María Dolores de Cospedal

María Dolores de Cospedal
María Dolores de Cospedal.jpg
Fotografiada en 2017

Escudo de España (mazonado).svg
Ministra de Defensa de España
Actualmente en el cargo
Desde el 4 de noviembre de 2016
Presidente Mariano Rajoy
Predecesor Pedro Morenés

Escudo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.svg
Presidenta de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha
22 de junio de 2011-4 de julio de 2015
Predecesor José María Barreda
Sucesor Emiliano García-Page

Escudo de España (mazonado).svg
Subsecretaria de Interior de España
19 de julio de 2002-17 de abril de 2004
Predecesor Ana Pastor
Sucesor Soledad López Fernández

Escudo de España (mazonado).svg
Subsecretaria de Administraciones Públicas de España
5 de mayo de 2000-19 de julio de 2002
Predecesor Jaime Rodríguez Arana
Sucesor Mariano Díaz Guerra

Emblema del Gobierno de la Comunidad de Madrid.svg
Consejera de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid
21 de diciembre de 2004-13 de junio de 2006
Predecesor Francisco Granados
Sucesor Elvira Rodríguez

People's Party (Spain) Logo.svg
Secretaria General del Partido Popular
Actualmente en el cargo
Desde el 21 de junio de 2008
Presidente Mariano Rajoy Brey
Predecesor Ángel Acebes

People's Party (Spain) Logo.svg
Presidenta del Partido Popular de Castilla-La Mancha
Actualmente en el cargo
Desde el 14 de junio de 2006
Predecesor José Manuel Molina

Escudo de España (mazonado).svg
Diputada en las Cortes Generales
por Toledo
Actualmente en el cargo
Desde el 13 de enero de 2016

Escudo del Senado de España.svg
Senadora en las Cortes Generales
por designación de las Cortes de Castilla-La Mancha
12 de septiembre de 2006-22 de junio de 2011

Escudo de Castilla-La Mancha.svg
Diputada de las Cortes de Castilla-La Mancha
por Toledo
27 de mayo de 2007-12 de noviembre de 2015 [1]

Información personal
Nacimiento 13 de diciembre de 1965 (51 años)
Madrid, España
Nacionalidad española
Partido político Partido Popular
Familia
Padres Ricardo de Cospedal Peinado
María Luisa García Sánchez
Cónyuge Ignacio López del Hierro
Educación
Alma máter Universidad CEU San Pablo
Información profesional
Ocupación Abogada, política
Miembro de
Distinciones
Firma Firma de María Dolores de Cospedal.svg
Web
Sitio web
[ editar datos en Wikidata]

María Dolores de Cospedal García ( Madrid, 13 de diciembre de 1965) es una jurista (abogada del Estado) y política española, actual ministra de Defensa. Es la secretaria general del Partido Popular (PP) y la presidenta del PP de Castilla-La Mancha. Entre 2011 y 2015 fue presidenta de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

María Dolores de Cospedal fue la candidata por el Partido Popular (PP) en las elecciones de 2007 a la presidencia de la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, quedando su grupo parlamentario en la oposición tras los referidos comicios autonómicos y locales, aunque logró una mejora considerable con respecto a los anteriores comicios.

Posteriormente, en las elecciones de 2011, consiguió el 48,13 % de los votos, llevando al Partido Popular de Castilla-La Mancha a la mayoría absoluta. Por primera vez en la historia de la democracia, el PP lograba gobernar la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha de la que fue presidente José Bono desde 1983 hasta 2004 y José María Barreda hasta 2011. En las elecciones de 2015, volvió a ser la fuerza más votada con el 37,49% de los votos, quedándose a un escaño de la mayoría absoluta. A pesar de la victoria, un pacto entre el Partido Socialista y Podemos la desbancó del gobierno regional..[2]

El 3 de noviembre de 2016 fue nombrada ministra de Defensa por Mariano Rajoy.

Biografía

Primeros años

María Dolores de Cospedal nació en Madrid el 13 de diciembre de 1965, aunque se crió y pasó su infancia y juventud en Albacete, ciudad en la que vive su familia.[4]

Su nombre de nacimiento es María Dolores Cospedal García, el cual cambió en su adultez.[5]​ Su familia es originaria de El Bonillo, en la provincia de Albacete, donde ella pasaba numerosas vacaciones. Su padre, Ricardo de Cospedal, es ingeniero agrónomo.

Con 17 años fue militante de las juventudes del Partido Reformista Democrático, en el que su padre, Ricardo Cospedal, encabezó una candidatura.[9]​ e ingresa por oposición en el Cuerpo Superior de Abogados del Estado en 1991. En el año 1992 entra en los servicios jurídicos del Ministerio de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente. En 1994 y hasta 1996 ejerce de abogada del Estado, jefa en el Ministerio de Asuntos Sociales. En 1997 ingresa como asesora en el Gabinete del Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales. En 1998 es consejera laboral y de Asuntos Sociales en la Embajada de España en EE. UU.

