Marea

Vistas a pleamar (marea alta) y bajamar (marea baja) en el puerto de La Flotte en la isla de Ré (Francia) en el golfo de Vizcaya.
Puerto de Muros ( provincia de La Coruña), en marea baja, como puede verse en la marca del nivel del agua en las guías del muelle flotante y en el rompeolas

La marea es el cambio periódico del nivel del mar producido principalmente por la fuerza de atracción gravitatoria que ejercen el Sol y la Luna sobre la Tierra. Aunque dicha atracción se ejerce sobre todo el planeta, tanto en su parte sólida como líquida y gaseosa, nos referiremos en este artículo a la atracción de la Luna y el Sol, juntos o por separado, sobre las aguas de los mares y océanos. Sin embargo, hay que indicar que las mareas de la litosfera son prácticamente insignificantes, con respecto a las que ocurren en el mar u océano (que pueden modificar su nivel en varios metros) y, sobre todo, en la atmósfera, donde puede variar en varios km de altura, aunque en este caso, es mucho mayor el aumento del espesor de la atmósfera producido por la fuerza centrífuga del movimiento de rotación en la zona ecuatorial (donde el espesor de la atmósfera es mucho mayor) que la modificación introducida por las mareas en dicha zona ecuatorial.

Otros fenómenos ocasionales, como los vientos, las lluvias, el desborde de ríos y los tsunamis provocan variaciones del nivel del mar, también ocasionales, pero no pueden ser calificados de mareas, porque no están causados por la fuerza gravitatoria ni tienen periodicidad.

Historia

El fenómeno de las mareas es conocido desde la antigüedad. Parece ser que Piteas (siglo IV a. C.) fue el primero en señalar la relación entre la amplitud de la marea y las fases de la Luna, así como su periodicidad. Plinio el Viejo (23-79) en su Naturalis Historia describe correctamente el fenómeno y piensa que la marea está relacionada con la Luna y el Sol. Mucho más tarde, Bacon, Kepler y otros trataron de explicar ese fenómeno, admitiendo la atracción de la Luna y del Sol. Pero fue Isaac Newton en su obra Philosophiae Naturalis Principia Mathematica («Principios matemáticos de la Filosofía Natural», 1687) quien dio la explicación de las mareas aceptada actualmente. Más tarde, Pierre-Simon Laplace (1749-1827) y otros científicos ampliaron el estudio de las mareas desde un punto de vista dinámico.

Other Languages
aragonés: Marea
العربية: مد وجزر
azərbaycanca: Qabarma və çəkilmə
беларуская: Прылівы і адлівы
български: Приливи и отливи
brezhoneg: Tre ha lanv
bosanski: Plima i oseka
català: Marea
čeština: Slapové jevy
Cymraeg: Llanw
dansk: Tidevand
Deutsch: Gezeiten
Ελληνικά: Παλίρροια
English: Tide
Esperanto: Tajdo
eesti: Looded
euskara: Itsasaldi
فارسی: جزر و مد
suomi: Vuorovesi
français: Marée
Nordfriisk: Tidjen
Gaeilge: Na taoidí
Gàidhlig: Seòl-mara
galego: Marea
עברית: גאות ושפל
हिन्दी: ज्वार-भाटा
hrvatski: Morske mijene
Kreyòl ayisyen: Lamare
magyar: Árapály
Bahasa Indonesia: Pasang laut
Ido: Mareo
íslenska: Sjávarföll
italiano: Marea
日本語: 潮汐
한국어: 조석
latviešu: Plūdmaiņas
македонски: Плима и осека
മലയാളം: വേലിയേറ്റം
Bahasa Melayu: Pasang surut
Plattdüütsch: Tiden
norsk nynorsk: Tidvatn
norsk bokmål: Tidevann
occitan: Marèa
ਪੰਜਾਬੀ: ਜਵਾਰ
português: Maré
română: Maree
sicilianu: Marea
Scots: Tide
srpskohrvatski / српскохрватски: Plima i oseka
Simple English: Tide
slovenčina: Oceánske slapy
slovenščina: Bibavica
српски / srpski: Плима и осека
svenska: Tidvatten
தமிழ்: ஓதம்
Türkçe: Gelgit
українська: Приплив
اردو: مدوجزر
Tiếng Việt: Thủy triều
中文: 潮汐
Bân-lâm-gú: Lâu-chúi
粵語: