Manisa

Manisa
ciudad
Manisa
Manisa ubicada en Turquía
Manisa
Manisa
Localización de Manisa en Turquía
País Bandera de Turquía Turquía
•  Provincia Manisa
Ubicación 38°38′00″N 27°25′00″E / 38.633333333333, 38°38′00″N 27°25′00″E / 27.416666666667
Población 281.890 hab. (2007)
Código postal 45xxx
Pref. telefónico 236
Alcalde Bülent Kar ( AKP)
Sitio web www.manisa.bel.tr
[ editar datos en Wikidata]

Manisa es una ciudad del oeste de Turquía, situada en la región del Egeo y capital de la provincia de Manisa. Tiene una población de 281.890 habitantes[1] (2007). Antiguamente, la ciudad se llamó Magnesia del Sípilo, debido al monte que se eleva sobre la ciudad, el monte Sípilo. Durante la época otomana, muchos de los hijos de los sultanes eran educados en Manisa, por lo que actualmente se conoce como la "ciudad de los Şehzade" (Şehzadeler şehri), título que sólo comparte con Amasya y Trebisonda. Actualmente, Manisa es un centro industrial y de servicios en plena expansión que se ha visto beneficiado por su proximidad a la ciudad de Esmirna y sus hinterland, ricas en cantidad y en variedad agrícolas. Durante la década de 1990, Manisa ha triplicado su tamaño con la construcción de nuevos edificios, zonas industriales y el campus de la Universidad Celal Bayar.

Por primera vez en 2004 y de nuevo en 2006/2007, Manisa se colocó a la cabeza de las ciudades turcas en cuanto a la rentabilidad, el transporte y el desarrollo de la inversión extranjera directa respecto a las ciudades estudiadas en 13 regiones de Europa por la revista fDi del diario Financial Times.[2]

Manisa es una ciudad muy visitada, especialmente durante las fiestas de marzo y septiembre, además del Parque Nacional del monte Sípilo. Además, muchos turistas la utilizan como punto de salida para visitar otros lugares como Sardes y Alaşehir (la antigua Filadelfia). Su cercanía a Esmirna influye enormemente en el ritmo de vida de Manisa, con numerosos trabajadores que viajan cada día de una ciudad a otra por una autopista que, en menos de media hora, llega a cubrir una diferencia de altitud de más de 500 m y cruza el mítico paisaje del monte Sípilo.

Historia

Sarcófago romano, en el Museo de Manisa.
Busto de Ayşe Hafsa Sultan, madre de Solimán el Magnífico, que vivió en Manisa durante 7 años; inició la fiesta de Mesir y mandó construir un gran complejo religioso en la ciudad.

Los restos prehistóricos de la región de Manisa, aunque escasos, incluyen dos muy interesantes que arrojan luz sobre el pasado de la Anatolia occidental. Los primeros son más de cincuenta huellas humanas fosilizadas que datan de alrededor de 20.000-25.000 a. C., descubiertas en 1969 por Maden Tetkik Arama, entidad estatal turca encargada de las exploraciones minerales, en el pueblo de Sindel, cerca del distrito de Salihli y conocido con el nombre del pueblo. Algunas de estas huellas se pueden ver en el Museo de Manisa. Los segundos restos son las tumbas de la época de Troya (3000-2500 a. C.) del pueblo de Yortan, cerca del centro del distrito de Kırkağaç, al norte de Manisa. Las originales prácticas observadas en los tres sepulcros dieron lugar a la definición de la «cultura Yortan» en la prehistoria de Anatolia, aunque existen numerosos aspectos que aún quedan por descubrir.[3]

El centro y sur del oeste de Anatolia entraron en la historia con el todavía oscuro reino de Arzawa, vecinos y, a partir del año 1320 a. C., vasallos del Imperio hitita. Durante el primer milenio a. C. emergieron los meonios, que conseguirían la independencia siglos después bajo el nombre de la civilización Lidia y cuya capital fue la ciudad de Sardes, situada más hacia el interior, y que constituía la frontera oeste de la región de Manisa.[5]

En la antigüedad clásica, la ciudad se conocía con el nombre Magnesia del Sípilo y tuvo un importante papel por ser el lugar donde, en el año 190 a. C., Antíoco III el Grande fue derrotado en la Batalla de Magnesia por el Imperio romano. Bajo el dominio romano, la ciudad ganó en importancia. Sin embargo, un terremoto casi la destruyó bajo el reinado de Tiberio, quien la restauró e hizo que volviera a florecer.

Bajo el dominio turco, desde su primera conquista por parte del beylik de Saruhan a principios del siglo XIV y, posteriormente, por los otomanos a principios del siglo XV, siguió siendo una ciudad próspera y se desarrolló a un ritmo constante, especialmente a mediados del siglo XVI. Como capital de la provincia de Saruhan, el desarrollo de la ciudad se vio reforzado al ser elegida centro de formación de los shahzades (hijos de los sultanes), convirtiéndose en una de las zonas más ricas del Imperio, con numerosos ejemplos de arquitectura otomana. Alrededor del año 1700, Manisa contaba con 2.000 contribuyentes y 300 fundaciones religiosas ( vakıf), era conocida por sus mercados de algodón y por un tipo de cuero que recibía el nombre de la ciudad. Con tal riqueza, gran parte de la población comenzó a asentarse en la ciudad, convirtiéndose además en una de las últimas paradas de las caravanas provenientes del este, con Esmirna aún en sus primeras fases de crecimiento.[7]

Other Languages
azərbaycanca: Manisa
беларуская: Горад Маніса
български: Маниса
brezhoneg: Manisa
bosanski: Manisa
کوردیی ناوەندی: مانیسا
čeština: Manisa
Deutsch: Manisa
Ελληνικά: Μανίσα
English: Manisa
Esperanto: Manisa
فارسی: مانیسا
suomi: Manisa
français: Manisa
Gagauz: Manisa
עברית: מניסה
Հայերեն: Մանիսա
Bahasa Indonesia: Manisa
italiano: Manisa
日本語: マニサ
ქართული: მანისა
қазақша: Маниса
한국어: 마니사
Kurdî: Manisa
lietuvių: Manisa
олык марий: Манисе
Baso Minangkabau: Manisa
македонски: Маниса
кырык мары: Маниса
Bahasa Melayu: Manisa
Nederlands: Manisa (stad)
norsk nynorsk: Manisa
norsk bokmål: Manisa
ਪੰਜਾਬੀ: ਮਨਿਸਾ
polski: Manisa
پنجابی: منیسا
português: Manisa
română: Manisa
русский: Маниса
Kinyarwanda: Manisa
Scots: Manisa
srpskohrvatski / српскохрватски: Manisa
Simple English: Manisa
shqip: Manisa
српски / srpski: Маниса
svenska: Manisa
Kiswahili: Manisa
удмурт: Маниса
українська: Маніса
اردو: مانیسا
oʻzbekcha/ўзбекча: Manisa
Tiếng Việt: Manisa
Winaray: Manisa
中文: 馬尼薩
Bân-lâm-gú: Manisa