Mário de Andrade

Mário de Andrade
Mario de andrade 1928b.png
Información personal
Nombre de nacimiento Mário Raul de Morais Andrade Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 9 de octubre de 1893 Ver y modificar los datos en Wikidata
São Paulo, Brasil Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 25 de febrero de 1945 Ver y modificar los datos en Wikidata (51 años)
São Paulo, Brasil Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Brasileña Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Poeta, periodista, fotógrafo, musicólogo, etnomusicólogo, escritor y novelista Ver y modificar los datos en Wikidata
Distinciones
[ editar datos en Wikidata]

Mário Raul de Morais Andrade ( São Paulo, 9 de octubre de 1893 - Ib., 25 de febrero de 1945) fue un poeta, novelista, ensayista y brasileño.

Fue uno de los miembros fundadores del modernismo brasileño.[1] En 1922 participó activamente en la Semana de Arte Moderno de São Paulo, que tuvo una gran influencia en la renovación de la literatura y de las artes en Brasil. Su segundo libro de poesía, Paulicéia desvairada, publicado ese mismo año, marca para muchos el inicio de la poesía modernista brasileña.

Durante los años 20 continuó su carrera literaria, al tiempo que ejercía también la crítica musical y de artes plásticas en la prensa escrita. En 1928 publicó su novela más reconocida, Macunaíma, considerada una de las obras capitales de la narrativa brasileña del siglo XX.

Biografía

Años de formación

Andrade nació en São Paulo, ciudad en la que vivió durante prácticamente toda su vida, en el número 320 de la Rua Aurora, donde residían sus padres, Carlos Augusto de Moraes Andrade y Maria Luísa Leite Moraes Andrade. En su infancia fue considerado un niño prodigio como pianista. Al mismo tiempo, estudiaba historia, arte y, especialmente, poesía.[3] su primera vocación fue la música, y en 1911 se matriculó en el Conservatorio de São Paulo.

En 1913 su hermano Renato, que tenía entonces catorce años, murió a consecuencia de un golpe recibido mientras jugaba al fútbol, lo cual causó a Mário una honda conmoción. Abandonó el conservatorio y se retiró a la hacienda familiar en Araquara. Este incidente significó el final de su proyectada carrera como concertista de piano, ya que le produjo un temblor en las manos que en lo sucesivo le impidió tocar. Por ello, decidió convertirse en profesor de música, al tiempo que comenzaba a tomarse un interés más serio por la literatura. En 1917, año en que concluyó sus estudios de piano, publicó su primer libro de poemas, Há uma gota de sangue em cada poema, con el seudónimo de Mário Sobral.[4] La obra contiene ya indicios de la creciente sensibilidad del autor hacia los rasgos distintivos de la identidad brasileña, pero, como ocurre con la mayor parte de la poesía brasileña de la época, no destaca por su originalidad: es evidente su deuda con la poesía europea de la época, particularmente francesa.

Tras la publicación de su primer libro de poemas, Andrade decidió ampliar el ámbito de su escritura. Dejó São Paulo para viajar al campo, e inició una actividad que continuaría durante el resto de su vida: la meticulosa documentación acerca de la historia y cultura (sobre todo la música) del interior de Brasil, tanto en el estado de São Paulo y en Minas Gerais, que le interesó profundamente por su arte barroco de época colonial, como en las áreas más agrestes del nordeste del país. Publicó ensayos en revistas de São Paulo, que a veces ilustraba con fotografías de su autoría, y fue, sobre todo, acumulando información acerca de la vida y el folclore brasileños. Al tiempo que emprendía estos viajes de investigación, Andrade impartía clase de piano en el Conservatorio, y en 1921 se convirtió en profesor de Historia del Arte de dicha institución.[4]

El Grupo de los Cinco. La Semana de Arte Moderno (1922)

Por la misma época en que Andrade llevaba a cabo sus intensos trabajos como investigador del folclore brasileño, hizo amistad con un grupo de jóvenes artistas y escritores de São Paulo que, como él, estaban interesados por el naciente modernismo europeo. Algunos de ellos se integrarían más adelante en el llamado Grupo dos Cinco: el propio Andrade, los poetas Oswald de Andrade (sin ninguna relación de parentesco con Mário de Andrade, a pesar de la coincidencia de los apellidos)[5] y Menotti del Picchia, y las pintoras Tarsila do Amaral y Anita Malfatti. Malfatti había visitado Europa en los años previos a la Primera Guerra Mundial, y había sido la introductora del expresionismo en Brasil.

