Mártires zipaquireños

Los mártires zipaquireños fueron seis patriotas colombianos fusilados en la Plaza de esta villa el sábado 3 de agosto de 1816, por orden del Pacificador Pablo Morillo al haber sido encarcelados en el Colegio Mayor de Villa del Rosario en Santa Fe. Después de su muerte estos seis mártires fueron velados en una tienda y expuestos en la plaza pública. Al pasar el tiempo y viendo su importancia, el 3 de agosto de 1879, en la recién construida catedral zipaquireña fueron guardadas sus cenizas. Desde 1931 se viene celebrando esta fecha como el día de los Mártires con actos culturales y académicos decretándose anualmente como día cívico. Fueron ellos Agustín Zapata, Luis Sarache, Luis Gómez, José María Riaño, Francisco Carate y Juan Nepomuceno Quiguarana.

Agustín Zapata

Nació en Zipaquirá en 1764 ; ejerció el oficio de tinterillo. Alcalde del nombrado municipio en 1804 y 1807. En 1810 Recibió poder del vecindario de Ubaté para gestionar la elección del corregimiento de la provincia una de las figuras más notables del movimiento encaminado en Zipaquirá desde julio de 1810 como protagonista de los primeros actos rebeldes. Al crearse el cabildo en septiembre de este año fue designado alguacil mayor, cargo honorífico que solo existía en villas y ciudades. A finales de año en la residencia señalada con el número hoy 170 de la carrera. 6 a la municipalidad para el establecimiento de cuartel de milicias, inmueble que había comprado en 1809, tuvo otra, dice Orjuela en la calle de las doncellas, calle 6 # 50. Fue uno de los principales acusados y causantes del motín del 21 de septiembre de 1811 por estar en la revuelta en la cual se levantó el pueblo, particularmente por haber sido destituido del cargo por el mismo cabildo.

En 1815 continúa siendo miembro de la municipalidad. Dice Tisnes: "En una relación del 22 de julio de 1816 se encuentra su nombre con el título de oficial; sé de él que es uno de los individuos que se halla preso y a quien se les está formulando cargos, causados de rebeldes, cabezas y sus tenedores que han desempeñado los primeros empleos con ella”. Fue capitán de las milicias, actúo en Santa Fe y volvió a Zipaquirá donde estaba cuando llegó llegaron las tropas del pacificador Morillo. Desde su notabilidad y participación en el movimiento político es muestra lo siguiente tomando de la relación de Morillo. "Fue cabeza principal de la Revolución y el más exaltado y bullicioso en al pueblo de Zipaquirá quien dispuso se arrastrase por las calles el retrato del Rey Nuestro Señor; pasado por las armas, por la espalda en Zipaquirá, luego colgado en la horca, y fijada su cabeza en paraje público confiscándole sus bienes". (Ibid., p. 442). Fusilado por las espaldas como traidor al Rey, y luego ahorcado, su cabeza fue expuesta en el sitio del Salitre a la entrada del camino viniendo de Santa Fe.

Other Languages