Mansión X

En el mundo de las historietas de Marvel, la Escuela Xavier para Jóvenes Superdotados o Instituto Xavier para Jóvenes Talentos, es un instituto educativo para jóvenes con habilidades extraordinarias dentro de la historia de los superhéroes X-Men.

El complejo es también la residencia oficial, centro de operaciones y entrenamiento de dichos superhéroes. Aquí también se encuentra el cuartel general mundial de la Corporación X, el instituto que lucha por los mutantes mundialmente.

La escuela es también conocida como la Mansión X y el título de 'escuela' es simplemente una distracción para ocultar lo que en verdad sucede dentro de este edificio. La Mansión, como es llamada por sus residentes, pertenece al científico telépata y líder genético y mutante Charles Francis Xavier, también conocido como el Profesor X, e hijo del famoso científico pionero nuclear Brian Xavier. Ésta se encuentra en el 1407 Graymalkin Lane en Salem Center, una comunidad de North Salem, un pequeño pueblo en el condado de Westchester aproximadamente 93 kilómetros al noreste de la ciudad de Nueva York.

Historia ficticia

La mansión de los Xavier comenzó como hogar de la familia a finales del siglo XVIII. A través de los años se convirtió en punto social para celebridades y ricos de la era hasta llegar a convertirse, en los últimos tiempos, en un refugio para jóvenes mutantes y un centro de defensa contra fuerzas rebeldes mutantes. Todo en un transcurso de 200 años.

Comienzo

Los Xavier llegaron a América en 1770. Alessandro Xavier, hijo de un físico británico emigró al nuevo mundo con la idea de propagar las enseñanzas de su padre. Alessandro, también un científico, al llegar con su familia a Nueva York empezó a enriquecer aún más con sus nuevas ideas. Alessandro siempre ambicionó construir un lugar donde refugiarse después de su retiro y contemplaba la idea de un día comprar tierras retirado de la ciudad.

Después que los Estados Unidos se independizó de Gran Bretaña en 1776, los ricos europeos ya habitantes de la nueva nación comenzaron a comprar territorio del gobierno. Años después, los Xavier, ya una familia muy establecida, adquirieron varias propiedades en el estado de Nueva York, incluyendo el sitio para la futura mansión en Westchester.

Este territorio, situado a la orilla del lago Breakstone y rico en vegetación y vida salvaje, se extendía aproximadamente 8 kilómetros de norte a sur y 3.2 kilómetros de este a oeste.

La propiedad de los Xavier era muy grande y estaba considerado, en términos de esa era, retirado de la civilización. Recluido de todo, este terreno era virgen de contacto humano y así el lugar perfecto para levantar una fortaleza.

Creación

La mansión original fue diseñada por el arquitecto irlandés James Hoban, el mismo que diseño la Casa Blanca. Hoban acababa de ganar la competencia al diseño de la residencia para el presidente de los Estados Unidos cuando durante la fiesta en celebración al lo ocurrido, conoció al holandés Edward Phillipe Xavier, un capitán de mar y tío de Alessandro. Edward fascinado con el diseño de Hoban le pidió que le hiciera un diseño para construir una mansión en la propienda de la familia en Weschester. Éste sería un regalo para su sobrino Alessandro y su familia. Hoban, dispuesto a incrementar sus riquezas, aceptó y un mes después entregó los planos a lo que se convertiría un día en una escuela para mutantes. Xavier pagó 485 dólares por el diseño lo cual en aquél entonces era un gran salario.

Construcción de la casa comenzó en noviembre de 1792 y fue completada cuatro años después. La casa fue construida principalmente de piedra en un estilo clásico revivido con toques georgianos. Sus interiores fueron decorados con marfil, mármol, y roble. Sus pisos incluyeron caoba y tapetes pérsicos. La mansión tuvo un costo total de 116,000 dólares ($1.2 millones hoy en día) y contaba con 2 niveles principales, un sótano, un ático, 45 habitaciones incluyendo 12 baños, 4 salas, 2 antesalas, 3 comedores, 3 cocinas, un salón de baile, un teatro y un establo.

La Propiedad Xavier, como era conocida por los habitantes del área, era un gran ejemplo de la arquitectura. Se dice que John Adams, primer presidente en ocupar la Casa Blanca, contemplaba la idea de substituir su residencia presidencial con la mansión Xavier.

Legado

La mansión Xavier continuó siendo ocupada exclusivamente por los Xavier generación tras generación. Era un símbolo de éxito y poseía un gran valor sentimental. Al mismo tiempo fue testigo de muchos eventos.

