Mallorquín

Variantes dialectales de las Islas Baleares.

El mallorquín (en mallorquín: mallorquí) es «la variedad del catalán que se habla en Mallorca».[3]

Historia

Hay indicios de que antes de la conquista se hablaba en la isla, además de árabe, un romance local o mozárabe sin relación con el catalán, del que pervivirían algunos topónimos como Muro [4]

Debido al exterminio o expulsión de la mayor parte de la población autóctona, no había suficiente mano de obra para el cultivo del campo. [ cita requerida] La lengua catalana fue introducida en Mallorca por los repobladores, tras ser conquistada para la Corona de Aragón en 1229. Los repobladores procedían de diversos lugares y llegaron en diferentes proporciones. Según el Llibre del Repartiment, las tierras conquistadas fueron repartidas entre gente proveniente de Cataluña[5]​ (39,71 %), de Occitania (24,26 %), Italia (16,19 %), Aragón (7,35 %), Navarra (5,88 %), Francia (4,42 %), Castilla (1,47 %) y Flandes (0,73 %). En 1230 se dictaron las Franquezas de Mallorca, privilegios que atrajeron a más repobladores para cultivar el campo. La nueva población de Mallorca provenía esencialmente de Cataluña, más específicamente del Rosellón y del Ampurdán, por lo cual se conservan características dialectales emparentadas con variantes de dichas zonas, como el uso del article salat. Quizá por este origen, la lengua propia de Mallorca es un dialecto oriental del catalán.

La posición estratégica del archipiélago balear ayudó a que se convirtiera en puente para la expansión de la Corona de Aragón y en un centro de comercio marítimo, así, tanto el mallorquín como otros dialectos baleares cuentan con numerosos préstamos léxicos tomados de otros idiomas, como el francés, el italiano, el provenzal y el griego. En el siglo XVIII el dominio británico sobre Menorca introdujo algunas palabras de origen inglés, como: “xoc” —de “chalk”: “tiza”—, “escrú” —“screw”: “tornillo”—, etc.[6]

Other Languages
asturianu: Mallorquín
català: Mallorquí
euskara: Mallorkera
galego: Mallorquino