Magdalena Ruiz Guiñazú

Magdalena Ruiz Guiñazú
Magdalena Ruiz Guiñazú (6265577703) (cropped).jpg
Magdalena Ruiz Guiñazú en 2010
Información personal
Nacimiento 15 de febrero de 1935 (82 años)
Bandera de Argentina Buenos Aires, Argentina
Nacionalidad Argentina
Familia
Padres María Celina Cantilo Ortiz
Enrique Ruiz Guiñazú
Cónyuge César Doretti (divorciada)[1]
Hijos Cinco[4]
Información profesional
Ocupación Periodista, traductora, escritora, locutora
Distinciones Premio Konex, Premio Martín Fierro
[ editar datos en Wikidata]

Magdalena Ruiz Guiñazú ( Buenos Aires, 15 de febrero de 1935) es una periodista, traductora, escritora y locutora argentina, que recibió numerosos premios nacionales e internacionales por su trabajo.[3]

En 1984 integró la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas ( CONADEP) que fue la entidad, encargada de recibir y recopilar las denuncias de desaparición de personas durante la última dictadura militar que gobernó Argentina entre los años 1976 y 1983.[7]

Biografía

Nació en una familia acomodada, hija de María Celina Cantilo Ortiz Basualdo y de Enrique Ruiz Guiñazú, quien fue Ministro de Relaciones Exteriores y Culto. Tuvo cinco hijos con su primer marido. Uno de sus hijos, Edmundo, murió a los 28 años de un infarto.[8]

Guiñazú trabajó en el periodismo gráfico, la televisión y la radio, desde simple cronista en sus comienzos hasta conductora y editora de su programa de radio.[3]

En 1980, estando exiliada en Inglaterra durante la dictadura, el gobierno de Polonia le otorgó la Orden de Mérito por la cobertura del primer viaje del Papa Juan Pablo II a Polonia. En 1983 fue elegida Mujer del Año por votación popular.[11]

Desde 1987 y hasta el 2006 condujo su programa «Magdalena Tempranísimo» por Radio Mitre de lunes a viernes de 6 a 9 de la mañana.[12]

En 1995 fue una las cofundadoras de la «Asociación Periodistas por el periodismo independiente».[4]

En 2014 volvió a Radio Mitre con una sección diaria en el programa de Jorge Lanata, Lanata sin filtro en una sección especial denominada Dos periodistas: Ella y Él.[13]

Tuvo apariciones en el cine en los documentales Nosotras que todavía estamos vivas y Ernesto Sabato, mi padre, y en la película Esperando al Mesías.[19]

Derechos Humanos

En los años 1976, 1977 y 1978 trabajó en el denominado Teleshow, que se emitía por el viejo Canal 11 y era conducido por Cacho Fontana. Entrados los años '80 tomó una actitud de defensa de los derechos humanos desde distintos organismos. Desde su programa de radio fue la primera en darle voz a las Madres de Plaza de Mayo en pleno proceso militar.[20]

Durante toda su carrera se ha mostrado contraria a la violencia de cualquier signo, con una concepción del periodismo pluralista en la que caben todas las voces y todas las posiciones.[21]

La labor de Ruiz Guiñazú en la Comisión se destacó por la investigación del CCD (Centro Clandestino de Detención) de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) y sus aportes en la realización del documental televisivo Nunca Más y el posterior homónimo libro que reunió todas las pruebas acumuladas por la CONADEP.[23]

Cuestionamientos

En 2010, Hebe de Bonafini cuestionó el rol de algunos periodistas durante la dictadura y la incluyó a Magdalena en un acto llamado «juicio ético y político a los medios durante la dictadura», por reportajes como los que Magdalena Ruiz Guiñazú hizo a Videla, en 1977, cuando cubrió un viaje que el dictador hizo a Estados Unidos. Magdalena Ruíz Guiñazú inició un proceso judicial contra Hebe de Bonafini pidiendo una retractación por haber dicho que ella había apoyado a Videla ya que consideraba que la agraviaban en su buen nombre y honor. Bonafini fue sobreseída y Magdalena apeló el fallo.[26]

Guiñazú criticó la decisión de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación del gobierno kirchnerista, que dirigía Eduardo Luis Duhalde, por decir que el informe de la CONADEP sostenía la teoría de los dos demonios, afirmando: "No sólo es una insolencia hacia Sabato, sino que también es una grave falta histórica creer que el «Nunca más» constituye una apología de la teoría de los dos demonios", dijo Magdalena. Duhalde retrucó que «Es la política que ha fijado el Presidente y no es susceptible de discusión con otros organismos».[28]

El lunes 29 de octubre de 2012, Guiñazú se vio envuelta en una controversia sobre la edición del Nunca Más, cuando la periodista acusó, en una editorial del diario La Nación que el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner había quitado la firma de Sabato del prólogo original.[32]

Guiñazú mantuvo un resonante desencuentro con el periodista Victor Hugo Morales, afín al kirchnerismo: cuando Morales fue invitado a su programa de radio, Guiñazú le preguntó hacia el final de la entrevista como se llamaba su programa (" Bajada de línea") y ante la respuesta Guiñazú chicaneó al conductor completando con un sarcástico: "bueno, con razón", aludiendo así a que el gobierno de Cristina Kirchner le ordenaba a Morales lo que tenía que decir; Morales le respondió que consideraba una falta de respeto su pregunta y que la misma era malintencionada.[33]

En 2011, durante una disertación en la Universidad de Palermo en el marco de un Foro de Periodismo Argentino, fue agredida con insultos y piedras por grupos supuestamente pro-kirchneristas en el momento en que hablaba su colega Jorge Lanata, mientras aparentemente le gritaban "¡Aguante 6,7,8!".[35]

En 2012, Robert Cox, periodista británico que se desempeñó como editor del periódico Buenos Aires Herald y se destacó por denunciar los delitos de lesa humanidad que la la dictadura cívico-militar cometió durante esa misma época, calificó de "un asco" las acusaciones que desde algunos sectores del kirchnerismo se lanzaron contra distintos periodistas, que incluían a Guiñazú, Hector Magnetto y Jorge Fontevecchia, y dijo que quienes las realizaron estaban "llenos de maldad y malicia o totalmente desinformados de algunos periodistas en el tiempo [de la última dictadura militar]".[36]

Other Languages