Marcos Pérez Jiménez

Marcos Pérez Jiménez
Marcos Pérez Jiménez 1952.JPG
Marcos Pérez Jiménez ofreciendo un discurso ante el Congreso Nacional en 1952.

Coat of arms of Venezuela (1871).svg
38.º Presidente de la República de Venezuela
19 de abril de 1953-23 de enero de 1958
GabineteGabinete de Marcos Pérez Jiménez
PredecesorÉl mismo
SucesorWolfgang Larrazábal (de facto)

Coat of arms of Venezuela (1871).svg
Presidente de los Estados Unidos de Venezuela
de facto
2 de diciembre de 1952-19 de abril de 1953
PredecesorGermán Suárez Flamerich
SucesorÉl mismo

Coat of arms of Venezuela (1871).svg
Miembro de la Junta de Gobierno
20 de marzo de 1950-2 de diciembre de 1952
PresidenteGermán Suárez Flamerich
PredecesorCarlos Delgado Chalbaud
SucesorÉl mismo

24 de octubre de 1948-30 de marzo de 1950
PresidenteCarlos Delgado Chalbaud
PredecesorCreación del Cargo
SucesorGermán Suárez Flamerich

Coat of arms of Venezuela (1871).svg
Ministro de la Defensa Nacional
24 de noviembre de 1948-15 de julio de 1953
PresidenteCarlos Delgado Chalbaud
Germán Suárez Flamerich
PredecesorCarlos Delgado Chalbaud
SucesorJesús M. Castro León

Coat of arms of Venezuela (1871).svg
Jefe del Estado Mayor
18 de octubre de 1945-24 de noviembre de 1948
PresidenteRómulo Betancourt

Información personal
Nacimiento25 de abril de 1914
Bandera de Venezuela Michelena, Táchira; Venezuela.
Fallecimiento20 de septiembre de 2001
(87 años)
Bandera de España Alcobendas, España
NacionalidadVenezolana Ver y modificar los datos en Wikidata
ReligiónCristiano evangélico
Partido políticoFrente Electoral Independiente.png (1951-1958).
Cruzada Cívica Nacionalista (1963-1973).
Familia
CónyugeFlor María Chalbaud de Pérez
Hijos5 hijos
Educación
Alma máter
Información profesional
OcupaciónMilitar, político
Distinciones
FirmaMarcos Pérez Jiménez Signature.svg

Marcos Pérez Jiménez (Michelena, Táchira; Venezuela. 25 de abril de 1914 - Alcobendas, España, 20 de septiembre de 2001), fue un dictador y militar venezolano. Alcanzó el grado de General de División del Ejército de Venezuela; y designado presidente de facto de Venezuela de manera provisional por la «Junta de Gobierno» sustituyendo a Germán Suárez Flamerich desde el 2 de diciembre de 1952 hasta el 19 de abril de 1953. En esta fecha la Asamblea Nacional Constituyente lo proclama Presidente Constitucional para el período 1953-1958.[13]

Al final de su gobierno el descontento popular y del sector privado nacional[19]

Biografía

Primeros años

Marcos Evangelista Pérez Jiménez fue bautizado así por sus padres, Juan Pérez Bustamante y Adela Jiménez. Inició su carrera militar en 1931, al ingresar a la Escuela Militar de Venezuela, egresando como Subteniente en 1933 con las más altas calificaciones. Es importante destacar que el promedio más alto en la Academia Militar de Venezuela es el de Marcos Pérez Jiménez que no ha sido superado. Luego en 1941 realiza cursos de especialización en la Escuela Militar de Chorrillos, en Lima, Perú, junto al que fuera Ministro de Fomento y Obras Públicas el General de División José del Carmen Cabrejo Mejía durante el gobierno militar del General Manuel A. Odria, siendo ascendido a capitán a su regreso.[cita requerida]

Su primera figuración pública ocurre con su participación en el derrocamiento del gobierno del General Isaías Medina Angarita el 18 de octubre de 1945. Tres años más tarde, tras un período regido por una Junta Cívico Militar, es elegido Presidente el escritor Rómulo Gallegos, posteriormente derrocado el 24 de noviembre de 1948 por un movimiento liderado por Pérez Jiménez. Integró la Junta Militar, presidida por Carlos Delgado Chalbaud junto a Luis Llovera Páez. Gallegos parte al exilio; la Junta Militar disolvió al partido Acción Democrática y a la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV). El 13 de noviembre de 1950, Delgado Chalbaud es asesinado en Caracas,[21]

