Marco institucional de la Unión Europea

Principales sedes Flag of Europe.svg
Sedes UE-EU.png
1. Bandera de Bélgica Bruselas (Parlamento, Consejo y Comisión)

2. Bandera de Francia Estrasburgo
(2º Parlamento)


3. Bandera de Luxemburgo Luxemburgo
(Tribunal de Justicia y Tribunal de Cuentas)


4. Bandera de Alemania Fráncfort (Banco Central Europeo)


5. Bandera de Países Bajos La Haya (Europol)


*. Candidato a adherirse a la UE
European Parliament Strasbourg Hemicycle - Diliff.jpg
Hemiciclo de Estrasburgo
European Parliament - Hemicycle.jpg
Hemiciclo de Bruselas
European central bank euro frankfurt germany.jpg
Eurotorre
Europol Headquarters, The Hague, Netherlands - 20100609.jpg
Edificio del Europol
Europäischer Rechnungshof.jpg
Tribunal de Cuentas
Frankfurt EZB.Nordwest-2.20141228.jpg
Banco Central Europeo


El marco institucional único de la Unión Europea ( UE) es la expresión concreta del principio de la unicidad institucional de esta organización internacional.[1] Está compuesto por Instituciones, órganos y organismos a los que los Estados miembros atribuyen competencias para el ejercicio comunitario de parte de sus poderes y de la soberanía. Con ello se busca que determinadas decisiones y actuaciones institucionales provengan de órganos de carácter supranacional cuya voluntad se aplica en el conjunto de los Estados miembros, desapoderando así a los órganos nacionales de cada país.

La Unión Europea, en su calidad de comunidad de Derecho y de acuerdo con su personalidad jurídica única, se ha dotado desde la entrada en vigor del Tratado de Maastricht de un marco institucional único que funciona en régimen de democracia representativa y de acuerdo con un método comunitario de gobierno.

Las normas y procedimientos que las instituciones deben seguir se establecen en los tratados,[2] negociados por el Consejo Europeo y en conferencias intergubernamentales y ratificados por los parlamentos nacionales de cada Estado. Como cualquier Estado, la UE dispone de un parlamento, un ejecutivo y un poder judicial independiente, que están respaldados y complementados por otras instituciones. En el funcionamiento y la estructura orgánica de la Unión se distinguen los que de acuerdo con la denominación que les otorgan los Tratados son, por este orden, las instituciones, los órganos y los organismos de la Unión.

Historia

Los tratados que en la actualidad definen la estructura institucional son el Tratado de la Unión Europea (TUE) y el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE). Mientras el TFUE recoge básicamente los contenidos de los Tratados de Roma, por los que se creó la entonces Comunidad Económica Europea (CEE) en 1957, el TUE fue firmado en Maastricht en 1992, aunque posteriormente fue modificado -también el TFUE- por el Tratado de Ámsterdam (1997), el Tratado de Niza (2000) y, finalmente, el Tratado de Lisboa (2007), en vigor desde el 1 de diciembre de 2009.[3]

Después del fracaso de la Constitución Europea (firmada en Roma el 20 de octubre de 2004 con la intención de sustituir a todos los anteriores tratados, y frustrado a causa de los referendos negativos de 2005, en 2007 se firmó el Tratado de Lisboa, que tras un arduo proceso de ratificación entró en vigor en 2009. Este tratado modificó nuevamente el TUE, pero también el antiguo Tratado constitutivo de la Comunidad Europea (TCE), que ha pasado a llamarse Tratado sobre el Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE). Todo esto empezó por una pequeña guerra en el 1992 [4]

Other Languages