Varios miembros de la familia nacieron bajo su techo mientras otros dieron su último respiro bajo ella. También fue sitio preferido para llevar a cabo grandes eventos sociales por figuras públicas y de reputación de la era. Desde su creación, 22 presidentes del país y 33 líderes de otras naciones han sido invitados de honor. Cien años después en 1896, la familia Rockefeller trató de comprar la propiedad sin éxito alguno. Durante la Gran Depresión en 1930, los Xavier se vieron casi obligados a vender la propiedad pero lograron salir a delante gracias al ingenio de Brian Xavier, el cual hizo todo lo posible por mantener el legado de la familia. Albert Einstein mantuvo muchas reuniones con Brian, los cuales fueron grandes socios mientras Brian trataba de encontrar los orígenes de la familia Xavier.

El Cambio

La primera alteración significante desde su construcción fue hecha por Brian Xavier, quien después de graduarse de la Universidad de Harvard en 1925, decidió comenzar sus propias investigaciones desde su casa. Con esto en mente, mando a ampliar el sótano y construyó un refugio nuclear. Sólo él tenía acceso a esta sección de la mansión; además, los únicos que sabían de su existencia eran su esposa Sharon y su colega el doctor Kurt Marko.

Brian muere a causa de un accidente experimental en 1944 y en poco tiempo Sharon se casa con el viejo colega de Brian, el Dr. Marko. Un año después Sharon muere a causa de fuertes lesiones causadas por Marko cuando este cae bajo un maleficio y enloquece.

Charles Xavier hereda la mansión y todas las riquezas de la familia después de la muerte de ambos padres. Durante esta etapa, el joven Charles comenzaba a manifestar sus habilidades extraordinarias- inseguro si era único en el mundo. Charles continuó viviendo en la mansión durante su adolescencia mientras continuaba su educación. Al crecer, durante la Guerra de Corea, Charles fue reclutado y enviado a Asia. Después de la guerra, Charles viajó por el mundo tratando de encontrar explicación a sus habilidades. Durante esta odisea que en ocasiones casi le cuesta la vida, descubre que él no es el único con un don semejante y cae a la conclusión que la humanidad va por dos caminos distintos. Charles observa como el resto de la humanidad común desarrolla temor y rencor contra la nueva especie de humanos. También ve como algunos de esta nueva generación utilizan sus habilidades con fines criminales y violentos. Por este motivo, Charles decide dedicarse más al estudio y protección de los mutantes.

La Era Mutante

En 1963, Charles regresa a Estados Unidos dispuesto a convertir la mansión en un refugio para personas como él. Con la ayuda de Amelia C. Voght, una enfermera estadounidense que conoció en la India y con la que tuvo una relación amorosa, planearon la construcción de las instalaciones subterráneas para facilitar el entrenamiento especial de sus cambios mutantes. El proyecto fue financiando en parte con la ayuda de la Dra. Moira MacTaggert, una científica líder en el desarrollo de la mutación genética, con quien Charles mantuvo una relación amorosa durante el tiempo que estuvieron estudiando en la Universidad de Oxford en Inglaterra. Ella tenía influencias en el FBI y así se logró utilizar fondos públicos para creación del proyecto.

La Transformación

La construcción fue dirigida por George Bergstromel, Jr. el hijo del arquitecto por el mismo nombre quien diseño El Pentágono en 1941. La obra comenzó en agosto de 1964 y fue completada en febrero de 1967 y tuvo un costo total de 53 millones de dólares. Las instalaciones originales eran modestas, pero tiempo después con las habilidades crecientes de los equipos X-Men y sus aliados, muy pronto se convirtió en un complejo avanzado de alta tecnología. Incluso así, la mansión sería fuertemente dañada y reconstruida con la ayuda de tecnología extraterrestre ( Shi'ar), dándole un nivel de capacidad con una magnitud más grande que nunca.

La Preparación

Durante la extensa renovación a la mansión, Charles empieza la búsqueda de personas que necesitan su ayuda. Su enfoque son jóvenes mutantes con problemas emocionales y sociales a causa de la manifestación de sus habilidades. Cerebro, una máquina la cual fabricó con la ayuda de Eric Lehnsherr- un viejo amigo quien conoció en Israel durante su odisea en busca de respuestas a sus habilidades- es una de las primeras secciones en ser completadas. Cerebro detecta las ondas cerebrales de los mutantes, las cuales son muy diferentes al resto de los humanos, y de esta forma ayuda a localizar y estudiar la mente de estos. Al comienzo, Cerebro está en una etapa prototipo y en ocasiones lee falsos candidatos. Aun así, con mucho escrutinio y entrevistas en persona, Charles empieza a copilar una lista de jóvenes quien él considera en necesidad de ayuda para entender sus habilidades.

