Manuel Irurita

Manuel Irurita Almándoz

Obispo de Barcelona
13 de marzo de 1930 - 3 de diciembre de 1936
Predecesor José Miralles y Sbert
Sucesor Gregorio Modrego i Casaus

Obispo de Lérida
20 de diciembre de 1926 - 13 de marzo de 1930
Predecesor José Miralles y Sbert
Sucesor Salvio Huix Miralpéix C.O
Información religiosa
Ordenación sacerdotal 1901
Ordenación episcopal 25 de marzo de 1927 por Federico Tedeschini
Información personal
Nombre Manuel Irurita Almándoz
Nacimiento 19 de agosto de 1876
Larráinzar, Bandera de España España
Fallecimiento ¿ 3 de diciembre de 1936?
Alma máter Universidad Pontificia de Valencia
[ editar datos en Wikidata]

Manuel Irurita Almandoz (nacido en Larráinzar, Navarra, 19 de agosto de 1876) fue un religioso español, obispo de Lérida entre 1927 y 1930, año en que tomó posesión de la sede de Barcelona, cargo que ocuparía hasta el estallido de la Guerra Civil Española. Tras el inicio de la contienda, Manuel Irurita se refugió de las milicias anarquistas, pero su rastro se pierde después de que fuese detenido por dichas milicias en diciembre de 1936.

La versión oficial sostiene que pocos días después de haber sido detenido Irurita fue fusilado en el cementerio de Moncada junto a otros religiosos y laicos, el 3 de diciembre de 1936; sin embargo, en fechas recientes algunos autores han puesto en duda este hecho. A pesar de todo, es considerado uno de los trece obispos[a] asesinados en la zona republicana durante la Guerra Civil Española, víctima de la persecución religiosa.

Biografía

Cursó sus primeros estudios en el colegio de los padres capuchinos de Lecároz y posteriormente en el seminario diocesano de Pamplona. En Valencia transcurrió su vida sacerdotal desde 1905 a 1927. Culminó su formación eclesiástica con los grados de doctor en Filosofía y Sagrada Teología, conseguidos en la entonces Universidad Pontificia. En diciembre de 1926, la Santa Sede lo preconiza obispo de Lérida. Tras recibir la consagración episcopal el 25 de marzo de 1927, finalizaría su pontificado en marzo de 1930 con su designación para la sede de Barcelona. Para entonces era un reconocido simpatizante carlista y decididamente opuesto al catalanismo.[1]

Durante los años de la Segunda República Irurita fue descrito como un clérigo reaccionario,[9]

Sus relaciones con el catalanismo también eran tensas: por ejemplo, cuando en 1933 murió el presidente de la Generalidad, Francesc Macià, en un principio Irurita se negó a enviar capellanes al entierro de Macià, aunque finalmente aceptó enviarlos después de que el arzobispo Francisco Vidal y Barraquer le hiciera cambiar de opinión.[10]

Tras el estallido de la Guerra civil, el 21 de julio de 1936 Irurita huyó de la sede episcopal, que fue asaltado por las masas.[12]

En 1959 se abrió en Barcelona su proceso de beatificación.[15]

Controversia en torno a su fallecimiento

Según la Causa General franquista y el testimonio de otros sacerdotes, Irurita habría sido asesinado el 3 de diciembre de 1936 en Moncada y Reixach por milicias anarquistas,[26]

En esos testimonios, entre otras circunstancias, se han sustentado historiadores como el monje Hilari Raguer para asegurar «absolutamente convencido» que «al obispo Irurita no lo mataron el diciembre de 1936»,[25]

El historiador Joan Bada, profesor de la Facultad de Teología de Cataluña y también de Historia en la Universidad de Barcelona, publicó una obra donde aportaba documentos de distintas instituciones (entre otras, de la Cruz Roja Internacional) que acreditaban que Irurita todavía continuaba vivo a mediados de 1937.[25]

A finales del siglo XX se realizaron varias pruebas a los restos que se supone que pertenecen a Irurita. El odontólogo forense Juan Carol Montfort realizó un estudio de la dentadura de Irurita en 1940, si bien no pudo asegurar a partir del análisis de esta que se tratara de la del prelado, una vez realizada la descripción y previa declaración de dos dentistas que le habían tratado en su etapa de obispo de Lérida sostuvo que los restos pertenecerían a Irurita.[34]

Other Languages