Método Billings

El Método de Ovulación Billings (MOB) es un método que usan las mujeres para conocer su fertilidad, identificando cuándo son fértiles y cuándo son infértiles durante cada ciclo ovárico / menstrual. Las usuarias de este método prestan atención a la sensación y a la aparición de cualquier flujo vaginal. El método de ovulación Billings no se basa en la presencia de la ovulación, sino que identifica los patrones de fertilidad potencial y la infertilidad obvia dentro del ciclo, independientemente de su longitud. Esta información puede usarse para lograr o evitar el embarazo durante ciclos regulares o irregulares en todas las etapas de la vida reproductiva, incluyendo la lactancia materna y la pre-menopausia.

Generalmente la mujer presta atención a la 'sensación' en su vulva, y la apariencia del descargo vaginal o moco aunque no es indispensable su observación; este conocimiento de los ciclos puede servir para no quedar embarazada o viceversa, tanto en el ciclo normal, en la lactancia y en la transición a la menopausia; cabe aclarar que es indispensable tomar un curso para practicar el método Billings pues está basado en observaciones de valores, tiene reglas y es importante educarse para su aplicación. Solamente se considera que alguien lleva el método cuando sigue un registro de sus observaciones.

De acuerdo a este método, durante los días fértiles el moco cervical tiene una apariencia viscosa, filante, semejante a la clara de un huevo cruda, elástica. Los días infértiles se caracterizan por una mayor sequedad y el moco cervical será más denso, escaso y pegajoso, o incluso ausente.

La organización WOOMB (World Organisation of Ovulation Method Billings) describe al Método Billings como una manera de "regulación natural de la fertilidad"; este método puede ser usado como una forma de planificación familiar natural, así, el método resulta útil para buscar la concepción como para el caso contrario. Además, el método Billings puede ser utilizado como una manera saludable de monitoreo ginecológico o 'autoconocimiento del propio cuerpo'.

El método fue desarrollado por John y Evelyn Billings. Este método va acorde con la doctrina católica de la regulación de la procreación. El Catecismo de la Iglesia Católica (CIC) afirma en su número 2370 que "[l]a continencia periódica, los métodos de regulación de nacimientos fundados en la auto observación y el recurso a los períodos infecundos ([Humanae Vitae] 16) son conformes a los criterios objetivos de la moralidad."[2]​ Aunque más allá de lo anterior, el Método Billings fue desarrollado para una planificación familiar consciente y puede ser utilizado sin importar las creencias individuales.

Historia

Moco bloqueando el cuello uterino.

Las primeras observaciones de relación entre el Espermio y el Moco cervical datan del siglo XIX.[4]

Independientemente en 1953, Dr. John Billings (1918–2007) descubrió la relación entre el moco y la fertilidad cuando era asesor matrimonial para la Catholic Family Welfare Bureau en Melbourne, Australia.

Debido a que algunas parejas de fe Católica tenían razones serias para posponer embarazos, y esto entraba en conflicto con las enseñanzas cristianas, salvo mediante la utilización de los "Métodos Naturales"; además, por su profesión el Dr. Billings estaba familiarizado con el método del ritmo y el Método basal, el pensó que debía haber alguna manera más flexible y confiable. Así se embarcó en el estudio de la literatura médica sobre este asunto, descubriendo referencias del siglo XIX y XX.[3]

En los años 60, el Dr. James Brown se hizo cargo del Royal Women's Hospital en Melbourne; él había desarrollado anteriormente los primeros test para medir el Estrógeno y Progesterona, y usó estos exámenes para asistir al Dr. Billings en futuros estudios; la Dra. Evelyn Billings se unió al grupo en 1965.

A finales de los años 60 ya habían encontrado las reglas para identificar los días fértiles y empezaron a establecer centros de enseñanza por todo el mundo. Este método fue llamado Método de Ovulación, para enfatizar que la característica principal del ciclo fértil de la mujer es la Ovulación en vez de la menstruación. En 1970 un comité de la Organización Mundial de la Salud lo renombró como Método de Ovulación Billings.[3]

La verificación científica del Método continúa. El Dr. Brown continuó estudiando la actividad de los ovarios hasta su retiro en 1985.[5]

Desde 1977 el Dr.Erik Odeblad se familiarizó con el Método, y llegó a la misma conclusión que el Dr. Billings en todos sus estudios. Sus estudios continuaron por más décadas demostrando la validez científica del Método.[6]

Actualmente el método es practicado en más de 120 países a nivel mundial. [ cita requerida]