Música criolla y afroperuana

La cultura musical criolla es una mezcla las culturas y música de los Colonizadores Españoles, La Gente Indigena Nativa Del Peru y los Esclavos Africanos que fueron traídos por elcales y patrones estéticostados. Desde la presencia de valses de origen vienés, mazurcas, con la influencia de la música francesa e italiana, la cultura popular limeña se fue perfilando a través de la transformación y decantación de géneros, de tal manera que, aun asumiendo las modas correspondientes a cada época, se gestaron y desarrollaron algunas formas musicales que llegan hasta fines del siglo XX y que identifican Lo Peruano. Cada momento histórico, desde la época colonial hasta ahora, fue plasmándose de diferentes maneras en la Cultura Musical Del Peru a través de los instrumentos musicales utilizados, las formas y contenidos de los cantos, los bailes, etc.

Entre los géneros más importantes, cultivados en el siglo XX se encuentran el Vals Peruano, La Polca Peruana, la Marinera Limeña o Canto De Jarana, Marinera Norteña, Huayno Arequipeño y Huayno Serrano, El Tondero y El Festejo.

Conjuntos y dúos

El nacimiento del siglo XX encontró a Lima en medio de un arduo trajín musical. Los cantantes de entonces buscaban voltear la página del viejo jorge vienés, ya en agonía. Francisco Ferreyros, bohemio y popular solista de entonces, cantaba a pulmón limpio en la Alameda de los Descalzos temas decisivos: "Luis Pardo", "Celaje", "China Hereje" o "Ídolo". No era raro que eso ocurriese. Las retretas públicas y los musicales de los teatros habían creado un público fervoroso que oía a sus intérpretes con no poca pasión. Eso hizo posible que un dúo de cantantes del distrito del Rímac, Eduardo Montes y César Manrique, fueran lleva la Columbia Phonograph & Company. Aquel dúo produjo un total de noventa y un discos de 78 rpm, con 182 temas, todos de la llamada Guardia Vieja, generalmente autores anónimos que nunca pensaron en ese lujo estrafalario de los derechos de autor. Los discos grabados se vendieron en Lima inmediatamente. Fue el primer dúo en abrazar la fama.

En la segunda mitad de la década de 1930 brillaba Rosita Ascoy, "La Limeñita". Años más tarde congregaría a su hermano Alejandro, su eterna segunda voz y guitarra. Ambos eran menudos, sin arrogancia y muchos decían que sus registros de voz eran más bien modestos y que su guitarreo no salía del tundete. Pero la emoción, el sentimiento con que cantaban, su cuidadosa elección de temas de la Guardia Vieja, los hicieron inmortales. Contemporáneos de Felipe Pinglo, el dúo Costa y Monteverde, conformado por Jorge Costa y Ángel Monteverde, fue uno de los más extraordinarios de su época. Los guapeos criollos de Jorge Costa hicieron historia. Tímidas y hogareñas, estaban Las Limeñitas, las hermanas Graciela y Noemí Polo. Ellas frecuentaban también los tabladillos de Radio Nacional y Radio Lima, pero nunca recalaron en la bohemia. Como otros cantantes de la época, ellas habían sido descubiertas por el prolífico pianista Filomeno Ormeño, que con Lucho de la Cuba, pianista también, acompañaban y arreglaban a cuanto cantante con proyecciones se paseaba por las radios.

Algo después, en la década del 1940 aparecen otros conjuntos criollos, estimulados por las grabaciones hechas en Chile y Argentina. En Lima se grababa en un modesto estudio al lado de las vías del tranvía, por lo que cada vez que este pasaba, se estropeaba la grabación. En esta década brillaron Los Chalanes del Perú (con Lorenzo Humberto Sotomayor, Alejandro Cortez y Pepe Ladd entre otros) y Los Trovadores del Perú (Miguel Paz, Javier Gonzales y Oswaldo Campos), quienes fueron los primeros conjuntos peruanos en ser aclamados también en el extranjero. A mediados de la década surgió el dúo Los Morochucos formado por Augusto Ego Aguirre y Luis Sifuentes, que al fallecer Sifuentes, se convertiría a partir de 1947 en trío con Alejandro Cortez y Óscar Avilés. Este trío, liderado por su director y fundador Augusto Ego-Aguirre, fue conocido como "Los Caballeros de la Canción Criolla" y aunque sin arraigo popular, fue muy conocido entre los sectores acomodados de la sociedad.

A lo largo de la historia, muchos conjuntos de música criolla han sido y son admirados, pero sólo dos de ellos fueron idolatrados por el pueblo y tuvieron un éxito masivo y apoteósico: el trío Los Embajadores Criollos ( 1949- 1982) y el dúo Los Troveros Criollos ( 1952- 1990).

