María I de Inglaterra

María I de Inglaterra
Reina de Inglaterra e Irlanda,
Reina consorte de España, Nápoles, Sicilia y Cerdeña, Duquesa consorte de Milán, Duquesa titular consorte de Borgoña y Soberana consorte de los Países Bajos
Maria Tudor1.jpg
La reina María Tudor, por Antonio Moro. 1554. ( Museo del Prado, Madrid).
Coat of Arms of England (1558-1603).svg
Reina de Inglaterra e Irlanda
(Junto a Felipe I desde 1554)
19 de julio de 1553 - 17 de noviembre de 1558
Predecesor Juana I de Inglaterra
Sucesor Isabel I de Inglaterra
Coat of Arms of England (1554-1558).svg
Reina consorte de España
16 de enero de 1556 - 17 de noviembre de 1558
Predecesor Isabel de Portugal
Sucesor Isabel de Francia
Información personal
Coronación Abadía de Westminster, el 28 de junio de 1554.
Nacimiento 18 de febrero de 1516
Palacio de Greenwich, Londres, Bandera de Inglaterra Inglaterra
Fallecimiento 17 de noviembre de 1558
(42 años)
Palacio de St. James,
Bandera de Inglaterra Inglaterra
Entierro Abadía de Westminster
Religión Católica
Familia
Casa real Casa de Tudor
Padre Enrique VIII
Madre Catalina de Aragón
Consorte Felipe II de España y I de Inglaterra
Descendencia No tuvo

Firma Firma de María I de Inglaterra

Coat of Arms of England (1554-1558).svg
Veritas temporis filia[a]

[ editar datos en Wikidata]

María I de Inglaterra, conocida como María Tudor ( Greenwich, Inglaterra, 18 de febrero de 1516- Londres, ibíd., 17 de noviembre de 1558), fue reina de Inglaterra e Irlanda desde 1553, siendo la tercera mujer en acceder al trono inglés, después de Matilde de Inglaterra y de su prima segunda Juana Grey. Era hija de Enrique VIII y Catalina de Aragón.

Fue la cuarta monarca de la dinastía Tudor; recordada por abrogar las reformas religiosas introducidas por su padre, Enrique VIII, y por someter de nuevo a Inglaterra a la autoridad del papa, el 30 de noviembre de 1554, con el apoyo del cardenal Reginald Pole. En dicho proceso, condenó a casi 300 religiosos disidentes a morir en la hoguera en las Persecuciones Marianas, recibiendo por ello de la historiografía protestante el apodo de María la Sanguinaria (en inglés, Bloody Mary).[b]​ El restablecimiento del catolicismo romano fue revertido por su sucesora y medio hermana, Isabel I, hija del rey Enrique VIII (padre de ambas) y su segunda esposa, Ana Bolena, quien antes de ser reina había sido dama de compañía de Catalina.

Cuando su marido ascendió al trono español como Felipe II, ella se convirtió en reina consorte de España.

Infancia y primeros años

Enrique VIII padre de María I de Inglaterra.
Catalina de Aragón, madre de María I de Inglaterra.

María fue la única hija de Enrique VIII y su primera esposa, Catalina de Aragón que sobrevivió a la infancia. Su madre sufrió abortos en varias ocasiones, una hermana nació muerta y tres hermanos apenas vivieron. Por parte de madre era nieta de Fernando II de Aragón y de Isabel I de Castilla, los Reyes Católicos. Nació en el palacio de Placentia en Greenwich, Londres. Fue bautizada con el cardenal Wolsey como padrino. Fue una niña enfermiza con problemas de visión y dolores de cabeza. John Hussey, barón Hussey de Sleaford fue su chambelán, y su mujer, Lady Anne, hija de George Grey, una de sus ayudantes.

A pesar de sus problemas de salud, fue una niña precoz. Gran parte del reconocimiento de su esmerada educación se la debe a su madre, quien contó para ello con el erudito Juan Luis Vives. También estudió griego, ciencias y música. En julio de 1521, con apenas cinco años y medio, entretenía a las visitas tocando el virginal, un pequeño clavicémbalo. Enrique VIII la adoraba y alardeaba frente a sus amistades de su buen comportamiento. A la edad de nueve años, su padre le donó su propia corte en el castillo de Ludlow, así como varias prerrogativas reales, solo concedidas al príncipe de Gales, llamándola incluso princesa de Gales. En 1526, fue enviada a Gales para presidir el Consejo de Gales y las Marcas. A pesar del afecto que le profesaba, Enrique VIII estaba decepcionado por la ausencia de hijos varones.

