Mario Alberto Kempes

Mario Kempes
Mario Kempes 2006.jpg
Datos personales
Nombre completo Mario Alberto Kempes
Apodo(s) El Matador, Guaso, Panzón, El famoso cordobés[1] , La pierna izquierda de Dios
Nacimiento Bell Ville, Provincia de Córdoba
15 de julio de 1954 (62 años)
País Argentina
Nacionalidad(es) Bandera de Argentina
Altura 1,84 m
Carrera
Deporte Fútbol
Debut deportivo 1973
(Bandera de Argentina Instituto)
Posición Delantero
Goles en clubes 337 (606 PJ)
Retirada deportiva 1996
(Bandera de Indonesia Pelita Jaya)
Carrera internacional
Selección Bandera de Argentina  Argentina
Debut 23 de septiembre de 1973
Dorsal(es) 10
Part. (goles) 43 (20)
[ editar datos en Wikidata]

Mario Alberto Kempes ( Bell Ville, provincia de Córdoba, Argentina, 15 de julio de 1954) es un periodista, entrenador y ex futbolista argentino. Apodado "El Matador", jugaba de mediocampista ofensivo o delantero por la izquierda. Fue el conductor de la Selección Argentina que ganó la Copa de Mundo de 1978, siendo el máximo goleador y mejor jugador del torneo.[3]

Trayectoria

El Matador en Central

Inicio de su carrera

Comenzó a jugar al fútbol en las inferiores de Talleres de Bell Ville. Mientras asistía a la escuela, Mario trabajaba en una carpintería. El dueño de la misma tenía contactos dentro del club Instituto Atlético Central Córdoba, por lo que le consiguió una prueba allí. Con 17 años Mario se fue hacia la terminal de ómnibus, sacó un boleto y luego de tres horas de viaje llegó a Alta Córdoba.[4] Allí se reunió junto con otros futbolistas que también esperaban ser evaluados. El técnico albirrojo era Armando Rodríguez, quien reunió al grupo y pidió a cada uno que se identificara con nombre y procedencia.

- "Carlos Aguilera, de Bell Ville", mintió "el Matador" cuando llegó su turno.

- ¿Usted no conoce a un tal Kempes que vive allí y dicen que es muy bueno? Piden una locura y creen que es un fenómeno.

- No señor, no lo conozco.

Mario había preferido mentir para ganarse una oportunidad, conocedor de la advertencia sobre que el técnico Juan Carlos Miret desconfiaba de la recomendación que le habían hecho. Hizo dos goles en los primeros 15 minutos y fue contratado.[5] El 10 de marzo de 1972 firmó el pase a Instituto de Córdoba, pagando el club 3 millones de la vieja moneda. "Mario jugará en Instituto, pero se quedará a vivir en Bell Ville. Tiene que estudiar y viajará el día de los partidos", fue la condición impuesta por Mario padre. En diciembre de 1972, Kempes se recibió de perito mercantil en el Colegio San José de Bell Ville con el que ganó la Copa UBES y al año siguiente preparó su ingreso a la carrera de Ciencias Económicas en la Universidad Nacional de Córdoba aunque dejó los estudios universitarios al poco tiempo.

Con su llegada a Instituto, el equipo volvió a ser campeón de la Liga Cordobesa después de seis años y logró el objetivo de clasificar al Nacional 1973. Allí, Kempes integró una de las mejores delanteras de la historia del fútbol cordobés junto a José Luis Saldaño, Osvaldo Ardiles, Alberto Beltrán y José Luis Ceballos. Mario fue goleador de la Gloria (por su juventud la hinchada lo apodaba el Superpibe) en todos los certámenes que disputó y le hizo goles a todos los rivales que enfrentó, sin excepción de camisetas: hizo un total de 78 goles en 81 partidos (en la Liga Cordobesa).

Su debut en Primera División fue contra Newell's Old Boys de Rosario (0-1), el 5 de octubre de 1973. Cuatro días más tarde consiguió su primer gol en primera, se lo anotó a River Plate a pocos minutos de iniciado el encuentro. Ese partido se jugó un viernes por la noche para la televisión y permitió a Mario cobrar trascendencia nacional. Finalizó el torneo en el tercer puesto de la tabla de goleadores. Aún en 1973, fue llamado para defender los colores de la Selección Argentina en el torneo juvenil de Cannes, e hizo 4 goles en 3 partidos. Ese año debutó con la Selección mayor en un partido frente a Bolivia por las Eliminatorias.

