María Pávlovna Románova (1890-1958)

María Pávlovna Románova
Gran duquesa de Rusia
Maria Pavlovna.jpg
La gran duquesa María Pávlovna en 1912.
Información personal
Nombre secular María Pávlovna Románova (en ruso: Мари́я Па́вловна Poмáнова)
Nacimiento 18 de abril de 1890
San Petersburgo, Bandera de Rusia Rusia
Fallecimiento 13 de noviembre de 1958
(68 años)
Constanza, Flag of Germany.svg  Alemania
Religión Iglesia ortodoxa rusa
Familia
Casa real Holstein-Gottorp-Románov
Padre Pablo Aleksándrovich de Rusia
Madre Alejandra de Grecia
Cónyuge Guillermo, duque de Södermanland

Lesser CoA of the granddaughters of the emperor of Russia.svg
Escudo de María Pávlovna Románova

[ editar datos en Wikidata]
María Pavlovna y el príncipe Guillermo en un momento de su matrimonio en 1908.
María Pávlovna, el princípe Guillermo, y su hijo Lennart en 1911.

María Pávlovna, conocida como "María Pávlovna la Joven" (en ruso, Мария Павловна) ( San Petersburgo, Rusia, 18 de abril de 1890 - Mainau, Alemania, 13 de diciembre de 1958), fue Gran Duquesa de Rusia, hija del Gran Duque Pablo Aleksándrovich de Rusia y de su primera esposa la Gran Duquesa Alejandra Georgievna, nacida princesa de Grecia. Fue también princesa de Suecia, por su matrimonio con el príncipe Guillermo de Suecia.Ella por lo general fue llamada Marie, la versión francesa de su nombre.

Biografía

La madre de María murió poco después de dar a luz al hermano de María, el gran duque Dmitri Pávlovich Románov, cuando la pequeña María aún no tenía dos años de edad. Su padre estaba afligido en el funeral y tuvo que ser contenido por su hermano, el Gran Duque Sergio Aleksándrovich Románov, cuando la tapa del ataúd de Alejandra se cerró.[1]

Hasta que tenía seis años, María no hablaba una palabra en ruso porque todas sus institutrices hablaban inglés. Más tarde tuvo otra institutriz, mademoiselle Hélène que le enseñó francés y permaneció con ella hasta su matrimonio.

En 1902 su padre se casó con Olga Valerianovna Paléi, como el matrimonio fue desaprobado por Nicolás II, fue exiliado. María y Dimitri estaban molestos por la pérdida de su padre y escribieron a la emperatriz María Fiódorovna Románova una carta pidiéndole que persuadiera al zar Nicolás II de revertir su decisión. Estamos tan triste y tan afligidos de que nuestro querido Papá no pueda volver, María de doce años de edad y Dimitri de once años, escribieron a la emperatriz viuda.[6]

Other Languages