Música de Nigeria

La música de Nigeria incluye muchas clases de música tradicional y popular africanas. Se relaciona con múltiples grupos étnicos del país, cada uno con sus propias técnicas, instrumentos y canciones. Poco se sabe sobre la historia de la música del país antes del contacto europeo, aunque algunas tallas de bronce que se han encontrado databan de los siglos XVI y XVII y representan músicos con sus instrumentos.[1]

Nigeria ha sido denominada "el corazón de la música africana" debido a su papel en el desarrollo de la música africana, el highlife ( Ghana y Sierra Leona) y el palm-wine o maringa ( Sierra Leona), que funde ritmos nativos con las técnicas importadas de Congo para el desarrollo de varios géneros populares que son genuinos de Nigeria, como el apala, el fuji, el jùjú y el yo-pop. Posteriormente, los músicos nigerianos crearon sus propios géneros derivados de la cultura hip hop estadounidense destacando el hiplife, (véase hip hop nigeriano) y del reggae jamaicano (véase reggae nigeriano). La expansión musical de Nigeria ha sido bien recibida internacionalmente no sólo en los campos de la música tradicional y popular,[2] sino también en la música occidental en general por compositores como Fela Sowande.

El elemento esencial de la música nigeriana, y de toda la música africana tradicional, es la polirritmia, en la cual dos o más golpes diferentes se realizan simultáneamente.[4] es una técnica rítmica importante en todo el continente que desarrolla el género de la hemiola. La música nigeriana también utiliza los ritmos del ostinato, en los cuales un patrón rítmico se repite a pesar de cambios en los compases.

Nigeria tiene la tecnología más avanzada en estudios de grabación de África, y proporciona serias oportunidades comerciales para los artistas. Ronnie Graham, historiador especialista en África Occidental, ha atribuido el éxito de la industria nigeriana de música, arte y cultura a su “sed nacional para el éxito estético y material; y un apetito voraz para la vida, el amor y la música y un mercado interior enorme, bastante grande como para sostener a los artistas que cantan en lenguas regionales y que experimentan con géneros indígenas”. Al igual que Nollywood ha hecho con las películas extranjeras, la música nigeriana ha conseguido entrar con fuerza dentro del mercado africano. Sin embargo, la cleptocracia, la plutocracia, la corrupción gubernamental y la piratería desenfrenada han obstaculizado el crecimiento de la incipiente industria.[5]

Música tradicional

Existen más de 250 grupos étnicos en Nigeria. Los más relevantes musicalmente son los grupos étnicos de los tiv (al sureste), los igbo (al sur), los hausa (al norte) y los yoruba (suroeste).

Más de 250 grupos étnicos son nativos de Nigeria, y otros muchos han inmigrado a dicho país. Los grupos étnicos más destacados musicalmente son los tiv (al sureste), los igbo (al sur), los hausa (al norte) y los yoruba (suroeste). La música tradicional de Nigeria y de toda África es casi siempre funcional, es decir, se realiza para marcar rituales como bodas o entierros y no para la hospitalidad pura o el disfrute artístico.[6] Aunque algunos nigerianos, especialmente niños y ancianos, utilizan los instrumentos para divertirse, su uso personal se hace extraño. La música se liga de cerca también a la agricultura, así, por ejemplo, hay restricciones de uso, de tal manera que solo se puede tocar durante diversas partes de la estación de crecimiento.

Las canciones de trabajo son un tipo común de música nigeriana tradicional. Ayudan a mantener el ritmo en las cosechas, las remadas en canoas y otros campos laborales. Las mujeres utilizan ritmos complejos en tareas domésticas, tales como la preparación del ñame, dando lugar a una música altamente adornada. En las regiones norteñas, los granjeros trabajan juntos y se espera que el anfitrión provea de música a sus vecinos.

Los músicos tradicionales de Nigeria no son típicamente profesionales, aunque hay algunas excepciones. Por ejemplo los musulmanes norteños en Adamawa del este tienen grupos de músicos especializados. La aplicación de la composición musical es también altamente variable. Los hwana, por ejemplo, creen que todas las canciones son enseñadas por los antepasados de la gente, mientras que los tiv acreditan compositores nombrados para casi todas las canciones, o los efik, que nombran individualmente a cada uno de los compositores de las canciones seculares. Destaca la libertad de expresión en el género ya que en muchas partes de Nigeria, se permite a los músicos decir cosas en sus letras que serían percibidas como ofensivas en otras circunstancias.

Música hausa

Los hausas del norte son conocidos por una música de percusión compleja, el uso de la viela goje de una cuerda, y una tradición vocal en la que predomina la canción de alabanza. Bajo la influencia musulmana desde el siglo XIV, utilizan la improvisación con ritmos libres y la escala árabe, mezclándolas las con los elementos africanos occidentales tales como las polirritmias de reclamo y respuesta.[7]

hausa tocando un goje de dos cuerdas.

