Marco Calpurnio Bíbulo

Marco Calpurnio Bíbulo

Cónsul de la República de Roma
en ejercicio del poder supremo
1 de enero de 59 a. C.- 1 de enero de 58 a. C.
Junto a Cayo Julio César
Predecesor Quinto Metelo Céler
Lucio Afranio
Sucesor Lucio Calpurnio Pisón
Aulo Gabinio

Información personal
Nacimiento Desconocido
Fallecimiento 48 a. C.
Mar Adriático, Antigua Roma
Nacionalidad Antigua Roma Ver y modificar los datos en Wikidata
Religión Religión en la Antigua Roma Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Cónyuge Porcia
Información profesional
Ocupación General - Político
[ editar datos en Wikidata]

Marco Calpurnio Bíbulo (en latín, Marcus Calpurnius Bibulus; fallecido en el año 48 a. C.) fue un político y militar de finales de la República Romana. Fue un importante miembro de la aristocracia romana conservadora, a pesar de que era plebeyo. Bíbulo era además amigo íntimo y yerno del influyente político republicano, Marco Porcio Catón el Joven, a través de su matrimonio con la hija de éste, Porcia.[1]

En el año 59 a. C. fue elegido cónsul junto a Julio César,[2] gracias al apoyo del partido conservador del Senado, los optimates, oponentes del triunvirato de Julio César. En esto, César había fracasado en su intento de asegurar la elección al consulado de su aliado Lucio Luceyo. No obstante, con la fuerza combinada de los triunviros, César fue en gran medida capaz de eludir la autoridad de Bíbulo y de los optimates.

Carrera política

Cuando era muy joven fue elegido tribuno militar, siendo destinado en Asia Menor, en la ciudad de Mitilene, la cual se había rebelado contra el dominio romano. Coincidió en este cargo entre otros con Aulo Gabinio, Julio César o Marco Valerio Mesala Rufo, los cuales se convertirían posteriormente en sus enemigos.

Durante el asalto a la ciudad, César se distinguió dirigiendo un destacamento de legionarios que habían sido reclutados por Cayo Flavio Fimbria y que, al igual que el que les había reclutado, tenían una muy dudosa reputación. César salvó la vida de sus tropas gracias a su habilidad dirigiendo tropas y ganó con ello el reconocimiento de su general y el honor de portar la corona cívica. Gracias a lo estipulado en la constitución legislada por el dictador Lucio Cornelio Sila, César ingresaba automáticamente en el Senado.

La gloria que César había obtenido suscitó en Bíbulo una gran envidia, ya que él por su parte no había realizado ninguna acción digna de mención durante la batalla. De marcada ideología conservadora y aristocrática, Bíbulo ingresó en los optimates, facción conservadora del Senado que en esa época estaba liderada por Quinto Lutacio Catulo, y contaba por esa época entre otros con Catón, Bíbulo, Lucio Domicio Ahenobarbo y Quinto Cecilio Metelo Escipión.

Bíbulo fue elegido edil curul el mismo año ( 65 a. C.) que César ya que, al tener edades similares, los dos jóvenes coincidieron en cargos políticos comunes. Durante los juegos que organizaron César y Bíbulo en su edilidad, ambos mostraron gran falta de cooperación debido a su profunda enemistad. De nuevo, César quedó por encima de Bíbulo, al organizar unos espectaculares juegos en contraste con los modestos de Bíbulo.

Bíbulo fue elegido pretor de nuevo el mismo año que César, aunque su enemigo fue nombrado con el mayor número de votos, praetor urbanus. En el año 59 a. C. Bíbulo se presentó a las elecciones consulares apoyado por los optimates[3] y salió elegido (de nuevo con César), aunque con el menor número de votos y nombrado en consecuencia consul junior.

César, por su parte, había logrado el consulado gracias al apoyo de sus aliados políticos, el famoso general Cneo Pompeyo Magno, y el rico aristócrata Marco Licinio Craso. Los tres decidieron acordar una alianza formal que pasaría a conocerse como el primer triunvirato.

Durante ese año, el único gran acto digno de mención de Bíbulo fue el veto que impuso sobre el proyecto de ley de César para dar tierras a los soldados veteranos de Cneo Pompeyo Magno, y luego declarar que el resto de los días en los que la Asamblea Centuriada podría reunirse fuesen días nefastos (en los que no cabía la posibilidad de votar leyes).[8]

Tras la muerte de Catulo, Bíbulo y Catón se convirtieron en los líderes de su facción, convirtiéndose en el pilar de oposición a César durante su procónsulado en las Galias. A la expiración de su consulado no le fue asignado ninguna provincia y permaneció en Roma. Continuó oponiéndose a las medidas de Cesar y Pompeyo y aconsejó al último, en el año 56 a. C. no restablecer a Ptolomeo XII Auletes en el trono de Egipto.

Sin embargo, en el año 52 a. C., Bíbulo apoyó la política de Pompeyo que, tras la muerte de Craso en la Batalla de Carras (que significó el fin del triunvirato), se había unido a los conservadores. La facción de Bíbulo le permitió ser elegido cónsul único durante el turbulento año de las guerras callejeras entre Publio Clodio Pulcro y Tito Anio Papiano Milón.

Other Languages