Málaga Club de Fútbol

Málaga C.F.
Datos generales
Nombre completo Málaga Club de Fútbol S.A.D.
Apodo(s) Malaguistas, boquerones, blanquiazules, albiazules, albicelestes
Fundación 3 de abril de 1904 (112 años)
como Málaga Football Club[nota 1]
Refundación 29 de junio de 1994 (22 años)
como Málaga Club de Fútbol[3]
Propietario(s) Bandera de Qatar Abdullah Al Thani
Presidente Bandera de Qatar Abdullah Al Thani[4]
Entrenador Bandera de España Juande Ramos
Instalaciones
Estadio La Rosaleda
Ubicación Málaga, España
Capacidad 30 044 espectadores[5]
Inauguración 13 de abril de 1941 (75 años)
Otro complejo Estadio Ciudad de Málaga
Uniforme
Kit left arm.svg
Kit body malaga1617h.png
Kit right arm.svg
Kit shorts nikewhite.png
Titular
Kit left arm youngboys1617h.png
Kit body malaga1617a.png
Kit right arm youngboys1617h.png
Kit shorts malagacf1314s4.png
Alternativo
Kit left arm malaga1617t.png
Kit body malaga1617t.png
Kit right arm malaga1617t.png
Kit shorts.svg
Tercero
Última temporada
Liga Primera División de España
( 2015/16)
Copa Copa del Rey
( 2015-16) 1/16 de final
Actualidad
Actualidad Soccerball current event.svg  LaLiga 2016-17
Sitio web oficial
[ editar datos en Wikidata]

El Málaga Club de Fútbol es un club de fútbol profesional de la ciudad española de Málaga. Milita en la Primera División de España (por razones de patrocinio, denominada Liga Santander) y su máximo accionista es el sheik catarí[4] siendo el primer jeque en convertirse en máximo accionista de un club de fútbol español.

El equipo fundacional fue el Málaga Football Club que surgió a comienzos de 1904, pasando por fusiones y diversas denominaciones históricas como F.C. Malagueño, Real Málaga F.C., Málaga Sport Club, Club Deportivo Malacitano, Club Deportivo Málaga y Club Atlético Malagueño. El Málaga, en su actual denominación Málaga Club de Fútbol, fue constituido como sociedad anónima deportiva el 29 de junio de 1994.[2] El equipo filial del Málaga C.F. es el Atlético Malagueño, que actualmente milita en el grupo IX de la Tercera División de España.

Los mejores momentos del malaguismo se desarrollan en las temporadas 1949/50, 1971/72, 1972/73, 1973/74, 1983/84, 2002/03, año en el cual, tras ganar la Copa Intertoto, compitió en la Copa de la UEFA,[8] y las temporadas 2011/12 y 2012/13, cuando obtuvo el pase y disputó por primera vez la Liga de Campeones de la UEFA, alcanzando la fase de cuartos de final del torneo continental.

Historia

Málaga Football Club

El primer equipo de fútbol y por tanto el club del que todos son herederos fue el Málaga Football Club fundado en los primeros meses de 1903 y validado en el Gobierno Civil.[9] Los principales impulsores del club fueron, entre otros, don Antonio López, cariñosamente apodado Mr. López por su británico aspecto, don Félix Pérez Montault, don Ernesto Rittwagen, don Enrique García de Toledo, que propugnaría la construcción del campo del Balneario del Carmen, y don Emilio Andersen Menasrd, que estuvo poco tiempo en activo como jugador, pero se hizo longevo como mecenas y seguidor, cuyos merecimientos fueron reconocidos siendo designado presidente de honor tanto del C.D. Malacitano como del C.D. Málaga.

El primer once del que se tiene constancia es el del equipo que se enfrentó a los tripulantes del trasantlántico inglés "Xarifa", considerado como el primer partido 'internacional' del Málaga; aquellos jugadores fueron: Guille; García de Toledo, Benhard; Cañas, Antonio López, Castro; Salvador Arias, Rodríguez, Leonardo Campuzano, España Heredia y Manuel Arias. El Málaga se impuso con el abultado marcador de ocho goles a favor contra cuatro.