La música se utiliza para celebrar nacimientos, uniones, circuncisiones, y otros acontecimientos importantes. La música ceremonial hausa (rokon fada) es conocida en toda la región y las familias de los vocalistas de los cantos de alabanza la dominan a la perfección, entre los que destaca Narambad.[11]

La música rural hausa incluye danzas tales como la asauwara (para las jóvenes) y el bòòríí, la danza de la posesión espiritual del alcohol. La música tradicional hausa ha producido artistas populares, incluyendo Dan Maraya (conocido por su laúd de una cuerda, el kontigi), Audo Yaron Goje, Muhamman Shata y Na Habu de Ibrahim (conocido por su viela de kukkuma).[8]

La práctica del bòòríí por los hausa es especialmente conocida fuera del país, y ha alcanzado diversas zonas como Trípoli o Libia gracias al comercio sahariano. El culto del bòòríí ofrece una clase de música hipnótica que induce al trance, y se toca mediante el calabash, el laúd o la viela. Durante las ceremonias, las mujeres y otros grupos marginados caen en trances y realizan varios comportamientos dramáticos, tales como mímicas de cerdos o el acoplamiento al sexo humano. Esta gente estaría poseída por un personaje, cada uno con su propia letanía (kírààrì). Otros cultos similares del trance (los cultos mermaid), se pueden encontrar en la región del delta del Níger.

Música igbo

Udu, uno de los instrumentos característicos de la música igbo.

El pueblo igbo vive en el sureste de Nigeria, y toca una amplia variedad de instrumentos populares. Son conocidos por su adaptación a géneros extranjeros y son una parte importante del highlife nigeriano. El instrumento más extenso es la cítara de trece cuerdas, llamada obo.[12] Los igbos también tocan los timbales, los xilófonos, las flautas, las liras, los udus y los laúdes; y más recientemente, importaron instrumentos de metal europeos.

La música cortesana se toca en la sociedad igbo más tradicional, mantienendo sus tradiciones reales. El ufie de raja se utiliza para despertar al jefe, comunicarle los tiempos de comida y otras informaciones relevantes para él. Los conjuntos de campanas y tambores se utilizan para anunciar cuándo el jefe sale y vuelve a la aldea.[8] El músico igbo Joshua Uzoigwe utilizaba en sus composiciones de música clásica la música tradicional de su pueblo.

Música yoruba

La música yoruba destaca por el uso del dundun, instrumento de percusión de dos parches y que puede tener una campana. Suele ser el instrumento central de una orquesta djembe, encargado de los golpes más graves.

El pueblo yoruba tiene una avanzada tradición de percusión, con un uso característico de los timbales de tensión, en concreto del dundun. Los conjuntos que usan el dundun tocan un tipo de música que es denominada también como dundun.[8] Gran parte de la música yoruba tiene un carácter espiritual y está dedicada al Orisha de la mitología yoruba.

La música yoruba se ha convertido en el componente más importante de la música popular nigeriana moderna, como resultado de la temprana influencia recibida de formas europeas, islámicas y brasileñas. Estas influencias promovieron la importación de instrumentos de metal, música escrita, percusión islámica y de otros géneros, traídos por los comerciantes brasileños.[14]

En la ciudad más poblada de Nigeria, Lagos, estas tradiciones multiculturales se unieron y se convirtieron en la raíz de la música popular nigeriana. Los géneros modernos tales como el fuji de Alhaji Sikiru Ayinde, el waka de Salawa Abeni, el jùjú de King Sunny Adé y el sakara de Yusuf Olatunji se derivan sobre todo de la música tradicional yoruba. Compositores de música clásica como Joshua Uzoigwe y Akin Euba han destacado en el panorama musical por su preferencia por la etnomusicología y la tendencia de utilizar en sus obras elementos de la música yoruba.

Música teatral

El teatro nigeriano hace un uso extensivo de la música. A menudo, esta música tradicional es simplemente usada en una producción de teatro sin adaptación. Sin embargo, hay también géneros distintos de música usados en la ópera nigeriana. Aquí la música se utiliza para transportar a las audiencias una impresión durante la acción dramática. La música también se utiliza en el drama literario, y, aunque su acompañamiento musical se utiliza más escasamente que en la ópera, la música también trata de comunicar a las audiencias el humor o el tono de los acontecimientos. Un ejemplo es la Saga Ozidi de John Pepper Clark, una obra sobre asesinato y venganza, en la que participan personajes humanos y no humanos. Cada personaje en la obra se asocia a una canción personal que acompaña a las batallas en las cuales el personaje está implicado.

El teatro tradicional nigeriano incluye teatros de títeres, y la antigua tradición yoruba del Aláàrìnjó, que puede provenir de la figura del Egúngún enmascarado. Con la llegada de las potencias coloniales que construyeron carreteras, estos grupos de teatro se extendieron a través del país y sus producciones se han vuelto cada vez más complicadas. En la actualidad, por lo general se utilizan instrumentos europeos, acompañados por extractos de películas y música grabada.