Rosario Central

Dos grandes ídolos canallas: Mario Kempes y Aldo Poy.

En el año 1974 Rosario Central lo compró por 130 millones de pesos. El ex-futbolista canalla Luis Indaco ofició de veedor, y recomendó la contratación inmediata del jugador. Llegó al club con su compañero de Instituto Saldaño, y se incorporó rápidamente al grupo llamado la Perrada, compuesto por los hermanos Killer, Pío Cabral, Miguel Ángel Cornero, entre otros, que se destacaban por ser bromistas y muy unidos. La amistad iniciada con Aldo Pedro Poy en la Selección Argentina fue también importante para su llegada al club. ya que fue vivamente recomendado por el ídolo canalla.

El entrenador Carlos Griguol lo hizo jugar sobre la izquierda del ataque; con el tiempo se vio un Kempes no solo goleador, sino también generador de fútbol, especialmente de local; como visitante, Central apostaba a un juego de contraataque, en el que Kempes era la referencia en ofensiva.

Debutó el 22 de febrero por la cuarta fecha del Torneo Metropolitano en el empate 1 a 1 contra Gimnasia de La Plata. Su primer gol en Central se lo marcó a Atlanta de visitante el 3 de marzo por la cuarta fecha del torneo, los rosarinos ganaron 2 a 1 ese encuentro. Marcó un total de 4 goles en 9 partidos por el torneo local (su equipo fue subcampeón) y marcó 3 goles por la Copa Libertadores donde Central fue eliminado en primera ronda. Mario no disputó todos los partidos ya que fue convocado para jugar en el Mundial de fútbol de ese año.

Durante el Torneo Nacional de 1974, Kempes marcó un total de 25 goles en 25 partidos y se convirtió en el goleador del campeonato. Una vez más su equipo terminó segundo en el torneo y clasificó para jugar el Torneo Argentino ante los dos campeones de ese año. Central ganó la liguilla y clasificó para jugar la Copa Libertadores 1975. Kempes jugó los 2 partidos y marcó un gol; el segundo ante Newell´s Old Boys en el 2 a 0 final a favor de los auriazules. Conformó una gran delantera junto a Ramón Bóveda y Roberto Cabral.

Gol de Kempes ante Newell's por la Copa Libertadores 1975.

En el Torneo Metropolitano de 1975 sería goleador de su equipo con 25 tantos en 28 encuentros. Durante el campeonato marcó 4 veces 4 goles en un mismo partido: ante Banfield en la victoria por 5 a 0, ante Ferro en la victoria por 5 a 1, ante Temperley en la victoria por 5 a 1 y ante Estudiantes en la victoria por 4 a 2. Central finalizó séptimo en el campeonato local y alcanzó las semifinales en la Copa Libertadores donde Kempes hizo 5 goles; uno de ellos fue ante Newell's (1-0), el 11 de abril, en un encuentro desempate que clasificó a Rosario Central a la ronda semifinal de la copa. En la segunda mitad del año disputó el Torneo Nacional finalizando quinto con 13 goles del matador. En el encuentro de la primera fecha del torneo ante Newell's, Kempes marcó los tres goles de la victoria centralista: uno con la pierna izquierda, otro con la derecha y el restante de cabeza.

Kempes festeja unos de sus goles ante Newell's el 21 de septiembre de 1975.

Al año siguiente volvió a ser goleador del torneo: convirtió 21 goles en 22 partidos por el Torneo Metropolitano de 1976 (los rosarinos terminarían octavos en el campeonato). Su último partido oficial con Rosario Central fue el 1 de agosto ante Newell's en el Gigante de Arroyito. Disputó un total de 123 partidos y convirtió 97 goles en su paso por el canalla, lo que lo convierte en el mayor goleador de la historia del club.

Los equipos que más sufrieron sus goles fueron: 8 tantos, Estudiantes de La Plata; 7, Newell's y Banfield; 6, All Boys, Ferro Carril Oeste e Independiente; 5, Boca Juniors, Puerto Comercial de Ingeniero Withe y Temperley. Marcó cuatro goles en un partido en cinco ocasiones, y de a tres tantos en siete oportunidades.[6]

Su traspaso al fútbol español marcó también un detalle a ser destacado: vigente el gobierno dictatorial en Argentina, la venta del jugador se dispuso a decisión de los socios de Central, ganando la moción que apoyaba la transferencia (ésta se realizó por el monto de 500000 dólares y constituyó un récord para el fútbol argentino en ese momento). Así Rosario Central hacía uso de su costumbre democrática, ya que este procedimiento se había efectuado en ocasión de decidir las ventas de Enrique "Chueco" García en la década del '30, de Benjamín Santos en la del '40 y la de Oscar Alberto Massei en la del '50.[7]

Ocho temporadas en Valencia

Mario Alberto Kempes vistiendo la camiseta de Valencia CF.

