Manuscritos de Nag Hammadi

· Localización de Nag Hammadi en Egipto ·

Los Manuscritos de Nag Hammadi o Biblioteca de Nag Hammadi, también conocidos como los Evangelios Gnósticos, son una colección de textos, en su mayor parte adscritos al Cristianismo Gnóstico Primitivo, descubiertos cerca de la localidad de Nag Hammadi, a unos 100 km de Luxor, en el Alto Egipto, en diciembre de 1945.[3]

Aunque escritos en copto entre los siglos III y IV e.c.,[4] se estima que los originales griegos perdidos de los que provendrían lo fueron entre los siglos I y II.

El hallazgo de la Biblioteca de Nag Hammadi en 1945 constituye, junto con los Manuscritos de Qumrán, el más grande descubrimiento de textos antiguos de la Edad Contemporánea. [5]

Los códices de Nag Hammadi se encuentran en la actualidad en el Museo Copto de El Cairo, Egipto.

El Descubrimiento de los Manuscritos

· Mapa satelital del lugar del descubrimiento de los Códices de Nag Hammadi ·

En diciembre de 1945,[8]

Poco después Muhammad Alí entregó uno de los códices (el Códice III) al sacerdote copto de su aldea Basiliyus Abd al-Masih el cual, a su vez, se los mostró a un hermano suyo, Raghib Andrawus, maestro de historia de la localidad. Sospechando su gran valor, Raghib lo hizo llegar a G. Sobhi, médico copto de la capital, El Cairo, quien dio aviso al Departamento de Antigüedades del gobierno egipcio, a cargo en ese entonces del francés E. Drioton, quien incautó el documento.[7]

Meses más tarde (en octubre de 1946), el Códice III fue a parar al Museo Copto de El Cairo donde, un año más tarde (octubre de 1947), sería examinado por el joven estudioso francés Jean Doresse, quien enseguida se dio cuenta del valiosísimo valor e importancia del manuscrito, proyectando su publicación.

Paralelamente en este tiempo, algunos de los otros códices encontrados, fueron saliendo a la luz con diversos destinos. El que sería denominado como Códice I fue adquirido, con la mediación de Albert Eid, un anticuario belga residente entonces en la capital egipcia, y del teólogo e historiador Gilles Quispel, por la Institución Jung de Zúrich, denominándose desde entonces también como Códice o Codex Jung. Tras su publicación, finalmente regresaría al Museo de El Cairo.[7]

El resto de los códices, poco a poco, de un modo u otro, fueron yendo a parar al Museo Copto, expropiados por el gobierno egipcio. Por las graves dificultades y obstáculos políticos y burocráticos que se presentaron, no sería hasta 1956 cuando se publicó el Evangelio de la Verdad del Códice Jung (I) y poco más tarde, en 1959, el Evangelio de Tomás. Por fin, en 1977,[7]

En 1997, Editorial Trotta publicaría para los lectores de habla hispana la traducción al castellano de todos los textos de Nag Hammadi, Textos gnósticos Biblioteca de Nag Hammadi I y Textos gnósticos: Biblioteca de Nag Hammadi II con la participación de Francisco G. Bazán, A. Piñero, J. Montserrat Torrents, F. Bermejo, A. Quevedo y F. Trevijano, Edición de Antonio Piñero.[7]

Other Languages