Vida política

Flor Chalbaud y Marcos Pérez Jiménez el día de su boda en 1945

Militar de carrera, Pérez Jiménez ingresa a la vida política, con su participación en el Golpe de Estado de 1945 en Venezuela, contra el gobierno de Isaías Medina Angarita, como líder de UMP y uno de los cabecillas uniformados del movimiento, fue nombrado Jefe de Sección del Estado Mayor del Ejército por la «Junta Revolucionaria de Gobierno» presidida por Rómulo Betancourt. Desde este puesto en 1948, empuja el derrocamiento del presidente Rómulo Gallegos, dando como resultado el fin del denominado Trienio Adeco y la toma en funciones de la Junta Militar de la cual fue miembro y ministro de Defensa, bajo la presidencia de Carlos Delgado Chalbaud. Permaneció en funciones tras el asesinato Delgado Chalbaud en 1950, que provocó la transformación de la Junta Militar en la nueva Junta de Gobierno, con el ascenso de Germán Suárez Flamerich a la presidencia de la misma, sobre quien Pérez Jiménez ejerció una inmensa influencia, siendo en la praxis, él quien realmente dominaba.[cita requerida]

Tras las elecciones de 1952, Pérez Jiménez asume como Presidente Provisional de la República , nombrado por la Asamblea Nacional Constituyente a partir del 2 de diciembre de 1952 en sustitución de Germán Suárez Flamerich para posteriormente ser nombrado por la misma asamblea como Presidente para el periodo 1953 - 1958, el cual inició el 19 de abril de 1953.[cita requerida]

Los indicadores económicos de Venezuela durante el gobierno de Marcos Pérez Jiménez mostraban crecimiento en algunos sectores de la economía, baja inflación y altos niveles de empleo, aunque la balanza de pagos y las finanzas gubernamentales mostraban un preocupante desorden fiscal.[22]​ Su período al frente del país bajo el lema del «Nuevo Ideal Nacional», se caracterizó por una ilusión de progreso económico y la Revista Time criticó la enorme deuda que el gobierno había contraído. La bonanza económica no fue aprovechada y fue una ilusión creada por el aumento de producción y precios del petróleo, a raíz de los conflictos como la Guerra de Corea, elevándose hasta 2 dólares el barril, el cual era un precio alto para la época.[cita requerida]

El programa de gobierno de Pérez Jiménez tuvo como base el crecimiento de la economía a raíz del auge del sector construcción. Caracterizado también por una ambiciosa política en infraestructura, la cual se pudo ejecutar a la perfección, y dio como resultado obras públicas de gran envergadura como las Torres del Centro Simón Bolívar, la Autopista Caracas - La Guaira y el Paseo Los Próceres entre otras.[cita requerida]

No pasan desapercibidos, sus avances en el ámbito militar, que incluyeron la profesionalización de las Fuerzas Armadas[cita requerida], el aumento y modernización de los equipamientos. En lo concerniente a política de interior, el país experimentó un estado de orden y altos estándares en seguridad. Como aspecto negativo, destacó su carácter altamente represivo, la continuación de la Ley de vagos y maleantes que venía desde el gobierno de López Contreras[17]

Este período militar terminó el 23 de enero de 1958, ocasión en la que es depuesto por un golpe de estado, perpetrado por sectores descontentos dentro de las Fuerzas Armadas de Venezuela, que trajo como resultado su salida del territorio nacional, rumbo a República Dominicana, tras lo cual se asentó en España, bajo la protección del régimen franquista. Posteriormente con el partido de derecha Cruzada Cívica Nacionalista fue electo Senador en 1968 cargo del cual fue inhabilitado a raíz de la primera enmienda llevada a cabo a la constitución de 1961 por los partidos Acción Democrática y COPEI, tras lo cual se retira definitivamente de la vida política nacional.[cita requerida]

El período de Pérez Jiménez en el poder ha sido promocionado como un gobierno de arraigo nacionalista, pero en la práctica este fue un gobierno que privilegió los intereses de las transnacionales sobre los intereses de la empresa privada nacional[24]​. El gobierno se ganó el rechazo del empresariado nacional. Este gobierno estimuló las actividades del sector empresarial extranjero a cambio de mayores ingresos y apoyo diplomático. El empresario Eugenio Mendoza fue uno de los grandes críticos del gobierno de Pérez Jiménez. Los pequeños y medianos empresarios exigían políticas públicas que salvaguardaran sus intereses; los grandes capitalistas nacionales recelaban del poder económico creciente del Estado. Este gobierno fortaleció el papel del Estado en la vida económica de Venezuela y le restó importancia al sector privado.[cita requerida]

El gobierno de Pérez Jiménez le dio continuidad al proyecto de inmigración calificada, que tuvo sus antecedentes en el programa de inmigración de Juan Vicente Gómez[28]​ Trece leyes de inmigración fueron promulgadas entre 1830 y 1936, pero sólo desde 1947 se hizo masivo el proceso de inmigración hacia Venezuela.[cita requerida]

