María Victoria dal Pozzo

María Victoria dal Pozzo
Reina consorte de España, Duquesa consorte de Aosta, VI Princesa de La Cisterna y de Belriguardo.
Rosa de Turín.jpg
María Victoria dal Pozzo en diciembre de 1870.
Información personal
Nombre secularMaria Vittoria Carlotta Enrichetta Giovanna dal Pozzo della Cisterna
Otros títulosvéase Títulos y estilos
Reinado16 de noviembre de 1870-11 de febrero de 1873
Nacimiento9 de agosto de 1847
París, Bandera de Francia Francia
Fallecimiento8 de noviembre de 1876
(29 años)
San Remo, Bandera de Italia Italia
EntierroBasílica de Superga
ReligiónCatolicismo
PredecesorFrancisco de Asís de Borbón
SucesorMaría de las Mercedes de Orleans
Familia
Casa realCasa de Saboya
(Por matrimonio)
DinastíaDal Pozzo della Cisterna
PadreCarlo Emanuele dal Pozzo della Cisterna, V príncipe de La Cisterna (1787–1864)
MadreCondesa Luisa Carolina Ghislaine de Mérode-Westerloo (1819–1876)
CónyugeAmadeo I
Descendencia
Coat of Arms of Maria Vittoria dal Pozzo della Cisterna as Queen Consort of Spain.svg
Escudo de María Victoria dal Pozzo
María Victoria con su esposo, Amadeo de Saboya.
María Victoria de España.

María Victoria dal Pozzo della Cisterna, VI princesa de La Cisterna y de Belriguardo, nacida Maria Vittoria Carlotta Enrichetta Giovanna[1] (París, 9 de agosto de 1847San Remo, 8 de noviembre de 1876), fue reina consorte de España y duquesa consorte de Aosta, por su matrimonio con Amadeo de Saboya.

Infancia

Nació en París, el 9 de agosto de 1847, siendo la hija primogénita de Carlo Emanuele dal Pozzo, V príncipe de La Cisterna, y de Luisa Carolina Ghislaine de Mérode, condesa de Mérode-Westerloo. Su familia paterna era una antigua familia aristocrática originaria del Reino de Cerdeña, principalmente de Biella, mientras que por parte materna, los condes de Mérode-Westerloo, estaba emparentada con los Grimaldi de Mónaco. El Príncipe Soberano Alberto I de Mónaco era primo hermano suyo. Gozó de una formación muy completa gracias a los medios de su familia, y hablaba seis idiomas.[3]

Tras la muerte de su padre, senador del Reino de Cerdeña desde 1848 (Senato Subalpino), acaecida en Turín,[5]​ Como consecuencia, su hija pequeña, Beatrice Giuseppa Antonia Luisa (1851–1864), moriría un mes después, el 27 de abril, de tifus, agravado por consumición emocional. La muerte de Beatrice no hizo más que incrementar el desequilibrio de la condesa de Mérode-Westerloo, que ordenó cerrar a cal y canto el Palacio della Cisterna de Turín, su residencia familiar, y rodeó a su hija de riguroso luto y silencio que sólo se rompió cuando María conoció al que se convertiría en su esposo, el príncipe Amadeo, I duque de Aosta.

Other Languages