Mandisoví

Mandisoví fue una población guaraní antecesora de la actual ciudad de Federación, en la provincia de Entre Ríos ( Argentina) a 30°55′S 58°02′O / -30.917, 30°55′S 58°02′O / -58.033. En la actualidad el solar en donde estaba el pueblo de Mandisoví es de propiedad privada y en él se halla un monolito recordatorio y un centenario ombú.

Su nombre proviene del idioma guaraní y significa bagre azul, aunque otras fuentes lo traducen como planta de flor azul.

Historia

Estancia de Nuestra Señora de la Concepción del Mandisoví

En julio de 1777 el teniente gobernador del departamento de Yapeyú en la gobernación de las Misiones Guaraníes, Juan de San Martín —padre del general José de San Martín— creó la estancia ganadera comunitaria (o tupambaé) de Nuestra Señora de la Concepción del Mandisoví, entre el arroyo Mandisoví Grande, el arroyo Gualeguaycito y el río Uruguay, como posta en el camino de la Ruta al Salto, para el comercio de los excedentes de yerba mate, y en menor medida de algodón, tabaco, grasas y cueros.

Los inventarios de 1780 contabilizaron 18 339 cabezas de ganado vacuno, 4764 terneros, 100 yeguas de cría y otros animales que inicialmente habían sido comprados a Pedro García de Zúñiga, estanciero de la zona de Gualeguaychú. En la capilla de la estancia se veneraba una imagen de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción que Juan de San Martín hizo llevar desde Yapeyú, tallada por indígenas misioneros, la misma se encuentra hoy en la iglesia principal de Federación y fue nombrada por el papa Juan Pablo II como patrona de la Diócesis de Concordia. Alrededor del casco de la estancia y de la capilla se fue instalando un poblado.[1]

En 1803 Santiago de Liniers llegó a Mandisoví de paso hacia Misiones, auspiciando luego la radicación de un sacerdote allí.

En 1805 la capilla de Mandisoví fue declarada tenencia de parroquia. El 10 de febrero de 1806 el obispo de Buenos Aires Benito Lué y Riega declaró curato independiente a Mandisoví y vice parroquia a San Antonio del Salto Chico, pero no fue llevado a efecto por el virrey.

En 1808 Mandisoví pasó a tener un juez comisionado.

Fundación formal

De paso en su expedición al Paraguay, desde Curuzú Cuatiá el general Manuel Belgrano dictó un decreto el 16 de noviembre de 1810 organizando el pueblo de Mandisoví con un amplio ejido:

Que la jurisdicción del Pueblo de Mandisoví empiece desde el Uruguay hasta la punta del Arroyo Timboy; desde aquella hasta la entrada del Arroyo de la Tunas en el Mocoretá; de ésta se continuará la línea hasta las puntas del Arroyo Basualdo; se seguirá éste hasta el Guayquiraró, y luego la costa del monte Grande hasta el Arroyo de Diego López que enfrenta con el Curupí; de éste se continuará a la barra del Arroyo Lucas que entra en el Gualeguay, de aquel a la Cuchilla que divide las aguas vertientes a los Yuquerís; de dicha cuchilla hasta las puntas del Gualeguaycito el cual se continuará hasta el Uruguay.[2]

Adjudicó a los 650 pobladores la propiedad de los terrenos que ocupaban. La comarca contaba con 26 000 cabezas de ganado.

Al regresar de la campaña al Paraguay Belgrano pasó la noche del 6 de abril de 1811 en Mandisoví, nombrando como primer alcalde del pueblo y comandante de milicias a Pablo Areguatí.[3]

Evolución

En 1811 bandas irregulares luso-brasileñas cruzaron el río Uruguay y en agosto el capitán Joaquim Felix de Fonseca se apoderó de Mandisoví, expulsando al alcalde Pablo Areguatí. El 29 de noviembre de 1811 fuerzas del teniente gobernador de Corrientes, Elías Galván, al mando de José Ignacio Añasco expulsaron de Mandisoví a los luso-brasileños.

En 1813 durante el gobierno del teniente gobernador Bernardo Pérez Planes, quien gobernó en Misiones entre 1812 y 1814, se produjo la rebelión de los partidarios del general José Artigas encabezados por Domingo Manduré y por el cura párroco de Mandisoví, fray José Leonardo Acevedo.

