María Mendoza de Vives

María Mendoza de Vives
Información personal
Nacimiento 19 de diciembre de 1821 o 1819 Ver y modificar los datos en Wikidata
Ardales, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 1894 Ver y modificar los datos en Wikidata
Barcelona, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Escritora Ver y modificar los datos en Wikidata
Género Poesía y novela Ver y modificar los datos en Wikidata
[ editar datos en Wikidata]

María Mendoza de Vives ( Ardales,[1] fue una escritora española.

Biografía

La novelista y poeta nació en el seno de una familia acomodada. De joven, su madre era quien no la dejaba escribir, aunque comenzó a publicar sus poemas con tan solo veinte años. Casada con un funcionario judicial, se trasladó a Barcelona en 1841.

Fue muy bien recibida en la ciudad condal, llegando a ser nombrada Reina de las fiestas en los Primeros Juegos Florales de Barcelona en 1859, a propuesta de Isabel Villamartín, que era la ganadora de la Flor natural, de ese año.[4]

De esta injustamente olvidada malagueña tal como la definió Juan Valera, apenas si tenemos más datos, salvo un comentario de Nicolás Díez Benjumea quien justificaba los silencios literarios de María Mendoza a causa del fallecimiento del esposo y alguno de sus hijos, destacando como nota relevante de su persona el ser «tan excelente y completa señora como amante esposa y cariñosa madre».

Comenzó escribiendo en El Guadalhorce y La Alhambra entre 1839 y 1840, donde compartía las tareas con Dolores Gómez de Cádiz. Cuando se trasladó a Barcelona, en 1841, continuó colaborando en la prensa catalana, en concreto en El Diario de Barcelona (1851), La Floresta (1857), El Siglo Literario (1874) La Moda Elegante (1878), Semanario Familiar Pintoresco (1879), La Ilustración (1880), El Mundo Ilustrado (1880), La Ilustración de la Mujer (1883), Los Niños (1883-1886), La Velada (1892) y La Ilustración Moderna (1894)[5] .

Cultivó el género poético de costumbres y el cuento moral, insertándose en el movimiento literario femenino iniciado en Barcelona en 1860 junto a figuras como Pilar Pascual de San juan y María Josefa Massanés. Como era norma habitual, participó en veladas literarias, obteniendo en 1876 un premio en Gerona por Recuerdos de Andalucía y otro en 1878 por su poema Una Página de Gloria, basado en la conquista de Mallorca, y fue socia de mérito de diversas asociaciones, como la Real Academia de Buenas Letras de Barcelona y Filarmónica.

Other Languages