María de Cleves

María de Cleves

María de Cleves o de Nevers (María de Cleves, María de Nevers) ( 1553- 1574), por matrimonio fue princesa de Condé, era la esposa de Enrique I de Borbón-Condé, y un amor temprano del Rey Enrique III de Francia. Ella era la hija menor del duque Francisco I de Nevers, y Margarita de Borbón-Vendome, la hermana mayor de Antonio I de Navarra.

Sus hermanas mayores eran Enriqueta de Cleves y Catalina de Cleves.[1]​ El rey Enrique IV de Francia era su primo hermano materno, y Ana de Cleves, la cuarta esposa de Enrique VIII de Inglaterra, fue su prima segunda. Sus cuñados eran Enrique I de Guisa y Luis Gonzaga-Nevers.

Fue criada por su tía, la reina Juana III de Navarra, que la crió como una calvinista. En 1572 se casó en una ceremonia calvinista con su primo hermano, Enrique I de Borbón-Condé, duque de Enghien. Unos meses más tarde, después de la Matanza de San Bartolomé, la pareja fue convertida por la fuerza al catolicismo y vueltos a casar de acuerdo con los ritos católicos. Cuando su esposo huyó de la corte y se reincorporó a la causa protestante, ella se negó y se quedó en la corte como una católica el resto de su vida.

Conocida por su belleza, María llamó la atención del joven Enrique, duque de Anjou, el futuro Enrique III de Francia, en algún momento antes de 1574. Al ascender al trono ese mismo año, Enrique pretendía que María adquiriera el divorcio de su marido y casarse con ella, sin embargo, María murió antes de que pudiera poner en práctica su plan. Las fuentes varían en la causa de su muerte, pero puede haber sido de una infección pulmonar o de complicaciones del parto, porque María había dado a luz recientemente al primer hijo de ella y de Enrique, Catalina ( 1574- 1595), marquesa de Islas.

Enrique se volvió a casar con Carlota de la Trémoille ( 1568- 1629), mientras que el ahora rey Enrique III después de llorar durante varios meses, finalmente se casó con Luisa de Lorena-Vaudémont, que se parecía mucho a María.

Referencias

  1. thePeerage.com