Después de terminar la construcción del complejo subterráneo, Amanda, la gran amada de Charles, decide dejarlo a causa de inseguridad de los planes de Charles. Esta decisión envía a Charles a una depresión y por lo tanto decide entregarse aún más a sus estudios y asiste la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York. Al recibir su doctorado en antropología, Charles viaja a Inglaterra para reunirse de nuevo con su vieja amiga la Dra. MacTaggert en Oxford donde recibe un título en psiquiatría. Ambos trabajan juntos para desarrollar la forma de como proteger y entrenar a personas como él y como combatir las fuerzas negativas que él presiente se avecinan. Al recibir su doctorado en medicina, en 1977, Charles regresa a los Estados Unidos y se convierte en un profesor en la Universidad de Columbia enseñando su especialidad: genética humana. Durante los próximos diez años, Charles continuó enseñando, estudiando y descubriendo más acerca de la genética mutante.

La Escuela

En 1985, Charles toma la decisión de convertir su mansión en una escuela para jóvenes con habilidades extraordinarias, de esta forma creando un lugar seguro y discreto para proteger y preparar a sus alumnos. Un tercer nivel es añadido a la mansión para abrir espacio de vivienda para los integrantes de la escuela. El interior de la mansión es re-diseñado para acomodar un ambiente escolar pero al mismo tiempo manteniendo un aspecto de hogar. Charles empieza su búsqueda de alumnos, visitando a posible candidatos alrededor de la nación. En ocasiones, fue tanto el temor y rechazo por parte de padres de niños con dones que fue mejor hacer pensar a estas familias que sus hijos iban a una escuela regular en vez de mostrarles la verdad atrás de la Escuela Xavier.

En marzo de 1986, la escuela comienza con los primeros estudiantes escogidos directamente por Charles. La escuela todavía no se hace pública ya que es la idea de Charles de mantener su existencia secreta para brindar la mayor protección a los mutantes. Una fiesta de inauguración se llevó a cabo donde asistieron viejos amigos y colegas de Charles, incluyendo miembros de familia de los estudiantes.

Algunos de los primeros integrantes de la escuela fueron Scott Summers, Robert "Bobby" Drake, Warren Worthington III, Henry McCoy y Jean Grey los cuales también se llegaron a convertir en miembros de la facultad.

X-Men

A finales de los 80's, la humanidad ya estaba experimentado la devastadora fuerza de humanos superdotados los cuales, por sus propias razones personales de superioridad y supervivencia, decidieron utilizar sus habilidades para crear aún más rivalidad, temor, y diferencia entre ambas razas humanas.

Charles, quien desde muchos años atrás presintió esto, tomo la decisión de crear un equipo élite de seres mutantes para combatir estas fuerzas negativas emitidas por seres semejantes a ellos. Este grupo se llegarían a conocer como los X-Men-- guiados, entrenados y bajo la tutoría de Charles, estos superhéroes, como serían considerados por la humanidad serían la última defensa contra las fuerzas del mal más poderosas que la humanidad allá presenciado. Su lugar de vivienda, centro de operaciones, inteligencia y entrenamiento se encuentra en la mansión y sus facilidades subterráneas.

Desde este entonces, la Escuela Xavier para Jóvenes Superdotados no sólo seria una escuela pero también seria un centro de operaciones para los X-Men.

Corporación X

Una década después de la creación de los X-Men, Charles decidió crear una institución la cual serviría como defensor de los derechos mutantes en una escala mundial. Esta organización otorga protección a mutantes y operaba con oficinas alrededor de todo el mundo incluyendo Los Ángeles, Ámsterdam, Hong Kong, París, Australia, entre otros. Sus cuarteles generales se ubican dentro de la mansión bajo la dirección de Charles.

Actualidad

Hoy en día la mayoría de las especificaciones de la mansión siguen siendo secretas. Ante la prensa, la mansión es una escuela exclusiva donde sólo aquellos seleccionados por el respetable profesor X asisten. Al transcurso de los años, ha salido a la luz su currículo como refugio para jóvenes mutantes. Actualmente, la mansión continua aislada del resto y opera bajo un sistema de seguridad de alta tecnología. Es virtualmente impenetrable por personas no autorizadas. Incluso así, en varias ocasiones ha sido visitada por intrusos, incluso hasta destruida y reconstruida. En la adaptación cinematográfica X-Men 2 ( 2003) podemos ver como William Stryker, un científico militar, bajo la autorización del presidente de los Estados Unidos, invade la mansión con la intención de capturar a sus residentes y revelar de una vez por todas el peligro que, según su idealismo, poseen los mutantes.

Other Languages
English: X-Mansion
magyar: X-birtok
italiano: X-Mansion
português: Mansão X