Marquesado de Argüelles

El Marquesado de Argüelles es un título concedido a favor de Ramón Argüelles Alonso, conocido banquero e industrial asturiano, coronel de voluntarios de La Habana, fundador del Batallón Urbano, promotor de importantes donaciones a la Corona Española durante la Guerra de Cuba que llegaron a superar los 10 millones de la época, el 28 de julio de 1897. Título que posee el tratamiento de Grande de España desde el 18 de julio de 1925.

Vida social

Entre las diversas propiedades que encargó construir Ramón Argüelles destaca el Palacio de Garaña, el cual se construyó entre los años 1881 y 1882. Actualmente se utiliza como Hotel, pero conserva buena parte de sus características originales. Se trata de una gran residencia, rematada por una peculiar galería articulada con madera, hierro y cristal. A la izquierda del cuerpo central se levanta una formación triforme, y a su derecha una capilla dedicada a San Ramón, que fue inaugurada en 1887. Ambas construcciones menores quedaron unidas al cuerpo central mediante sendos corredores volados. En los terrenos del palacio se encuentra también un camping de 1ª categoría, limitado por los muros de piedra originales.

En Madrid compró La Huerta de Canovas en la Calle Serrano en 1898 a la viuda de Canovas del Castillo. Durante la Guerra Civil la casa estuvo bajo pabellón cubano dependiendo de la embajada de Cuba pues la marquesa era cubana de nacimiento y por eso no fue saqueada ni destruida. Fue derribado en 1950 y se construyó en su lugar la "Embajada Americana".

El papel urbanizador de la II Marquesa de Argüelles en Ribadesella fue notorio. Se dice que fue en una de sus propiedades en Ribadesella, villa Cochola, durmió Manolete en su última estancia en Asturias antes de su muerte.

El papel de esta Marquesa en la vida social en el Madrid de los años 20 y 30 fue relevante, acogiendo sus casas muchas de las fiestas más sonadas de la época a la que asistieron políticos como Antonio Maura, aristócratas, militares como el marqués de Estella y artistas como Mariano Benlliure, con el que le unió una particular amistad. Los Reyes de España y el Infante don Jaime residieron en sus casas en Llanes y Ribadesella durante los veranos regios organizándose fiestas en honor a Sus Majestadades así como a la de sus hijos. Fallecería doña María Josefa Argüelles volviendo de la boda de doña Cayetana Fitz-James Stuart, XVIII Duquesa de Alba, en Sevilla, en accidente de coche del que sobrevivió su nieta, condesa del Sacro Imperio y Marquesa consorte de Tablantes.

Desde el punto de vista histórico, el entroncamiento de los Argüelles con los Bernaldo de Quirós y Mier, hace que pertenezca a esta rama el Palacio de la Espriella en Villahormes que viene siendo propiedad de la misma familia desde hace más de 500 años. Inicialmente este Palacio pertenecía al linaje Espriella si bien en el siglo XVIII, doña Francisca de la Espriella y Rivero, propietaria de los bienes anejos al Mayorazgo, entre los que se incluía el Palacio, casó con don Cosme de Mier y Salceda, Señor de la Casa de Salceda, de la de Sánchez de Buelna, y de la de Celis, extinguiéndose la línea masculina del linaje. En este Palacio nacería Federico Bernaldo de Quirós y Mier y contraería matrimonio con María Josefa Argüelles, II Marquesa de Argüelles.

A las afueras de Madrid, los marqueses tenían una finca llamada Dehesa Vieja, en el término de Galapagar.

Foto de Dehesa Vieja, propiedad en Galapagar de los Marqueses de Argüelles
Foto de La Huerta en la Calle Serrano de Madrid, propiedad de los Marqueses de Argüelles
Other Languages