Mandinga

Mandinga, mandinka, mandé
People in Timbuktu.jpg
Mandinkas. (Tombuctú)
Población total 13 millones[1]
Idioma lenguas manding-jogo (mandé central)
Religión islam, animismo
Etnias relacionadas fula, wólof, soninké
[ editar datos en Wikidata]

Los mandinga, mandinka, malinké, mandé o manden conforman un grupo étnico de África occidental. En la actualidad existen cerca de trece millones de mandingas residiendo en diferentes países del oeste de África, en Gambia, Guinea, Guinea-Bissau, Senegal, Malí, Sierra Leona, Liberia, Burkina Faso, y Costa de Marfil. Las lenguas mandé pertenecen a una rama divergente de la familia lingüística de Níger-Congo.

Las lenguas mandé más comunes son el mandinka en Gambia y Senegal, el malinké en Guinea y Malí, y el soninké en los países meridionales del África occidental, y que como los otros idiomas africanos del oeste terminan en -ke o -ka (que significa 'originario de'). También hablan kriol y portugués en Guinea-Bissau, francés en Senegal, Malí, Costa de Marfil, y Burkina Faso, e inglés en Liberia, Sierra Leona y Gambia.

Historia

El pueblo manden tiene en su haber la fundación del mayor de los antiguos imperios del oeste africano. Desde los puntos de vista étnico y cultural, los mandingas se relacionan de cerca con los fulani y wólof de la costa atlántica y los songhai del Sahara. Algunas fuentes dicen que el pueblo manden se define más por la cultura y la lengua que por la pertenencia étnica, puesto que son muchos y diversos los grupos étnicos que han adoptado la lengua, los nombres y las tradiciones manden.

Preimperio de Malí

El reino mandinka de Malí o de manden existía ya varios siglos antes de la unificación de Sundiata, como pequeño Estado al sur del imperio Soninké de Wagadu, mejor conocido como Imperio de Ghana. Ésta es una zona de montañas, sabana y bosques que proporcionan la protección y los recursos ideales para una población de cazadores. Los que no vivían en las montañas formaron pequeñas ciudades-estados, tales como Toron, Ka-Ba y Niani. La leyenda cuenta que la dinastía Keita, de la cual descienden los emperadores de Malí, tuvo su origen en Bilal, un criado fiel del profeta Muhammad, originario de Keita.[2]

Imperio de Malí

Imperio de Malí, c. 1350.

El Imperio de Malí (1235-1546) fue un Estado medieval, cuyo núcleo era la región de Bamako, en el actual Malí. El imperio fue fundado por Sundiata Keïta. Era conocido por su generosidad y la riqueza de sus gobernantes, en especial Mansa Kankan Musa I. El Imperio de Malí tuvo una profunda influencia en la cultura del África Occidental, permitiendo la difusión de su lengua, leyes y costumbres a lo largo del río Níger.

Historia postimperial

Sable Mandinga

Tras la caída de los grandes reinos de la vieja patria de Manden, muchos emigraron hacia la costa atlántica. Entre éstos estaban los Manneh, soldados del anterior imperio de Malí que invadieron la costa occidental de África durante la primera mitad del siglo XVI. No hay duda en cuanto a su origen, por la evidencia de sus vestidos y armas (que fueron observados en aquel entonces por viajeros europeos), su lengua, así como por la tradición manneh, registrada por escrito circa 1625. Los manneh avanzaron en paralelo a la línea de la costa de la Liberia moderna, luchando con cada grupo tribal que encontraron. Tuvieron éxito todas las veces, y sólo fueron detenidos cuando, en el noroeste de lo que ahora es Sierra Leona, encontraron a los sosso, gente mandinga como ellos, con armas, organización militar y tácticas similares a las suyas.

La colonización francesa afectó en gran manera la vida de Manden. Las guerras constantes con los europeos costaron la vida de millares de sus soldados, crearon un creciente comercio en el Atlántico y fijaron fronteras coloniales artificiales que dividieron a la población. Sin embargo, la gente de Manden sigue siendo políticamente activa en la zona y ha elegido a sus propios presidentes en varios países.

Desafortunadamente, el conflicto de muchos años con otras tribus africanas se ha exacerbado en el siglo XX, pues la desertificación les ha forzado constantemente a emigrar al sur en busca de trabajo y de otros recursos. Con frecuencia, esto ha dado lugar a brotes de guerra con las poblaciones aborígenes asentadas a lo largo de la costa.

Other Languages
български: Мандинка
brezhoneg: Mandinka
català: Malinkes
čeština: Mandinkové
Deutsch: Mandinka
Ελληνικά: Μαντίνκα (λαός)
Esperanto: Mandinkoj
suomi: Mandinkat
français: Mandingues
עברית: מנדינקה
hrvatski: Mandinka
Bahasa Indonesia: Bangsa Mandinka
italiano: Mandingo
한국어: 만딩고족
lietuvių: Mandingai
кырык мары: Мандинкавлӓ
Nederlands: Mandinka (volk)
polski: Mandinka
português: Mandingas
srpskohrvatski / српскохрватски: Mandinka
slovenčina: Mandigo
српски / srpski: Мандинке
українська: Мандінка (народ)
Wolof: Mandinke