Mallín

Un mallín, en el sur de Argentina y Chile (en la Patagonia), es una zona de tierras bajas inundables o humedal, cuya importancia reside tanto en cuestiones biológicas ( biodiversidad) como económicas (fuente permanente de forraje, lugares aptos para cultivos). Los mallines pueden ser permanentes o temporales, los hay también fértiles y salinos.

La palabra es de origen mapuche, con el mismo significado, y ha sido ampliamente adoptada, partiendo de la toponimia regional, hasta su uso común en estudios y trabajos científicos.

Mallín en cercanías de Ing. Jacobacci, atravesado por el terraplén del ferrocarril.

Los mallines presentan una gran variedad de tamaños y formas. Pueden constituir pequeños ecosistemas en áreas muy localizadas y relativamente aisladas, o constituir un complejo de humedales más o menos continuos o encadenados que ocupan las líneas de drenaje en sierras y mesetas o en las planicies de inundación de los grandes valles.

Importancia económica

Los mallines son los sitios con mayor humedad, mejores suelos y pastos más tiernos y nutritivos de la estepa patagónica. Conforman la principal fuente de forraje para el ganado en cantidad y calidad, en relación 1 a 10 respecto de la estepa patagónica.

Ocupan una superficie mínima, no más del 3% de la región, y soportan una alta presión de pastoreo, por lo que muchos se encuentran degradados.

Other Languages