Manuel Tagüeña

Manuel Tagüeña
Teniente coronel
Lealtad Flag of Spain (1931 - 1939).svg República Española
Bandera de la Unión Soviética Unión Soviética
Servicio/rama Red star.svg Ejército Popular
Red Army flag.svg Ejército Rojo
Mandos
Participó en Guerra Civil Española

Nacimiento 1913
Madrid
Fallecimiento 1 de junio de 1971
México DF
Ocupación Investigador, asesor militar, docente, asesor médico.
[ editar datos en Wikidata]

Manuel Tagüeña Lacorte ( Madrid, 1913 - México, 1971) fue un matemático, físico y docente español, conocido por su papel como comandante militar durante la Guerra civil española. Durante la contienda llegó a mandar varias unidades militares, interviniendo en la Batalla del Ebro al fente del XV Cuerpo de Ejército. Tras el final de la contienda se exilió en la Unión Soviética, donde llegó a estudiar en la prestigiosa Academia Militar Frunze. Posteriormente, tras pasar por Yugoslavia y Checoslovaquia, se instaló en México, donde trabajó para un laboratorio farmacéutico.

Biografía

Juventud y formación

Nacido en Madrid en 1913,[5]

Tras licenciarse en la universidad, inicia el servicio militar como soldado de cuota, opción que a cambio de pagar una cantidad de dinero no muy elevada, reducía a la mitad la permanencia en el Ejército. Sin embargo, durante su estancia en el mismo, decidió hacerse oficial de complemento en las Milicias Universitarias.

En 1936 contrajo matrimonio con Carmen Parga.[n. 1]

Guerra civil

Previamente a la guerra civil había alcanzado el grado de brigada (suboficial) en el Regimiento de Zapadores n.º 1 del Ejército de Tierra, al ser suspendido —por su filiación izquierdista— en el examen a alférez de complemento. Por ello, cuando se produjo la sublevación militar de julio de 1936, se unió a las milicias republicanas y pasó a dirigir un grupo de milicianos en la sierra madrileña, interviniendo posteriormente el frente del Tajo —donde sustituyó al fallecido Fernando de Rosa—.[n. 2]

En marzo de 1938, al producirse la ruptura del Frente de Aragón, Tagüeña fue trasladado a ese sector junto a su 3.ª División; las fuerzas de Tagüeña lograron contener con éxito a las tropas italianas, cosa que hicieron primero en Torrevelilla y después en Cherta.[13]​ Esto le valió el ascenso a teniente coronel.

En abril de 1938, a propuesta de Vicente Rojo, fue nombrado comandante del XV Cuerpo de Ejército,[16]

El XV Cuerpo de Ejército salió muy quebrantado de los combates del Ebro. Cuando se produjo el inicio de la Ofensiva de Cataluña, Tagüeña rápidamente hubo de desplegar su Cuerpo de ejército para intentar hacer frente a la presión enemiga.[n. 3]​ pero tuvo que regresar a Francia de nuevo tras producirse el golpe de Casado en marzo de 1939.

Exilio

Posteriormente se exilió en la Unión Soviética, pasando la Segunda Guerra Mundial en Taskent, capital de Uzbekistán. En la URSS fue primero alumno y luego profesor de la prestigiosa Academia Militar Frunze de Moscú.[4]​ También ejerció al final de la guerra como Jefe de Estado Mayor de una división soviética en Vladímir, pero ya en la fase en la que no fue necesaria su entrada en combate. Tras la guerra ( 1946) se trasladó primero a Yugoslavia —donde asesoró al Ejército de Tito—, y después a Brno —en Checoslovaquia (1948)—, donde desarrolló una labor científica como profesor de Física en la Facultad de Medicina, en la que más tarde se licenció.

Fue adquiriendo una posición crítica hacia el estalinismo y el férreo control de Moscú hacia los partidos comunistas; la experiencia yugoslava de distanciarse de Moscú, y más tarde su estancia en Checoslovaquia le apartaron definitivamente de la ortodoxia comunista. Tras abandonar la política activa y romper políticamente con el PCE, se exilió definitivamente en México, donde llegó el 12 de octubre de 1955. Allí trabajó como asesor médico en un laboratorio farmacéutico.

Durante el exilio mexicano formó parte del comité rector del «Frente Universitario Español», junto a Antonio María Sbert.[20]

Durante su recorrido vital aprendió ruso, serbocroata y checo, idiomas que sumó al francés que conocía al abandonar España. Sólo regresó a España una vez, en 1960, para visitar a su madre, gravemente enferma, pero se marchó de nuevo, negándose a aceptar el papel de rojo arrepentido ("Mientras los vencedores no acaben, de una vez por todas, con el espíritu de la guerra civil, mi puesto está, y estará, en el bando de los vencidos"). Falleció el 1 de junio de 1971 y está enterrado en México DF. Sus dos hijas, nacidas una en la URSS y otra en Checoslovaquia, son ciudadanas mexicanas, dedicadas a labores científicas y docentes.

Other Languages