En el pasado, tanto Hubert Ogunde como Ada Lov, de Blessed Memories, utilizaron en las bandas sonoras de sus películas una lengua yoruba muy rica. Actualmente compositores yorubas de bandas sonoras y música de teatro, entre quienes se encuentra Tope Alabi, han acompañado sus obras dramáticas con música original yoruba.

Música infantil

En la comunidad hausa los niños tocan un único instrumento en el cual golpean ritmos sobre el estómago inflado de un vivo e irritado pez globo.

Los niños en Nigeria mantienen muchas de sus propias tradiciones por lo general mediante canciones en juegos. Estas son comúnmente canciones del tipo de reclamo y respuesta que usan lengua arcaica. Los jóvenes que cantan son sexualmente explícitos y obscenos y sólo lo hacen lejos de la casa. Los niños también usan instrumentos de percusión como la cítara de balsa, timbales hechos de latas, tubos hechos con el tallo de un paw paw y guimbarda hecha con el sorgo del tallo. En la comunidad hausa los niños tocan un único instrumento en el cual golpean ritmos sobre el estómago inflado de un vivo e irritado pez globo.

Instrumentos tradicionales

Aunque los instrumentos de percusión son omnipresentes, la música tradicional de Nigeria usa un sinnúmero de instrumentos diversos. Muchos, como el xilófono, han sido incorporados través de África Occidental, mientras que otros son importaciones de los musulmanes del Magreb o del sur de África Oriental. Otros instrumentos han llegado de Europa o las Américas. Los instrumentos de metal e instrumentos de viento-madera fueron tempranas importaciones que jugaron un papel vital en el desarrollo de la música nigeriana, mientras que la importación posterior de guitarras eléctricas estimuló la popularización de la música jùjú.

Percusión

El xilófono es común a toda África Occidental y África Central. En Nigeria, predominan en la parte del sur del país y provienen del modelo centroafricano. A veces varios músicos tocan simultáneamente un solo xilófono. Los instrumentos por lo general están hechos de madera floja colocada a través de troncos de platanero. También podemos encontrar xilófonos resonados por caja. Los conjuntos de potes de arcilla golpeados con una almohadilla suave son comunes, y éstos se tocan a veces llenos de agua. Aunque normalmente afinados, a veces son usados desafinados para producir un ritmo más grave. También se utilizan troncos huecos, hendidos a lo largo, con agujeros de resonancia al final de las rajas. Tradicionalmente fueron usados para comunicarse en grandes distancias.

El repiqueteo de campanas es un rasgo común en las regalías reales y fueron usadas en sociedades secretas. Por lo general están hechas de hierro o, en las orquestas islámicas del norte, de bronce. Los porongos golpeados con palos, colocados sobre un paño, son características de la música hecha por mujeres, así como en los bailes de culto bòòríí. A veces, sobre todo en el norte, los porongos son colocados al revés en el agua, con el diapasón ajustado por la cantidad de aire debajo de ello. En el suroeste, un cierto número de porongos afinados se tocan poniéndolos a flote en una artesa.

En general todo tipo de tambores y timbales son utilizados, sin embargo merecen especial mención los tambores de raja, los timbales yembe, el dundun para la orquesta polirrítimica yembe, típica en toda África, y los shekere.

Dundun
El sonido es característicamente grave, encargado de llevar el ritmo, por lo que también se le llama Iya Ilu (tambor madre).
Shekere
Instrumento de percusión para el traqueteo.

Instrumentos de cuerda

Ibo tocando un arco musical. Carece de un resonador empotrado, aunque puede tener resonadores externos. El tipo más habitual de resonador consiste en un porongo aunque también puede ser resonado en un hoyo o incluso la boca. Este último método permite variar el tamaño del resonador permitiendo una melodía mucho más rica.

El arco musical se encuentra en Nigeria como una cuerda resonada por la boca que se toca tirando de ella o golpeándola. Es común en la parte central del país, y está asociado con canciones agrícolas que suelen expresar preocupaciones e intereses sociales. Los tallos de plantas de cereales atados juntos con cuerdas y apoyadas en dos puentes son usados para hacer una especie de cítara de balsa, tocada con los pulgares, típicamente utilizada para el entretenimiento personal. El arpa arqueada se encuentra en la parte de oriental del país, sobre todo en Tarok. Por lo general tiene cinco o seis cuerdas y la sintonía es pentatónica. Una viela de punto resonada por un tazón con una malla de piel de lagarto se usa en la región del norte. Esta es una importación de África del Norte, y es similar a en las culturas asiáticas centrales y etíopes. El pueblo hausa y los pueblos Kanuri tocan una variedad de laúdes de punto.

Arco musical
Instrumento de cuerda tradicional africano.

Otros instrumentos

En Nigeria también podemos encontrar una gran variedad de instrumentos de viento madera e instrumentos de viento metal. Estos incluyen muchas veces trompetas, con frecuencia hechas de aluminio y tocadas en dúos o conjuntos de hasta seis músicos, a menudo acompañados por un antecesor del oboe. También podemos encontrar trompetas de madera, trompetas de porongo, flautas sopladas, silbidos cruciformes, clarinetes transversales y varias clases de cuernos.

Other Languages