós, que fue el II marqués, hijo del primero.[2]

Antecedentes

Su procedencia se fija en el Principado de Asturias, concretamente en el concejo de Teverga; a través de la Casa de Miranda, que había logrado evolucionar gracias al triunfo de una serie de estrategias sociales y económicas a lo largo de varios siglos. Así, entre finales del siglo XV y principios del XVI, promovieron alianzas matrimoniales con importantes familias asturianas, comenzando por el propio concejo de Teverga y otros cercanos, y alcanzando finalmente Grado, Salas, Pravia e incluso Avilés.[3]

A partir del siglo XVII, la tendencia fue a establecer matrimonios preferentes con la nobleza astur-gallega, procurando enlazar con familias de prestigio que estuviesen al servicio de la corona, especialmente en lo militar; lo que les permitió acercarse a la corte madrileña y codearse con la nobleza castellana. De esta forma, don Diego de Miranda Ponce de León, señor de la Casa de Miranda y caballero de Santiago casó con doña Juana de Pardo y Osorio, perteneciente a la casa de Lanzós. Su primogénito, don Sancho de Miranda Ponce de León se convierte en el I Marqués de Valdecarzana.[3]

A mediados del siglo XVIII, según el catastro de Ensenada, el marqués de Valdecarzana era el mayor poseedor de vasallos y de cotos señoriales de Asturias.[4]

Other Languages