Los Embajadores Criollos, trío formado en 1949, estuvo integrado por Rómulo Varillas, Carlos Correa y Alejandro Rodríguez. Provistos de temas melodramáticos en el límite del llanto como "Víbora" o "El Tísico", llegaban a sus audiciones en la radio en elegantes autos Studebaker o Mercury, excitando el griterío de sus fanáticos que los esperaban en la calle. Rómulo Varillas, impar primera voz del conjunto, quien tenía una gruesa cadena de oro en el tobillo, que lucía al poner el pie en una silla para sostener su guitarra. Algo paradójico: en 1998 Varillas de Los Embajadores Criollos murió en la pobreza extrema, víctima de diabetes generada por su bohemia excesiva y Cortéz de Los Morochucos, en extrema soledad y olvidado por quienes antes lo adularon y aclamaron.

A comienzos de la década del 50, la canción criolla deambulaba entre la jarana estridente y el quejido plañidero de Los Embajadores, hasta que en 1952 aparecieron Los Troveros Criollos, el dúo formado por "El Carreta" Jorge Pérez y Luis Garland. En un hábil cambio de manos, se dedicaron a interpretar primero un amplio repertorio de canciones alegres, como Cirilo Murruchuca, Un Zapatero celoso" y otros, luego aumentado con valses del compositor Mario Cavagnaro, hechos en replana de barrio. Tremendo suceso. Fueron aclamados por el pueblo, principalmente por los jóvenes quienes se identificaron con ellos y con su mensaje alegre y optimista. Su alegría sencilla y contagiosa los paseó por la popularidad, rompiendo todos los records de ventas. Claros ejemplos son los valses: "Yo la quería Patita" y "Carretas aquí es el Tono".

Esta puerta abierta por Los Troveros Criollos condujo a la aparición de otros grupos, como el trío Los Romanceros Criollos, que siguió la senda de la música criolla alegre, pícara pero no destemplada. Julio Álvarez, Guillermo Chipana y Lucas Borja, que debutaron en 1953, pronto compartieron fama y salas de radio con los anteriores grupos. Emblema suyo fue China hereje.

La popularidad de estos grupos era aumentada, al ir mucho a la radio y grabar otros discos quincenalmente. Eso daba para que la policía disolviese a los entusiastas que siempre abordaban a los músicos y para que estos viviesen bien, sin tener que hacer ninguna otra cosa más que cantar. Entonces "Radio La Crónica" o "Radio América" podían poner doce horas de música criolla continuada, sin perder sintonía. La jarana no solo estaba en Lima sino en el país entero. Eso lo probaron Los Dávalos en 1954, dos hermanos arequipeños que debutaron cantando "Melgar", el segundo himno de su tierra. Su tono quejumbroso y regionalista los identificó con la Ciudad Blanca. Con los años viajaron a Nueva York y se quedaron a vivir allá, como dioses vivos de la colonia peruana.

Era el año 1953, la época dorada de la radio, cuando la música criolla era la invitada especial en los hogares peruanos a la hora de almuerzo y la mayoría de emisoras contaban con un programa dedicado a lo nuestro. En esa etapa surge un trío sensacional que con el andar del tiempo llevó al estrellato internacional nuestra música. Su nombre: “LOS CHAMAS”. Sus fundadores los hermanos Washington y Rolando Gómez del Departamento de San Martín. El nombre del trío “LOS CHAMAS”, es típico de la selva que significa indígena, luego traspasaron fronteras e inmortalizaron canciones y compositores convirtiéndose en auténticos embajadores musicales del Perú. Uno de sus grandes éxitos: “En un atardecer” del compositor Manuel Acosta Ojeda y también “La Flor de la Canela” que se convierte en un suceso y les permite ingresar a la fama y la popularidad impulsándolos al extranjero, consagrando también a nuestra gran Chabuca Granda. En 1955 se interpreta el vals Madre, que se convierte en un himno al amor maternal y que se ha vuelto emblemático en el Día de la Madre. Este maravilloso trío criollo, con guitarristas y voces fuera de serie, que marcó época y deslumbró al público, paseó su arte inigualable por escenarios de todo el Perú y salieron de gira a Bolivia. Luego, en 1958 partieron a Estados Unidos llevando las composiciones de Chabuca Granda, Manuel Acosta Ojeda, Luis Abelardo Núñez, Amparo Baluarte, Lorenzo Humberto Sotomayor, Cesar Miró, Javier Cisneros, Mario Cavagnaro y Felipe Pinglo haciendo que nuestra música brille como oro puro. Nuestro patriota corazón sigue repitiendo ¡POR NUESTRA MÚSICA CRIOLLA!¡ASÍ CHAMITA!

Pocos después, en 1957, apareció el mejor dúo mixto que se recuerde el de Irma Céspedes y Oswaldo Campos. Irma tenía una voz privilegiada. De Oswaldo se admite que fue una de las mejores segundas voces del criollismo. Ellos eludieron los temas que maltrataban a la mujer con sus letras, algo frecuente entonces por la influencia de los temas de Los Embajadores Criollos, para enraizarse en la tradición. Cantaron juntos muchos años.