En los últimos años de su gobierno, la Iglesia Católica Venezolana también fue enemiga del gobierno de Marcos Pérez Jiménez. La carta de 1957 señaló que las condiciones de vida del venezolano promedio eran lamentables, a pesar de la alta renta per cápita del país. La salud, la educación y los servicios sociales no eran la prioridad del gobierno. La construcción de imponentes obras previamente planificadas, la corrupción administrativa, el despilfarro económico, el endeudamiento y la violación de derechos humanos fueron característicos del gobierno.[17]

Elecciones de 1952

El 30 de noviembre de 1952 la Junta de Gobierno llamó a elecciones para elegir una Asamblea Nacional Constituyente que debía sancionar una nueva Constitución y dar fin al gobierno transitorio. Pero cuando los primeros resultados mostraron que el partido Unión Republicana Democrática (URD) dirigido por Jóvito Villalba y Mario Briceño Iragorry iba a ganar las elecciones, el partido oficialista Frente Electoral Independiente (FEI) (promovido por Pérez Jiménez) desconoció el triunfo y nombró a Pérez Jiménez como Presidente Provisional de Venezuela.[29]​ Estas elecciones fueron consideradas fraudulentas por la Oposición política a Pérez Jiménez y en ellas participaron tres partidos: el oficialista FEI, COPEI y URD. En las elecciones los partidos de oposición se unieron contra el FEI con la ayuda de los partidos clandestinos (como Acción Democrática y el Partido Comunista de Venezuela), denunciando al gobierno provisional y sus atropellos contra los venezolanos y la constitución, amasando los votos de los partidos inhabilitados para competir en las elecciones. Para ese proceso la Junta había promulgado un nuevo reglamento del Consejo Supremo Electoral en el que se establecía el voto obligatorio para los ciudadanos mayores de 21 años, estrategia que eventualmente afectó al Gobierno con el triunfo del URD. El mismo día de las elecciones el Consejo Supremo Electoral suspendió los escrutinios y el 2 de diciembre Marcos Pérez Jiménez proclamó su victoria electoral. Con URD y otros partidos ilegalizados o en el exilio, y el COPEI dividido entre nuevos perezjimenistas y opositores, el 17 de abril de 1953 Pérez Jiménez es proclamado presidente constitucional para el período 1953-1958 y estuvo libre de gobernar al país en relativa calma por los siguientes años.[cita requerida]

Presidencia (1952-1958)

Recibiendo la «Legion of Merit» en Caracas el 13 de febrero de 1954, por parte del embajador de los Estados Unidos en Venezuela, Fletcher Warren. Esta es la condecoración más alta otorgada por ese país a personalidades extranjeras

El 2 de enero de 1954, el gobierno ordena la libertad de más de 400 detenidos políticos e invita a regresar a los exiliados.[cita requerida] En febrero, circula un manifiesto clandestino del Partido Comunista de Venezuela sobre la próxima reunión en Caracas de la Conferencia Interamericana, bajo el título: «Una reunión dirigida a acentuar la dominación imperialista yanqui sobre los países latinoamericanos».[cita requerida]

Con Pérez Jiménez, en 1953 el Congreso aprobó una nueva Constitución Nacional en la cual se le cambió el nombre al país de Estados Unidos de Venezuela (nombre que tenía desde 1864) a República de Venezuela, sin embargo se suprimieron algunos derechos sociales establecidos en la Constitución de 1946.[cita requerida]

El gobierno de Marcos Pérez Jiménez consagra como Semana de la Patria los días que concluyen con el 5 de julio. Los destina a rendir homenaje a los héroes de la nacionalidad, en una combinación de actos en los cuales se mezclan la exaltación de los libertadores y las realizaciones del gobierno, como la reedición de nuevos tiempos dedicados a engrandecer la patria.[cita requerida]

Empleados públicos de todos los niveles, estudiantes de primaria y secundaria y algunos grupos artísticos subsidiados desfilan en todas las ciudades ante las autoridades locales, al compás de bandas secas. En Caracas presiden las ceremonias el presidente de la República y los altos dignatarios del Estado. Cada 2 de diciembre, fecha aniversario de la ascensión de Pérez Jiménez al poder, se ratifican los postulados del «Nuevo Ideal Nacional» y son inauguradas grandes obras públicas y es recibida en Caracas la imagen de la Virgen de Coromoto, proclamada por el Gobierno como la patrona de aquellas celebraciones. Se inicia la celebración de la Semana de la Patria y en aquella ocasión, destaca la asistencia de delegaciones militares de varios países de América y Europa.[cita requerida]

Las ideas positivistas de Juan Vicente Gómez seguían siendo relevantes y se le dio continuidad al programa de inmigración de norteamericanos y europeos, con el fin de mejorar la calidad étnica del venezolano.[31]

Las deudas contraídas,[16]​ fueron algunos de los problemas presentes durante la presidencia de Pérez Jiménez.

Other Languages