A mediados de 1976 el Valencia CF de la Primera División de España lo compra por 30 millones de pesetas (300.000 dólares), donde dejó plasmada su facilidad para el gol obteniendo el Trofeo Pichichi al máximo goleador de la Liga Española de fútbol en dos ocasiones ( 76-77 con 24 goles y 77-78 con 28).

Al medio de esto llegó el Mundial de fútbol de 1978 realizado en Argentina, donde Kempes fue campeón con su selección, goleador del torneo y máxima figura de la competición. Ese mismo año también se casó con María Vicenta Moll, una valenciana con quien tuvo sus tres primeros hijos.

Obtuvo la Copa del Rey en 1979 al vencer en la final al Real Madrid por 2-0 consiguiendo él los dos goles, disputada en el Estadio Vicente Calderón. En esta competición, el Valencia había eliminado al campeón anterior, el FC Barcelona, contra el que había perdido en el partido de ida en el Camp Nou, 4-1, consiguiendo una espectacular remontada en el partido de vuelta disputado en el Estadio Luis Casanova, 4-0. Así como la Recopa de Europa el 14 de mayo de 1980 ante el Arsenal inglés en la tanda de penaltis, en la que, curiosamente, falló el suyo, pero esto no empañó de ninguna manera su gran actuación a lo largo de toda la competición, pues fue su máximo goleador con 9 goles. En esta competición, también dejó atrás, en cuartos de final, a su vigente campeón, el FC Barcelona, ida 0-1, gol de Saura, en Barcelona, vuelta. 4-3, el día de San José, fiesta principal de las Fallas de Valencia. Y la Supercopa de Europa en diciembre del mismo año contra el Nottingham Forest, 2-1 en Nottingham, 1-0 en Valencia, que era el mejor equipo de Europa del momento, campeón de la Copa de Europa dos años seguidos (1979, contra el Malmöe, 1980, contra el Hamburguer SV de Kevin Keegan). Lamentablemente, nunca pudo ganar la Liga española, a pesar de contar, el Valencia de aquella época (1976 a 1981), con una gran plantilla, en la que sobresalían jugadores como Bonhoff, Solsona, Carrete, Pereira, Tendillo, Saura, Felmán, Diarte, Botubot, Arias, Castellanos, Manzanedo, Morena, Pablo, Subirats, Oscar Ruben Valdez, Cerveró... Mario Kempes está considerado como el mejor futbolista en la historia del Valencia CF.

Volvió a Argentina en marzo de 1981, al River Plate por 300 millones de pesetas. Con el club de Núñez, obtuvo el Campeonato Nacional de 1981, en donde Kempes anotó un decisivo gol en la final, jugada ante Ferro Carril Oeste.

Al no poder el club argentino cumplir con todos los pagos y únicamente abonar 130 millones de pesetas regresó al Valencia CF la temporada 82-83 donde permaneció hasta la 84-85. Su último partido fue contra el Real Murcia, jugó de titular y marco un gol en el minuto 37.

Últimos años

Después se marchó al Autocares Luz de Valencia, equipo de la liga de Fútbol sala, y tras unos meses al Hércules CF jugando 2 temporadas, en las cuales sus grandes goles sirvieron para la permanencia en la máxima categoría del fútbol español, y empezando así su periplo por equipos centro-europeos de escaso nivel como First Vienna FC, Sankt Polten, Krems, u otros como Arturo Fernández Vial, equipo de la segunda división del fútbol chileno, en el que marcó 5 goles en sólo 11 partidos siendo la figura del club a pesar de su madura edad, o el Pelita Jaya de Indonesia en 1996 antes de su retirada del fútbol.

Tras la retirada

El 8 de febrero de 1995, con más de 40 años, participó en un Clásico rosarino amistoso de verano entre Rosario Central y Newell's jugando para su ex-equipo. Dos años antes había tenido la oportunidad de incorporarse al club, pero un desencuentro con el por entonces entrenador auriazul Carlos Aimar imposibilitó una nueva etapa en Central. El partido finalizó 1 a 0 a favor de los canallas y Kempes fue quien convirtió el tanto de la victoria a los 25 minutos del primer tiempo, tras un centro de Federico Lussenhoff que peinó de cabeza Sergio Fernández, para que el Matador convirtiera también de cabeza. El encuentro fue suspendido durante el segundo tiempo por incidentes producidos por los hinchas rojinegros.[9]

Después de su retiro Kempes se dedicó un tiempo a entrenar equipos. En general, tuvo períodos breves al frente de clubes de diversos países. En Indonesia dirigió a Pelita Jaya a la par de desempeñarse como futbolista; en 1997 entrenó a KS Lushnja de Albania -de donde salió por piernas tras la quiebra financiera del país-; en 1998 dirigió a Mineros de Guayana de Venezuela; en 1999, fue campeón dirigiendo al equipo The Strongest de la primera división de Bolivia. En 2000 pasó por Santa Bárbara de Costa Rica y retornó a Bolivia para dirigir a Blooming primero, y a Independiente Petrolero al año siguiente. Durante 2001 se hizo cargo de un equipo italiano de ascenso, S. S. D. Casarano; en 2002 entrenó a San Fernando de la Segunda División B de España.[10] En 2006 le fue ofrecida la conducción de la Selección de Panamá, pero prefirió continuar trabajando como comentarista; en 2014 fue mencionado como candidato para entrenar a la Selección de El Salvador, pero esta posibilidad no prosperó.

El Estadio Olímpico de Córdoba en Argentina (inaugurado en 1978 en un partido de preparación pre-mundialista entre la Selección argentina y un combinado local, donde Kempes marcó el primer gol del partido que terminó 3-1 a favor de Argentina), lleva desde su reinauguración para la Copa América 2011 el nombre de Mario Alberto Kempes. El 11 de julio de 2011, antes del inicio del partido que Argentina enfrentó a Costa Rica, Mario entró al campo de juego y el estadio lo ovacionó a modo de homenaje.[11]

En 2008 fue nombrado Embajador itinerante de Rosario Central por el entonces presidente de la institución Horacio Usandizaga.[13]

El 3 de diciembre de 2011 recibió otro homenaje en Valencia, donde se le otorgó una camiseta con su nombre previo al encuentro contra el Español.[14]

En la actualidad, Kempes trabaja como comentarista de partidos de fútbol para la cadena estadounidense ESPN en su versión para Latinoamérica. Tiene una pequeña hija, Natasha, fruto de su relación con su segunda esposa, la venezolana Julia, además de tres hijos de su anterior matrimonio: Magali, Arianne y Mario.

En 2012 se anunció que, junto con su compañero de trabajo Fernando Palomo, Kempes será el comentarista latinoamericano del videojuego FIFA 13.

El martes 30 de septiembre de 2014 el ex jugador fue operado con éxito del corazón, debido a una obstrucción arterial. Esta patología fue detectada en un chequeo previo a una cirugía de cadera. Se le realizaron seis by-pass, en un hospital del estado de Connecticut, Estados Unidos, donde reside actualmente.

Su biografía ha sido publicada en el libro "El Matador", escrito por el periodista Federico Chaine con un prólogo del entrenador César Luis Menotti, y editada por Homo Sapiens Ediciones.

Es relator del juego FIFA 15 y FIFA 16

Other Languages
العربية: ماريو كيمبس
беларуская: Марыа Кемпес
български: Марио Кемпес
brezhoneg: Mario Kempes
čeština: Mario Kempes
Deutsch: Mario Kempes
English: Mario Kempes
Esperanto: Mario Kempes
français: Mario Kempes
עברית: מריו קמפס
hrvatski: Mario Kempes
magyar: Mario Kempes
Bahasa Indonesia: Mario Kempes
italiano: Mario Kempes
Basa Jawa: Mario Kempes
lietuvių: Mario Kempes
latviešu: Mario Kempess
Malagasy: Mario Kempes
Nederlands: Mario Kempes
norsk nynorsk: Mario Kempes
norsk bokmål: Mario Kempes
polski: Mario Kempes
português: Mario Kempes
Runa Simi: Mario Kempes
română: Mario Kempes
русский: Кемпес, Марио
Simple English: Mario Kempes
slovenčina: Mario Kempes
српски / srpski: Марио Кемпес
svenska: Mario Kempes
Türkçe: Mario Kempes
українська: Маріо Кемпес
Tiếng Việt: Mario Kempes
მარგალური: მარიო კემპესი