Ya en 1909 como Málaga Fútbol Club se produjo el primer desplazamiento para derrotar al club granadino Sierra Nevada por tres goles a cero. Pero hubo más excursiones. En Sevilla, el Málaga se estrenó en un torneo frente al titular sevillano y al Cádiz. Formaban por el equipo malacitano Font como portero; Garrido y Minguet, defensas; Martínez González y Fernández en la media; y los hermanos León, Guillermo Álvarez, Wens y Quintana como delanteros.

Un día lluvioso en el Estadio de los Baños del Carmen en 1922.

En 1915 de una escisión del Football Club Malagueño, nacido en 1912, surge un segundo Málaga Football Club, y desde ese momento se origina una gran rivalidad entre ambos equipos y aficiones, los malaguistas frente a los malagueñistas.

El Malagueño F. C. acaba por desaparecer, para dar cabida en 1923 a un nuevo Foot-ball Club Malagueño tras la fusión del Victoria F.C. y el España F.C., disputando sus encuentros desde el en el Campo del Cristo de la Epidemia. El Málaga F.C. se había trasladado un año antes a su nuevo campo inaugurado el 23 de agosto de 1922 en los Baños del Carmen. El rival en el partido inaugural fue el 'Real España' de Granada, y el Málaga F.C. se impuso por once goles a uno.

En la temporada 1924/25 el Málaga F.C. consiguió su ascenso a la élite del fútbol andaluz al vencer once a cero al Sparta de Sevilla. La plantilla con la que se estrenó el Málaga en la primera categoría regional estaba compuesta por los guardametas Hucha y Padín; los defensas Marmolejo, Prolongo, Martínez, Rey y León; los medios Vides, Casado, Pardo, Martín, Recio y Palomeque; y en la delantera Kustner, Pedrós, Vallerías, Corsi, Huelin, Núñez y Segovia. En 1927 por gestiones llevadas por el presidente del club, el señor Larrazaga, se ofreció a S.M. Alfonso XIII la presidencia honorífica de la entidad, aceptada por el monarca el 11 de agosto, por lo que el equipo pasó a denominarse Real Málaga. Dicha denominación perduraría hasta que dificultades económicas insalvables, obligaron a los dirigentes del club a reaparecer en la temporada 1930/31 bajo el nombre de Málaga Sport Club.

Málaga FC en 1922.- (de pie, de izq. a der.) -aficionado- Manolo Martín, Kustner, Pedrós, Jiménez, Federé, Rosas, Vicente Cuberta, Casado; (sentados) Marmolejo, Vargas y Scheider.

Como anécdota, durante la Feria de Málaga de 1930, el F.C. Malagueño obtendría dos sonadas victorias sobre el Real Club Deportivo Español de Barcelona, los días 16 y 17 de agosto, cuando contaba el equipo catalán entre sus filas con el legendario Ricardo Zamora, que más tarde sería entrenador del C.D. Málaga durante su primera temporada en primera división. Y en 1931 derrotaría al Arenas de Guecho, que era uno de los equipos más destacados del balompié nacional, durante el "Trofeo Ayuntamiento" por cinco goles a tres.

Club Deportivo Malacitano

El 22 de marzo de 1933 F.C. Malagueño y Málaga S.C. convocaron a sus socios, decidiendo estos su fusión en el que sería el Club Deportivo Malacitano, acordando también acelerar la construcción del que debía ser nuevo campo, generando una sociedad de accionistas que aportaría los fondos necesarios. Por tanto, en la temporada 33/34, el Málaga Sport Club, con su jersey blanco y pantalón azul, desalojó Segalerva, donde habitualmente celebraba sus encuentros, trasladándose a los Baños del Carmen, donde jugaba sus encuentros el FC Malagueño. El 22 de mayo de 1933 en su debut en el Estadio de los Baños del Carmen, el Malacitano derrotó al Deportivo Alavés por cinco goles a uno. La alineación del Malacitano la conformaron: Albarracín; Chales, Gamero; Vides, Valle, Pequerull; Fernandito, Seijas, Puyol, Díaz y Berruezo.

