Música académica electrónica

Música electrónica es un género musical amplio para definir a la música creada mediante el uso de equipo electrónico. Cualquier sonido generado por medio de una señal eléctrica (como una guitarra eléctrica, o incluso los micrófonos, amplificadores y altavoces) podría ser correctamente llamado electrónico; pero el uso ha restringido este término exclusivamente para la música generada por sintetizadores, sampleadores (samplers), computadoras y máquinas de ritmo.

El concepto de música electrónica da cabida tanto a variedades experimentales y obras académicas como a estilos populares, producciones dance y géneros comerciales.

En este artículo sólo se describirá la música académica electrónica, mal llamada música clásica electrónica. En otro artículo se trata la música electrónica en general.

En el marco de la música académica, la música electrónica es la que utiliza puramente medios electrónicos para producir sonidos. Los compositores empezaron a aprovechar los avances tecnológicos de comienzos del siglo XX.

El primer instrumento puramente electrónico fue el telearmonio (o telharmonium), inventado por Thaddeus Cahill en 1897. Un inconveniente muy simple impidió la adopción popular del telearmonio: tenía el tamaño de un automóvil y pesaba siete toneladas.

El primer instrumento electrónico práctico fue el teremín, inventado por el profesor Lev Theremin entre 1919 y 1920.

Otro primitivo instrumento electrónico fueron las ondas Martenot, que Olivier Messiaen utilizó en la sinfonía Turanga Līlā (‘los pasatiempos de la mente’ en sánscrito) y otros compositores (principalmente franceses, como André Jolivet) usaron en sus obras.

El Manifiesto futurista de Marinetti (1910) poseía postulados que rápidamente se extenderían al mundo de la música (y de otras disciplinas artísticas), tal como lo reflejaron pioneros como Luigi Russolo, Edgar Varèse, Mauricio Kagel, Joe Meek, Martenot y muchos otros.

Other Languages