María José de Bélgica

María José de Bélgica
Marie-José of Belgium2.jpg
La reina María José de Italia en 1946.
Lesser coat of arms of the Kingdom of Italy (1890).svg
Reina consorte de Italia
9 de mayo de 1946 - 12 de junio de 1946
Predecesor Elena de Montenegro
Sucesor Monarquía abolida
Información personal
Nombre secular María José Carlota Sofía Amelia Enriqueta Gabriela
Otros títulos Princesa de Bélgica
Princesa del Piamonte
Nacimiento 4 de agosto de 1906
Ostende, Flag of Belgium (civil).svg  Bélgica
Fallecimiento 27 de enero de 2001
(94 años)
Thônex, Flag of Switzerland (Pantone).svg  Suiza
Entierro Abadía de Hautecombe
Religión Catolicismo
Familia
Casa real Sajonia-Coburgo-Gotha
Padre Alberto I de Bélgica
Madre Isabel de Baviera
Consorte Humberto II de Italia
Descendencia
Armoiries Princesse Marie José de Belgique Reine d'Italie.svg
Escudo de María José de Bélgica
[ editar datos en Wikidata]

María José de Bélgica ( Ostende, 4 de agosto de 1906Thônex, 27 de enero de 2001) fue Reina consorte de Italia, nacida Princesa de Bélgica, hija del Rey Alberto I de Bélgica y la Duquesa Isabel Gabriela de Baviera y hermana del también Rey Leopoldo III.

Biografía

La princesa María José, en 1915.

En 1930 contrae su matrimonio con el Príncipe heredero de Italia, Humberto (luego Rey de Italia con el nombre de Humberto II) en Roma, tuvo cuatro hijos. Fue una enérgica opositora del fascismo italiano liderado por Benito Mussolini, tal como lo muestran los últimos estudios históricos sobre la caída del régimen y los dramáticos sucesos de la rendición de Italia en 1943.

María José, como princesa heredera de Italia, tuvo un alto perfil público durante los años de la dictadura fascista, sin embargo, mantuvo encuentros secretos con los principales opositores a Benito Mussolini, aprovechando sus amistades y contactos que nacían de sus amplias inquietudes intelectuales[3]

Ante la derrota del Eje, y la subsiguiente abdicación de su suegro, el Rey Víctor Manuel III ocurrido en 1946, se convierte en la reina de los italianos junto a su marido Humberto II. Regresó a Roma, pero su reinado fue efímero pues duró sólo 33 días debido al plebiscito en que el pueblo italiano optó por la república que reemplazó a la monarquía ante la impopularidad de la Corona y el desempeño de Víctor Manuel III de Italia frente a la dictadura de Mussolini. María José abandonó Italia con la familia real para ir de exilio a Portugal, luego a Suiza. Al abolirse la monarquía en Italia, y al no tener responsabilidades oficiales, se separó de su marido para instalarse durante un largo periodo en la ciudad de Cuernavaca, México, donde sobresalió como protectora de jóvenes músicos. María José fue conocida como la Reina de Mayo, debido a la brevedad de su reinado como consorte.

Poco tiempo antes de la muerte del Rey Humberto II en 1983, el parlamento italiano aprobó el decreto en que permite a la última reina regresar definitivamente a Italia, pero ella no aceptó esa invitación formulada por el Primer Ministro de Italia alegando que no ingresaría a ese país si no se cambiaba la ley de la Constitución Política que prohibía el retorno de los varones descendientes del último rey al territorio italiano. Ella aseguraba que sólo podría volver permitiendo también a su único hijo varón Víctor Manuel de Saboya, Príncipe de Nápoles, deseo que no se cumplió ya que María José falleció el 27 de enero de 2001 en Ginebra, Suiza. Fue sepultada en la Abadía de Hautecombe, en la Saboya francesa junto a su esposo, Humberto II.