En 1922, mientras preparaba la publicación de Paulicéia desvairada, Andrade colaboró con Malfatti y Oswald de Andrade en la organización de un acontecimiento que tenía como propósito difundir las creaciones del grupo modernista de São Paulo entre un público más amplio: la Semana de Arte Moderna ("Semana de arte moderno"), que se desarrolló en el Teatro Municipal de la ciudad brasileña entre los días 11 y 18 de febrero. Además de una exposición de cuadros de Malfatti y otros artistas vinculados al modernismo, durante estas jornadas se llevaron a cabo lecturas literarias y conferencias sobre arte, música y literatura. Andrade fue el organizador principal y uno de los más activos participantes en el evento, que, aunque fue inicialmente saludado con escepticismo, congregó a un numeroso público. Andrade mismo impartió varias conferencias. Una de ellas sería posiblemente el germen de un texto programático que publicaría en 1925, con el título de Escrava que não é Isaura.

Los miembros del Grupo de los Cinco continuaron trabajando juntos durante la década de 1920, durante la cual su reputación creció y la hostilidad hacia sus innovaciones fue gradualmente disminuyendo. Mário de Andrade colaboró, por ejemplo, en la Revista de Antropofagia, fundada por Oswald de Andrade en 1928.[3] Mário y Oswald de Andrade fueron los principales impulsores del movimiento modernista brasileño. Según Paulo Mendes de Almeida, que fue amigo de ambos:

Estos dos tipos tan diversos de intelectual se complementaban admirablemente. Mário era rumiante. Desconfiaba de lo fácil e incluso de la misma facilidad. Era hombre de pensar y de repensar. A él, pues, se adecuaba, perfectamente, el papel de teorizador documentado. Oswald, por el contrario, se entregaba a las primeras ideas, cuando todavían eran más propiamente sensaciones o sentimientos que ideas. [...] Y fueron así ellos, el elemento de cohesión de todo el grupo, al cual transmitían audacia, seguridad y entusiasmo.[6]

Sin embargo, al año siguiente, los dos poetas se enemistaron, lo que supuso la ruptura del Grupo de los Cinco.[7] De las astillas del grupo original surgieron sin embargo grupos nuevos. De hecho, gran parte de los movimientos vinculados al modernismo brasileño tienen su origen en la Semana de Arte Moderno.

Últimos años

Cuando, en 1930, Getúlio Vargas se convirtió en dictador, Andrade, que pertenecía a la clase terrateniente, vio declinar sus perspectivas laborales. Logró conservar su puesto en el Conservatorio, donde era catedrático de Estética e Historia de la Música, y continuó investigando la música folclórica: durante la década de 1930 reunió una ingente colección de grabaciones de campo de canciones y otras formas musicales.[8]

En 1935, durante una época inestable del gobierno de Vargas, organizó, junto al escritor y arqueólogo Paulo Duarte un Departamento de Cultura unificado para la ciudad de São Paulo (Departamento de Cultura e Recreação da Prefeitura Municipal de São Paulo), del que el mismo Andrade se convirtió en director.[8]

En el marco del Departamento de Cultura realizó sus primeras investigaciones el antropólogo Claude Lévi-Strauss, entonces profesor visitante en la Universidad de São Paulo. Otro de sus grandes logros fue la llamada Misión de Pesquisas Folclóricas (Missão de Pesquísas Folclóricas), que en 1938 visitó más de treinta localidades en seis estados brasileños diferentes en busca de material etnográfico, especialmente en lo concerniente a la música. La misión debió interrumpirse, sin embargo, cuando, en 1938, poco después de que Vargas instaurase el régimen conocido como Estado Novo, Andrade dimitió de su cargo en el Departamento de Cultura.

Tras su dimisión, Andrade se trasladó a Río de Janeiro para tomar posesión de un nuevo puesto en la Universidad Federal. Durante su permanencia en la misma, dirigió el Congresso da Língua Nacional Cantada (Congreso de Lengua Nacional Cantada), importante evento sobre folclore y música folclórica. En 1941 regresó a São Paulo y recuperó su antiguo puesto en el Departamento de Cultura, aunque no trabajó con la misma intensidad que antes en la organización de sus actividades.[3]

Andrade falleció en su residencia de São Paulo a causa de un infarto de miocardio, el 25 de febrero de 1945, cuando tenía 52 años. Dadas sus diferencias con el régimen, no hubo una reacción oficial significativa ante su fallecimiento. Diez años después, sin embargo, cuando se publicaron, en 1955, sus Poesías completas, ya fallecido Vargas, comenzó la consagración de Andrade como una de las principales personalidades culturales de Brasil. En 1960 se le dio su nombre a la Biblioteca Municipal de São Paulo.

Other Languages
беларуская: Марыа дэ Андрадэ
беларуская (тарашкевіца)‎: Марыё дэ Андрадэ
български: Мариу ди Андради
Nederlands: Mário de Andrade
português: Mário de Andrade
українська: Маріу ді Андраді