Macuquina

Macuquinas.

Con el nombre de macuquina se conoce en América Latina al tipo de moneda acuñada toscamente en forma manual y a golpes de martillo, método ampliamente utilizado desde el siglo XVI hasta mediados del siglo XVIII. Existen diversas opiniones sobre el origen de la palabra: mientras unos pocos sostienen que proviene del vocablo árabe "machuch" (aprobado o sancionado),[2]


Origen

La acuñación de monedas en forma manual y a golpes de martillo ha sido utilizada por la humanidad desde tiempo inmemorial: desde el segundo milenio A.C hasta el siglo XVI de nuestra era, éste era el sistema más empleado en todo el mundo para elaborar monedas.

En tal sentido la ausencia de maquinaria moderna para acuñar moneda en el imperio colonial español, y las necesidades del comercio en dichos territorios causaron la aparición de las macuquinas. La urgente necesidad de monedas en América Latina desde los inicios del siglo XVI motivó la apertura de cecas como la Casa de Moneda de México, la Casa de Moneda de Lima y la Real Casa de Moneda de Potosí, todas antes del año 1600, a efectos de aprovechar la gran producción de plata y oro de tierras americanas con el fin de acuñar moneda indispensable tanto para pagar tributos a la corona española como para el tráfico mercantil de las colonias.

La acuñación en varios sitios de Europa ya era ejecutada mediante la "prensa de volante", aparato de gran tamaño y complejidad inventado en Italia en el siglo XVI donde discos metálicos eran grabados y cortados por ambos lados mediante una prensa. No obstante tales máquinas, complejas para su época y de fatigoso transporte, no fueron disponibles en América sino hasta empezado el siglo XVIII y los primeros siglos de la colonización española fueron sustentados en la moneda macuquina.

En el caso de América, la primera moneda macuquina acuñada en el continente fue elaborada en Colombia en 1622.

Other Languages
русский: Макукин