Durante su infancia Enrique VIII negoció posibles matrimonios para su hija. Cuando solo tenía dos años fue prometida al hijo del rey a Francisco I de Francia, pero tres años después se canceló el trato. En 1522 se acordó el Tratado de Windsor por el que se casaría con su primo, el emperador Carlos V, que por entonces contaba con 22 años. Sin embargo, el compromiso también se rompió años después. Fue entonces cuando se sugirió la boda con el padre del delfín de Francia, Francisco I, quien deseaba una alianza con Inglaterra. Un tratado de matrimonio se firmó en el que se estipulaba que María se casaría con Francisco I o su segundo hijo Enrique, duque de Orléans. Sin embargo, el cardenal Thomas Wolsey, consejero jefe de Enrique VIII, consiguió asegurar la alianza sin el matrimonio.

Mientras, el matrimonio de los padres de María estaba en peligro debido a la falta del heredero varón. El rey intentó la anulación, pero el papa Clemente VII lo rechazó. Se especula con que la decisión del papa estuvo influida por el antiguo prometido y sobrino de la madre de María, Carlos V. Enrique VIII había alegado consanguinidad (a pesar del debate sobre la posible consumación del matrimonio), ya que su esposa había estado casada anteriormente con su hermano Arturo. En 1533 Enrique VIII se casó en secreto con Ana Bolena y más tarde el matrimonio con Catalina fue declarado inválido. Enrique entonces rompió relaciones con la Iglesia católica y se proclamó cabeza de la Iglesia anglicana. Como consecuencia de ello, Catalina de Aragón perdió su título de reina pero mantuvo el de Princesa viuda de Gales, título que llevaría como viuda del príncipe Arturo. María fue declarada ilegítima, pasó a recibir el trato de Lady María y se la apartó de la línea de sucesión, ocupando su puesto su medio hermana, hija de Ana Bolena y futura reina Isabel I.

María fue expulsada de la Corte, así como sus sirvientes de sus trabajos y fue obligada a servir como dama de compañía de Isabel. No se le permitió ver a su madre ni asistir a su funeral en 1536. Se dice que la razón del frío comportamiento hacia su hermanastra Isabel se debió al trato que recibió durante estos años.

Retrato de María I (1516-1558).

Cuando Ana Bolena fue decapitada, Isabel perdió su tratamiento de princesa, pasó a ser tratada como «lady» Isabel y fue eliminada de la línea de sucesión. Pocos días después de la muerte de Ana, Enrique VIII se casó con Juana Seymour, quien murió tras dar a luz a un varón, el futuro Eduardo VI. María fue la madrina y presidió el duelo en su funeral. En respuesta a este gesto, Enrique VIII le concedió una casa y le permitió residir en los palacios reales. La publicación de los gastos personales que hizo durante ese periodo demuestran que residió en Hatfield House, en el palacio de Beaulieu, también llamado Newhall, Richmond y Hunsdon.

En 1543 Enrique VIII se casó por sexta vez, en esta ocasión con Catalina Parr, quien consiguió unir a toda la familia. Un año después, mediante el Acta de Sucesión, Enrique VIII volvió a incluir a sus dos hijas en la línea de sucesión detrás de su hijo Eduardo, a pesar de seguir siendo ilegítimas de manera oficial.

Enrique VIII murió en 1547 y su hijo Eduardo VI le sucedió. Puesto que todavía era menor, la regencia pasó a un consejo dominado por protestantes que intentó implantar su fe en todo el país. Por ejemplo, el acta de uniformidad 1549 prescribía los ritos protestantes, tales como el uso del libro de oraciones de Thomas Cranmer.

Other Languages
azərbaycanca: I Mariya
беларуская: Марыя I Цюдар
беларуская (тарашкевіца)‎: Марыя I
български: Мария I Тюдор
eesti: Mary I
hrvatski: Marija Tudor
Հայերեն: Մարի Թյուդոր
Bahasa Indonesia: Mary I dari Inggris
latviešu: Marija Tjudora
македонски: Марија I
Bahasa Melayu: Mary I dari England
norsk nynorsk: Maria I av England
संस्कृतम्: मेरी १ (इंगलैंड)
srpskohrvatski / српскохрватски: Mary I od Engleske
Simple English: Mary I of England
slovenščina: Marija I. Angleška
српски / srpski: Мери I Тјудор
Türkçe: I. Mary
українська: Марія I Тюдор
Tiếng Việt: Mary I của Anh
Bân-lâm-gú: Mary 1-sè (Eng-lân)