En 1999 accede al cargo de secretaria general técnica del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Entre mayo de 2000 y junio de 2002 ejerce como subsecretaria de Administraciones Públicas y posteriormente entre junio de 2002 y abril de 2004 es nombrada subsecretaria del Ministerio de Interior, bajo las órdenes de Ángel Acebes, donde vive de primera mano los acontecimientos del 11-M. Entre mayo de 2004 y diciembre de 2005 fue abogada del Estado en el Tribunal de Derechos Humanos.[10]

El 3 de septiembre de 2009[14]

Consejera y senadora

En diciembre de 2005 fue nombrada consejera de Transportes e Infraestructuras del Gobierno de la Comunidad de Madrid que presidía Esperanza Aguirre. Sustituye en el cargo a Francisco Granados que pasó a ser el nuevo consejero de la Presidencia.

María Dolores de Cospedal en 2008.

En junio de 2006 sustituye como senadora por designación de la Comunidad de Castilla-La Mancha a Rosa Romero Sánchez.[18]

Presidenta regional y secretaria general del PP

En junio de ese mismo año, el Comité Ejecutivo Nacional del PP la nombra presidenta del PP de Castilla-La Mancha y candidata a presidir la Junta de Comunidades en las elecciones autonómicas del 27 de mayo de 2007, en sustitución de Adolfo Suárez Illana, tras la renuncia a la candidatura de José Manuel Molina García.

En contra de algunos rumores que apuntaban que abandonaría la Presidencia del PP de Castilla-La Mancha si perdía las elecciones, María Dolores Cospedal anunció tras la derrota electoral que seguiría presidiendo su formación política en Castilla-La Mancha. No en vano ha contado con el apoyo de Madrid de la mano de Esperanza Aguirre, a quien considera como su mentora política.[19]

Tras la derrota del Partido Popular en las elecciones generales de 2008, se convirtió en la primera mujer en ocupar la Secretaría General del Partido Popular, al ser ratificada la candidatura de Mariano Rajoy a la presidencia del PP a nivel nacional en el XVI Congreso. En 2010, su sueldo de más de 200 000 euros anuales en total, como secretaria general y presidenta regional del PP, abogada del Estado y senadora, generó un debate político.[21]

Tras la polémica sobre el tema de su sueldo, y tras renunciar a su cargo como senadora en 2011, dejó de cobrar como secretaria general del Partido Popular, y pasó a cobrar una única retribución como presidenta de Castilla-La Mancha.[23]

El 14 de agosto de 2013 fue a declarar como testigo a la Audiencia Nacional,[26]​ y negó irregularidades durante su gestión.

Presidenta de Castilla-La Mancha

En las elecciones autonómicas de 2011, ganó con mayoría absoluta y un total de 564 335 votos, que le dio 25 escaños, frente a los 508 776 del PSOE y 24 escaños.[27]

En 2012, junto a otros miembros del Partido Popular

A los pocos meses de empezar la legislatura, uno de los medios internacionales referentes, el Wall Street Journal, la calificó como[29]​ Su antecesor, el expresidente Barreda, le replicó con la cifra oficial publicada por la Intervención General, que certificó que ascendía tan solo a 700 millones de euros. La comunidad de Castilla-La Mancha era entonces una de las menos endeudadas de España, una deuda que apenas suponía un 1 % del total.

Según algunos medios, la comunidad autónoma que presidía Cospedal ha sido la región que más ha reducido el déficit presupuestario.[32]

Su gobierno adoptó medidas polémicas, como el cierre de las urgencias nocturnas[36]​ y por debajo de las recomendaciones europeas.

Al mismo tiempo su gobierno fue muy criticado por aumentar el número de asesores[40]

Algunos de sus recortes fueron anulados por los tribunales, por ignorar las leyes y los procedimientos establecidos y los derechos de los trabajadores. Así, su gobierno fue obligado a readmitir[41]​ a 500 funcionarios despedidos en 2012.