El decreto de Gervasio Antonio de Posadas del 10 de septiembre de 1814 creó las provincias de Entre Ríos y Corrientes, adjudicando Mandisoví a la primera.

En agosto de 1819 se produjo una reunión en la provisoria capital misionera de Asunción del Cambay entre Artigas, Juan Bautista Méndez (gobernador de Corrientes) y los principales jefes guaraníes, en la que entre otros puntos se acordó que la zona bajo jurisdicción de Mandisoví y San Antonio del Salto Chico, entre el Mocoretá y el arroyo Yeruá, tuviera un alcalde guaraní dependiente del gobierno de Misiones y un comandante militar dependiente de Entre Ríos (de Francisco Ramírez),[4] cargo para el que fue designado el capitán Aniceto Gómez.

El 23 de julio de 1820 Francisco Ramírez derrotó a las fuerzas del general José Gervasio Artigas al mando de Matías Abacú en el combate de Mandisoví.

En 1820 Francisco Ramírez creó la República de Entre Ríos y acordó con el comandante de Misiones Francisco Javier Sití en el llamado Acuerdo de Mocoretá del 28 de julio de 1820, la incorporación a la efímera república de los territorios misioneros incluyendo a Mandisoví.

Mandisoví continuó siendo parte de la Comandancia de Misiones hasta que en 1822 el gobernador Lucio Norberto Mansilla los transformó en el 4° Departamento subalterno del 2° principal de la provincia de Entre Ríos, con un alcalde de hermandad.

El 28 de febrero de 1823 fue nombrado el primer capitán de puerto y comandante del resguardo de Mandisoví, Juan Rodríguez, con funciones de policía portuaria y de fiscalización aduanera.[5]

Desde 1824 se proyectó trasladar Mandisoví a las cercanías de la barra del arroyo Yuquerí Grande (en la actual ciudad de Concordia). La Asamblea General Extraordinaria que había sido convocada por el gobernador de Entre Ríos Juan León Sola, resolvió pedir al congreso provincial que fundase, en el rincón del Salto, una villa que llevase el nombre Villa de la Concordia. La solicitud fue planteada por el cura vicario Mariano José del Castillo, quien asistió como diputado representante de Mandisoví.

El 3 de junio de 1824 Pedro Espino fue designado comandante de Mandisoví en remplazo de Miguel Acevedo.[7]

El 26 de agosto de 1826 el gobernador Vicente Zapata elevó al rango de villa al pueblo de Mandisoví.

El 6 de mayo de 1830 los habitantes guaraníes de Bella Unión en el Uruguay solicitaron al gobierno entrerriano afincarse en Mandisoví. Tras ser autorizados, el traslado fue supervisado por el comandante departamental Taborda a la villa de Mandisoví, pero el 26 de julio de 1832 las 99 personas fueron trasladadas a Punta Gorda, siendo comandante Mariano Barrios.

En 1831 se le asignó por decreto un alcalde mayor:

Art. 1 ° Se crea á los objetos de la mejor administracion de Justicia un Alcalde Mayor en el pueblo de Mándisoví en conformidad á lo dispuesto en la ley de 18 del presente.
2 ° Comuniquese al P. E. para su inteligencia y fines consiguientes.
Sala de Sesiones, Paraná Enero 20 de 1831.
FRANCISCO GELABERT. - Ramon Pereyra.

En 1840 fue habilitado un embarcadero en la boca del arroyo el Bizcocho, junto a la playa de Baylina a 15 km de Mandisoví, punto cercano a donde sería trasladado luego el pueblo. En 1844 los principales vecinos se trasladaron a vivir en Concordia, incluyendo al cura párroco. El 15 de octubre de 1844 el congreso provincial dispuso el cese de la capellanía local.

A causa de la despoblación debida a las guerras, Justo José de Urquiza decidió el traslado del pueblo. El 20 de marzo de 1847 el comandante interino del 4° departamento subalterno del 2° Principal (o de Mandisoví) con sede en Concordia, coronel Manuel Antonio Urdinarrain, delineó el nuevo pueblo de Mandisoví y el 31 de mayo de 1847 terminó el traslado, denominándose a la nueva villa, Pueblo de la Federación.

Other Languages