Mablung

Mablung
Personaje de El Silmarillion
y Los hijos de Húrin
Creador(es) J. R. R. Tolkien
Capítulo(s) El Silmarillion:
«Del retorno de los Noldor»
«De Beren y Lúthien»
«De la quinta batalla: Nírnaeth Arnoediad»
«De Túrin Turambar»
«De la ruina de Doriath»
Los hijos de Húrin:
«Túrin en Doriath»
«El viaje de Morwen y Niënor»
«La muerte de Túrin»
Información
Alias El Poderoso[1]
El Cazador[2]
Raza Elfos Sindar
Sexo Masculino
Fallecimiento 506 P. E.
Ocupación Guardián de las fronteras de Doriath
Título Primer capitán de Doriath
Residencia Doriath, Beleriand ( Tierra Media)
[ editar datos en Wikidata]

Mablung (traducido como «el de la mano pesada» del sindarin)[3] es un personaje ficticio que forma parte del legendarium creado por el escritor británico J. R. R. Tolkien y que aparece en sus novelas póstumas El Silmarillion y Los hijos de Húrin. Es un elfo del clan Sindar, habitante del bosque de Doriath, primer capitán de las huestes del rey Thingol y guardián de las fronteras del reino.

Participó en la caza del lobo Carcharoth, de cuyas entrañas recuperó el Silmaril que se había tragado,[6]

Su aparición en el legendarium de J. R. R. Tolkien es temprana, estando presente en las versiones originales de las historias de El Silmarillion y en futuras reescrituras como « Quenta»[11]

Historia

En la primavera del año 20 de la Primera Edad del Sol, Mablung acudió en representación de Thingol y junto a Daeron a una fiesta celebrada por el rey Fingolfin de los Noldor y que fue conocida como la Mereth Aderthad («fiesta de la reunión»).[12]

Muchos años después, la hija de Thingol, Lúthien, escapó de Doriath para buscar a su amado Beren, quien había ido a Angband con el fin de arrebatar al vala Morgoth uno de los Silmarils que llevaba en su corona. Thingol envió a varios mensajeros, entre los que estaba Mablung, hacia Himring para pedir ayuda a Celegorm en la búsqueda de su hija; sin embargo, el lobo Carcharoth, quien ya se había encontrado con Beren y Lúthien y le había arrancado al primero la mano para arrebatarle el Silmaril, atacó las fronteras de Doriath movido por el tormento que le provocaba la joya en su estómago y sólo Mablung logró volver hasta Thingol. Junto al perro Huan, el elfo Beleg, Beren y Thingol, participó en la caza de Carcharoth, quien acabó muriendo a manos del primero y Mablung le abrió el vientre para sacar el Silmaril.[4]

Cuando el elfo Maedhros organizó una alianza para atacar a Morgoth y Thingol rechazó ofrecer su ayuda, Mablung y Beleg pidieron permiso al rey para acudir a la guerra y éste se lo concedió siempre y cuando no se unieran a las tropas de alguno de los hijos de Fëanor; de esta forma, Mablung participó en la llamada Nírnaeth Arnoediad, la quinta batalla de Beleriand, en el 473 P. E. y uniéndose a la hueste de Fingon.[13]

Túrin y Niënor en el bosque de Brethil.

Tras su regreso de la guerra y en algún momento indeterminado de los siguientes once años, Mablung entabló amistad con el adan Túrin. Una noche éste fue a cenar a Menegroth y escuchó como el elfo Saeros se burlaba del pueblo de Hithlum, al cual él pertenecía; enfurecido, Túrin le lanzó una copa a la cara y sacó su espada, pero Mablung le detuvo y recriminó a Saeros por su actitud. A la mañana siguiente, el elfo atacó a Túrin y acabó muriendo al huir de él. Mablung le aconsejó que regresara a Menegroth, pues contaba con testigos y el rey le perdonaría por su acto, pero Túrin creyó que no sería juzgado neutralmente y huyó de Doriath.[2]

Morwen, la madre de Túrin, y su hermana, Niënor, llegaron al bosque años después, pero la primera partió de nuevo hacia Nargothrond al escuchar las noticias de su destrucción y la presencia de su hijo allí. Thingol envió tras sus pasos a una compañía de elfos dirigida por Mablung con el fin de ayudarla y protegerla, a quienes siguió Niënor a escondidas. Cerca de Nargothrond y ante los malos presagios de Mablung, madre e hija fueron retenidas en Amon Ethir mientras el capitán rastreaba el destruido reino en busca de enemigos. El dragón Glaurung se encontraba allí y atacó a Mablung, pero logró escapar y adentrarse en el reino al ver que la criatura se marchaba hacia Amon Ethir. Tras explorar Nargothrond se dispuso a regresar junto a su compañía, escondiéndose al cruzarse de nuevo con Glaurung, y encontró sola a una inmóvil Niënor que había sido hechizada por el dragón. Dando al resto por muertos, se dirigieron a Doriath y se encontraron con tres supervivientes de la compañía por el camino. Un grupo de orcos les atacó en las fronteras del bosque y Niënor se internó en él, de forma que ya no pudieron encontrarla. Mablung regresó abrumado a Menegroth y les explicó a Thingol y a Melian lo ocurrido, quienes comprendieron la situación y no le reprocharon las pérdidas de Morwen y Niënor, aunque él no se dio descanso y pasó los siguientes tres años buscando a la joven.[1]

Al llegar a él noticias sobre la presencia de Túrin en Brethil y al ver entrar a Glaurung en el bosque, Mablung se dirigió hacia allí y encontró a su viejo amigo, a quien le contó lo sucedido con su madre y su hermana y ante lo cual se marchó deprisa. Mablung le siguió y al llegar a Cabed-en-Aras se encontró con los cadáveres de Glaurung y de Túrin, quien se había suicidado al descubrir que su esposa era en realidad su hermana perdida.[5]

Años después el rey Thingol fue asesinado por los herreros naugrim y Melian le pidió a Mablung, antes de marcharse de la Tierra Media, que se encargara de custodiar el Silmaril y de avisar a su hija y a Beren de la noticia. Con la muerte de Thingol y la partida de Melian desapareció la Cintura, la protección que la maia creó en torno a Doriath, y los enanos tuvieron vía libre para entrar, saqueando las estancias de Menegroth y dando muerte a Mablung para apoderarse del Silmaril y del Nauglamír, la joya que había causado la disputa entre el rey y los naugrim y que ahora se encontraba unida a la primera.[6]

Other Languages
català: Màblung
français: Mablung
italiano: Mablung
slovenščina: Mablung
svenska: Mablung