Mallos de Riglos

Los Mallos de Riglos son unas formaciones geológicas de tipo mallo situadas en la localidad de Riglos, en la provincia de Huesca ( España), unos 45 km al noroeste de Huesca capital, en las sierras del Prepirineo oscense. Alcanzan los 275 metros de altura máxima (espolón norte del Pisón) y se caracterizan por sus grandes paredes verticales o incluso desplomadas, muy apreciadas para la práctica de la escalada.

En noviembre de 2016, el Consejo de Aragón aprobó la declaración de monumento natural de los Mallos de Riglos, Agüero y Peña Rueba[1] .

Mallos de Riglos
Mallos Riglos desde Fils.JPG
Los Mallos de Riglos desde el macizo d'os Fils
Mallos de Riglos ubicada en España
Mallos de Riglos
Mallos de Riglos
Mallos de Riglos ubicada en Provincia de Huesca
Mallos de Riglos
Mallos de Riglos
País(es) Flag of Spain.svg  España
Flag of Aragon.svg  Aragón
Flag of Huesca (province).svg  Huesca
Coordenadas 42°21′05″N 0°43′27″O / 42.351388888889, 42°21′05″N 0°43′27″O / -0.72416666666667
Altitud 1045 m en el macizo d'os Fils
Cordillera Prepirineo
Primera ascensión

9 de julio de 1935. Jean Arlaud a la punta Buzón del Firé.

  • 1942. E. Mallafré al mallo Firé.
  • 1946. J. Panyella al mallo Pisón.
  • 1947. Á. Serón a la Peña Don Justo.
  • 1947. Á. Serón a la Aguja Roja.
  • 1953. M. Bescós, A. Rabadá y "Cintero" al Puro.
  • 1958. J.M. Anglada al mallo Cuchillo.
[ editar datos en Wikidata]

Geología

Mallo Pisón, desde la iglesia de Riglos.

Los Mallos de Riglos son consecuencia de la elevación de los Pirineos durante la orogenia alpina y están formados principalmente de conglomerados del Mioceno, sedimentos con cantos rodados de tamaño significativo cementados por grava y arena.

Al crearse la cordillera pirenaica, la erosión provocó que gran cantidad de material fuera arrastrado hacia el sur por cauces que vertían sus aguas a la antigua depresión del Ebro, depositándose y sedimentándose en enormes conos de deyección. Estos depósitos aluviales fueron elevados por plegamientos de las capas inferiores y posteriormente erosionados, dando lugar a estas impresionantes paredes. La meteorización, sobre todo la de tipo fluvial, abrió profundas barranqueras ensanchándose las fisuras y formándose las características chimeneas. Los estrechamientos y techos que aparecen en ellas son debidos a que la roca más dura ha persisitido a pesar de la erosión de las aguas fluviales.

Other Languages