Majo

Majo o maho es el nombre que recibían los antiguos aborígenes de las islas de Lanzarote y FuerteventuraCanarias, España− antes de la conquista europea en el siglo xv.

La cultura de ambas poblaciones era muy similar, por lo que se las suele englobar en un mismo grupo. No obstante, en algunos trabajos modernos suele denominarse majo al aborigen de Lanzarote y majorero al de Fuerteventura.

Etnónimo y toponimia

En la crónica de la conquista denominada Le Canarien se llama a los antiguos pobladores de ambas islas canarios en general. El primero en aludir al término mahorero es el ingeniero Leonardo Torriani, quien en su obra publicada en 1590 alude a que los aborígenes de Lanzarote y Fuerteventura se llamaban así por denominarse Maoh sus islas. Otro autor contemporáneo a Torriani, Gaspar Frutuoso, dice por su parte que «...los isleños de estos dos islas se llaman mahoreros, que en nuestro idioma quiere decir ganaderos, porque este es su oficio...».

Por su parte, el poeta-historiador Antonio de Viana dice que los antiguos habitantes de ambas islas eran llamados mahorata como su isla, y que luego derivó en mahoreros, mientras que el religioso Juan de Abréu Galindo también en el siglo xvii hace provenir el término mahorero de la costumbre aborigen de usar un tipo de calzado de cuero que llamaban mahos.

Investigadores modernos como el filólogo Juan Álvarez Delgado propone como significado de maho el de 'campesino' u 'hombre de la tierra'. En el mismo sentido se pronuncia el también lingüista Ignacio Reyes, para quien el gentilicio de ambas poblaciones aborígenes sería mahorata como indica Viana, desde un primitivo mahār-at con el significado de 'los del país' o 'los hijos del país'.[1]

El término está relacionado con el que se daban a sí mismos en general los amazigh. Diversos nombres numidios en *masi- como Masinisa, rey de los masilios, y la de los masesilos, o el término egipcio mašawaš, parecen relacionados con la raíz de maxos.[ cita requerida]

Other Languages