Manos: The Hands of Fate

Manos: The Hands of Fate (en Inglés: Manos: las manos del destino, también conocida simplemente como Manos) es una película estadounidense de terror de 1966 escrita, dirigida, y producida por Hal Warren. Warren era un vendedor norteamericano de fertilizante, y realizó Manos como resultado de una apuesta que había hecho, proponiéndose además producir un film de terror de éxito con un presupuesto pequeño, de $19.000 dólares. El resultado es una película considerada entre las peores de la historia del cine mundial.[1]

La película permaneció olvidada hasta que fue emitida por el programa de televisión Mystery Science Theater 3000. Aunque conocida mayormente por esta versión, la película original también está disponible en DVD, aunque sólo para Zona 1. Actualmente la cinta se encuentra en el dominio público.

Se han realizado dos adaptaciones teatrales de Manos en estilo cómico. La primera, de Last Rites Productions, fue llevada a la escena en Portland ( Oregón) a comienzos de 2006. La segunda, un musical titulado Rock Opera of Fate, fue presentado en octubre de 2007 en Chicago por la compañía teatral New Millennium.

Producción

La película fue creada originalmente como resultado de una apuesta de Warren con el guionista Stirling Silliphant donde el primero aseguró que podría crear una película exitosa de terror con un presupuesto muy limitado. Warren acumuló una suma pequeña, según se informa $19.000, y empleó a grupo de personas de un teatro local y una agencia de modelos, prometiendo una parte en los beneficios de la película debido a su carencia de fondos para pagar salarios reales. Nadie cobró nada.

La película fue filmada en 16 mm con una cámara que sólo podía grabar durante 32 segundos, que es una explicación posible para muchos de los errores de continuidad. También hay varios errores en correcciones de foco mal realizadas. La cámara no registraba sonido, así que todos los efectos sonoros y diálogos fueron doblados más adelante en la postproducción, según parece sólo por tres o cuatro personas incluido el propio Warren.

Debido a una carencia del presupuesto y medios, las piernas de “cabra” de Torgo, el siervo de "El Maestro", fueron realizadas rellenando los pantalones de material acolchado en las rodillas y haciendo caminar al actor de forma extraña.

Los rodajes de noche se complicaron al atraer toda clase de insectos con los focos. También hay planos en los que el movimiento de los actores se limita por el escaso alcance de los focos que no permiten iluminar un espacio suficiente para permitir que la cámara capte la imagen.

Según se dice además, el reducido equipo ténico de Warren aseguró que era imposible trabajar con él debido a su irascibilidad y su continuo desprecio para con sus trabajadores.

Other Languages