En octubre de 2013 se abrió una investigación judicial, desgajada del caso Gürtel, por la supuesta financiación irregular de la campaña electoral de María Dolores de Cospedal a la presidencia de Castilla-La Mancha en 2007. El dinero objeto de la investigación (200 000 €), procedería de una sucursal de Sacyr y sería un pago a cambio de la contrata de retirada de basuras[43]

El 1 de julio del 2014, el que fuera tesorero del PP de Castilla-La Mancha, Lamberto García Pineda, es citado a declarar sobre el cobro de los citados 200 000 euros como imputado, por el juez del caso Bárcenas, Pablo Ruz.[44]

Diputada nacional y Ministra de Defensa

En julio de 2015 perdió el Gobierno regional a pesar de haber ganado las elecciones autonómicas celebradas en mayo de ese mismo año. Desalojada del poder, en noviembre de 2015 se anunció que María Dolores de Cospedal sería la cabeza de lista del Partido Popular al Congreso de los Diputados en las elecciones generales del 20 de diciembre de 2015 por la circunscripción de Toledo, resultando elegida. Tras la repetición de las elecciones el 26 de junio, volvió a ser reelegida diputada. El 29 de octubre Mariano Rajoy fue investido presidente del Gobierno de España y el 3 de noviembre anunció la composición del que sería su segundo ejecutivo, siendo designada María Dolores de Cospedal ministra de Defensa. El 4 de noviembre juró su cargo ante el Rey Felipe VI y tomó posesión como ministra recibiendo la Cartera de Defensa de la mano de su predecesor, Pedro Morenés. Es la segunda mujer que ocupa este cargo tras Carme Chacón.

Yak 42

El 3 de enero de 2017 irrumpió en escena pública el dictamen del Consejo de Estado sobre el accidente del Yak-42 donde se reconocía oficialmente la responsabilidad del Ministerio de Defensa en la tragedia del Yak-42, ocurrida en 2003, en la que murieron 62 militares. Se daba así la razón a las familias de los fallecidos y se apuntaba al Gobierno como corresponsable.

El dictamen provocó un terremoto en Moncloa y en el Ministerio de Defensa, que rápidamente entendieron que se encontraban ante la mayor crisis política en los dos meses que iban de legislatura. Sin embargo, las estrategias por la que optaron una y otra parte fueron distintas.

En el partido y en el Gobierno, y también en Moncloa, había voces que reclamaban manejar en el tema del Yak-42 con ‘pies de plomo’, procurando minimizar el impacto y la importancia que diera al asunto, con el fin de que la imagen del Ejecutivo no se viera demasiado castigada por el dictamen. “Hacer oídos sordos”, en otras palabras. Sin embargo, la estrategia adoptada por Cospedal fue bien distinta desde un primer momento: optó por dar la cara, solicitó de forma voluntaria su comparecencia ante la comisión de Defensa del Congreso para dar explicaciones, y anunció su intención de reunirse “cuanto antes” con los familiares de las víctimas, que en los últimos años habían encontrado cerradas las puertas del ministerio. La estrategia de Cospedal fue vista por gran por parte del PP como una “temeridad”. Consideraban que era ponerse ‘a tiro’ de la oposición, en un asunto muy delicado para la imagen del partido y del Gobierno, incluido el propio presidente Mariano Rajoy, que cuando ocurrió el accidente era vicepresidente del Gobierno.

Entre quienes consideraban que no debía procederse de la manera que proponía la ministra de Defensa se encontraba la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría. No obstante, la crisis discurrió tal y como había planificado María Dolores de Cospedal: el día 10 de enero se reunió con las víctimas y asumió la responsabilidad de Defensa, además de pedirles públicamente disculpas y de prometerles la restitución del daño causado.

El lunes 13 de enero, Cospedal repitió ese discurso ante la Comisión de Defensa del Congreso y pidió “perdón en nombre del Estado por no haber reconocido con anterioridad esta responsabilidad”. Asumía así el papel de portavoz del Estado en este asunto. Cospedal se ganó a los familiares de las víctimas y desactivó cualquier ataque de la oposición, a pesar de que antes muchos le habían trasmitido que estaba enfocando el asunto de manera equivocada.

En Moncloa sorprendió cómo se había canalizado el asunto ‘Yak-42’, también la rapidez con que se había ejecutado la respuesta. A continuación, asesores muy próximos al presidente recomendaron a Rajoy que asumiera esa misma estrategia, a la vista de los buenos resultados obtenidos por Cospedal. Y así lo hizo. El 31 de enero, Rajoy se reunió en Moncloa con las familias del Yak, y les prometió una “satisfacción moral y jurídica”. Los representantes de la asociación de víctimas aseguraron tras la reunión estar “muy esperanzados”. Al día siguiente, miércoles 1 de febrero, Rajoy habló en el Congreso e hizo “propias las palabras” de Cospedal pidiendo perdón, a la vez que se prometía que las “cosas se harán bien”. En Moncloa consideran que la crisis del Yak se ha superado, y que no sólo se ha evitado un trauma político, sino que al final ha mejorado la imagen del partido.

Como consecuencia del respaldo del Gobierno al informe del Consejo de Estado, se produjo la dimisión de Federico Trillo como embajador de España en Londres, que era el ministro de Defensa en el momento en el que se produjo el accidente.