Manchas de Fordyce

Granos de Fordyce.
Granos de Fordyce en un pene.
Granos de Fordyce en el escroto.

Las manchas de Fordyce (mejor conocidas por su nombre descriptivo granos de Fordyce) son granos diminutos, indoloros y en relieve de color blanco, amarillo o crema, de tamaños de 1 a 3 mm de diámetro, que pueden aparecer en los labios, mucosa de la boca, pene, escroto y vulva. Son comunes en hombres y mujeres de todas las edades. Estos bultos blanquecinos son llamados manchas de Fordyce en honor al dermatólogo estadounidense John Addison Fordyce, quien fue la primera persona en investigarlas. El nombre de manchas de Fordyce le fue incorrectamente dado en español al traducirse erróneamente el término en inglés "Fordyce's spot", dado que "spot" en este caso debe traducirse por grano mejor que por mancha.

Los granos de Fordyce son glándulas sebáceas ectópicas, son lesiones no malignas ni infecciosas y no precisan ningún tipo de tratamiento. Muchos jóvenes acuden al médico preocupados por la posibilidad de haber contraído alguna enfermedad o infecciones de transmisión sexual, sin embargo los granos de Fordyce no tienen ninguna relación ni afectan las actividades sexuales, teniendo sólo una repercusión estética.

Histopatología

Los lóbulos de las glándulas sebáceas localizados superficialmente se reúnen alrededor o adyacentes a los conductos excretorios. Estos últimos contienen desperdicios sebáceos y queratinosos. Las glándulas heterotópicas están bien formadas y al parecer son funcionales. Las células individuales muestran un citoplasma granular relativamente claro con núcleos de naturaleza algo picnótica. Excepto por la relación de las glándulas sebáceas con los vellos de la piel, las glándulas bucales y las cutáneas son prácticamente idénticas.[1]

Other Languages