María Dolores Rodríguez Sopeña

Beata María Dolores Rodríguez Sopeña
Dolores sopeña pensativa.jpg
Nacimiento 30 de diciembre de 1848
Vélez-Rubio, provincia de Almería, España
Padres Tomás Rodríguez Sopeña
Nicolasa Ortega Salomón.
Fallecimiento 10 de enero de 1918
Madrid, Madrid, España
Venerada en Iglesia Católica
Beatificación 23 de marzo de 2003 por Juan Pablo II
Festividad 10 de enero
[ editar datos en Wikidata]

María Dolores Rodríguez Sopeña y Ortega ( Vélez-Rubio, Almería, 30 de diciembre de 1848 - Madrid, 10 de enero de 1918) fue una religiosa española, fundadora del Instituto Catequista Dolores Sopeña y de la Fundación Obra Social y Cultural Sopeña para el servicio de los obreros. Fue beatificada por San Juan Pablo II[1]​ el 23 de marzo de 2003.

Biografía

Fue la cuarta de los siete hijos de Tomás Rodríguez Sopeña, un joven magistrado y Nicolasa Ortega Salomón, mujer religiosa con quien Dolores comenzó a visitar a los pobres. Su infancia fue un «lago de tranquilidad» según ella misma narra en su autobiografía. Debido a diferentes destinos de su padre vivió en varias ciudades españolas y distintos países latinoamericanos. Estando en Almería y con diecisiete años comienzó a acudir a fiestas y a hacer vida social, pero descubrió que lo que le interesaba era hacer el bien a los demás. Atiendió a los pobres, especialmente a un leproso y a dos hermanas enfermas de tifus.

Su padre fue destinado a Puerto Rico y se trasladó allí con su hijo mayor, mientras que el resto de la familia marchó a vivir a Madrid. Allí colaboró enseñando la doctrina católica en la cárcel de mujeres, en el Hospital de la Princesa y en las Escuelas Dominicales. Poco después se reagrupó toda la familia en Puerto Rico, donde fundó las Hijas de María y Escuelas dominicales para las personas de los sectores marginales.

Su obra fue reconocida en vida. El Papa Pío X aprobó oficialmente la constitución del Instituto de Damas Catequistas y la reina Doña Victoria la recibió en audiencia en 1914.[2]​ Falleció a los 69 años y sus restos fueron trasladados a Loyola. En la actualidad su obra sigue viva, con presencia en 14 ciudades españolas, en 6 países de Latinoamérica (Argentina, Colombia, Chile, Cuba, Ecuador y México) y en Italia.