Dúos, tríos y agrupaciones destacados

  • Alma Criolla, Agrupación formado por: Carlos Honores Pando, Víctor Flores Sales, Jorge Ibáñez Pizarro y Emilio Newman.
  • Montes y Manrique, dúo formado por: Eduardo Montes y César Augusto Manrique.
  • Costa y Monteverde, dúo formado por: Jorge Costa y Ángel Monteverde.
  • La Limeñita Y Ascoy, dúo formado por los hermanos: Pedro Alejandro y Rosa Dolores Ascoy Villón.
  • Las Criollitas, dúo formado por las primas: Eloísa Angulo y Margarita Cerdeña.
  • Conjunto "Ricardo Palma", formado por Francisco Ballesteros Nole, Samuel Márquez, y en algún momento integrado también por Víctor 'Gancho' Arciniega y Juan Criado.
  • Los Trigo, dúo formado por los hermanos: Carlos Alfonso y Zoila Trigo.
  • Las Hermanas Del Rocío. dúo integrado por las hermanas: Anita e Isabel Joulain
  • Las Limeñitas, dúo formado por las hermanas: Graciela y Noemí Polo.
  • Los Chamas, trío conformado por: Rolando Gómez, Ricardo Luna, (luego: Washington Gómez) y Óscar Bromley.
  • Los Chamacos, dúo conformado por: Augusto Ego Aguirre y Luis Sifuentes.
  • Los Ascuez, dúo conformados por los hermanos: Augusto y Alejandro Ascuez.
  • Los Virreyes De Lima, trío conformado por: Juan Salas, César Lassús y Aurelio Chávez.
  • Los Kipus, trío formado por: Genaro Ganoza, Paco Maceda y Carmen Montoro (luego Zoraida Villanueva, Charito Alonso, Eva Ayllón, Pilar Valdivia, Susana Santander, Teresa Andrade y Rosa Luz García).
  • Los Romanceros Criollos, trío conformado por: Julio Álvarez, Lucas Borja y Guillermo Chipana.
  • Los Favoritos, dúo conformado por: Noemí Polo y Alejandro Cortez.
  • Los Trovadores del Perú, trío conformado por: Javier Gonzáles, Oswaldo Campos y Miguel Paz.
  • Fiesta Criolla, agrupación formada por: Panchito Jiménez, Óscar Avilés (luego Roberto Velásquez), Humberto Cervantes, Pedro Torres, Arístides Ramírez.
  • Los Dávalos, dúo formado por los hermanos Víctor y José Dávalos.
  • Irma y Oswaldo, dúo conformado por Irma Céspedes y Oswaldo Campos.
  • Perú Negro, agrupación conformada por: Lucila y Ronaldo Campos, Carlos "Caitro" Soto, Línder Góngora, Isidoro Izquierdo, Guillermo Nicasio, Eusebio "Pititi" Sirio, Julio Algendones y Orlando Soto.
  • Los Caciques, trío conformado por: Óscar "Pajarito" Bromley, Rafael Amaranto, y Félix Cassaretto "Caraspalta".
  • Los Cholos, dúo conformado por: Miguel Cabrejos y Víctor Gadea.
  • Leturia - Velásquez, dúo destacado por: Alfredo Leturia y Gustavo "Chavo" Velásquez.
  • Los Dos Compadres, dúo conformado por: Rómulo Varillas y Fernando Loli.
  • El Trío Cristal, agrupación conformada por: Guillermo Chipana, Rufino Echenique y Samuel Altuna.
  • Los Govea, dúo conformado por los hermanos: Alejandro y Ricardo Govea.
  • Los Ases del Perú, dúo conformado por: Eddy Martínez y Oswaldo Campos.
  • Los Ardiles, agrupación conformada por los hermanos: Eddie, Federico, Jaime y Carlos Ardiles.
  • Los Bohemios, dúo conformado por: Santiago Caballero y Víctor Mendoza.
  • Los Aguirre, agrupación conformada por los hermanos: Mercedes, Maritza, Enrique y Alfredo Aguirre.
  • Los Pallas, agrupación conformada por: Manuel Zambrano, Hugo Pajuelo y Fidel Córdova.
  • Los Cinco, agrupación conformada por: Maribel Freundt, Raúl Chueca, Jorge Hawie, Jorge y Patricio Sabogal.
  • Los Zañartu, agrupación conformada por los hermanos: Julissa, Elena, Luis y Antonio Zañartu.
  • Los Soles del Perú, dúo conformado por: Eduardo Álvarez y Javier Gonzáles.
  • Los Catter, dúo conformado por los hermanos: José y Eduardo Catter.
  • Cuarteto "Perú", agrupación conformada por los hermanos: Luis y Jesús Martínez, Jaime y Ricardo García.
  • Tradición Limeña, agrupación creada por Pepe Villalobos Cavero.
Other Languages