El debut en Segunda División

El 18 de noviembre de 1934 el club lograría su primer ascenso a segunda división, dejando en la cuneta al Jerez, al Onuba y al Recreativo de Granada. La gesta se festejó el 2 de diciembre de ese mismo año frente al Levante, cuando el Malacitano lució por vez primera las galas de equipo de segunda. El once malacitano lo formaron: Albarracín, Patricio, Chales, Vides, Adorna, Huete, Meri, Tomasín, Fernández, Díaz-Moreno y Liz.

Otro récord para el Malacitano sería la consecución de cien goles en un solo ejercicio durante la temporada 1939/40.

Soccer Field Transparant.svg

López
Maciá
Arnau
González
Robles
Laborda
Azcue
Gamonal
Jimeno
Torres
Once tipo en la temporada 1949-50, año del debut en Primera.

El 5 de mayo de 1940 el Malacitano conquistó para el malaguismo el primer título. Ese día derrotó al equipo madrileño Agrupación Deportiva Ferroviaria por cinco goles a dos, proclamándose campeón de la Copa Presidente. Tan valiosa conquista la alcanzó imponiéndose frente a equipos como el Club Atlético Osasuna, C.D. Sabadell o el Recreativo de Granada.

El C.D. Malacitano durante estos años luciría camiseta celeste con cuellos y puños blancos, y pantalón blanco, y tras la Guerra Civil, y debido a la escasez inmediata de tejidos, mutaría su indumentaria a camisola blanca y pantalón negro.

Club Deportivo Málaga

Aunque el 13 de abril de 1941 se produjo el primer partido en La Rosaleda frente a la Ferroviaria durante la disputa del partido que los enfrentó en la Copa del Generalísimo, no sería hasta el 14 de septiembre cuando se llevaría a cabo la inauguración oficial del Estadio La Rosaleda. Antes el 19 de julio, el vicepresidente José Soriano Alba, propuso el cambio de denominación de Club Deportivo Malacitano a Club Deportivo Málaga.

En 1948, el C.D. Málaga compraría los derechos federativos al Club Deportivo Santo Tomás para convertirlo en su filial, bajo el nombre de Club Atlético Malagueño.

El debut en Primera División

En la temporada 1949/50, el Málaga ascendió por primera vez en su historia a Primera División. De la mano del presidente Miguel Navarro Nogueroles y el entrenador Luis Urquiri, el club logró su ascenso en la última jornada de la temporada 1948/49, finalizando la misma en segunda posición sólo por detrás del líder Real Sociedad, y gracias a la positiva diferencia de goles con el Granada CF, que permaneció en Segunda División. Uno de los jugadores más notables fue el goleador Pedro Bazán, máximo anotador del equipo y de la categoría, y quién previamente había conseguido proezas como la de marcar 9 goles en un mismo partido contra el Hércules CF.

En esta primera etapa en Primera División, el Málaga permaneció por dos temporadas consecutivas en la élite del fútbol español, con el mítico ex-jugador Ricardo Zamora ocupando el banquillo de La Rosaleda. El primer descenso a Segunda División vino al final de la temporada 1950/51, habiendo faltado únicamente un punto para poder conseguir la permanencia matemática en la categoría y viéndose obligado el equipo a disputar una liguilla en la que acabó en tercera posición, lo cual no sirvió tampoco para mantener la categoría. En los años inmediatamente posteriores, el Málaga consiguió dos nuevos ascensos a Primera División en las temporadas 1951/52 y 1953/54, sólo para encontrar nuevos descensos a Segunda División al término de las temporadas 1952/53 y 1954/55, con estancias de una única temporada en cada una de estas dos etapas en la élite.

Ricardo Zamora, entrenador del Málaga desde 1949 a 1951, fue el encargado de dirigir al equipo en su estreno en Primera División.

Aun así, la temporada 1952/53, y cuya segunda vuelta fue dirigida en el banquillo por el célebre entrenador argentino Helenio Herrera, fue remarcable por la histórica y abultada goleada que el Málaga consiguió endosarle al Real Madrid en La Rosaleda, en un partido que terminó con el resultado de Málaga 6 - Real Madrid 0, y que a día de hoy sigue siendo el más amplio resultado que el club malaguista ha materializado frente a este equipo. En aquella misma temporada, el Málaga también logró imponerse a domicilio por primera vez al Club Atlético de Madrid, que entonces jugaba en el viejo y desaparecido Estadio Metropolitano, en un partido que paradójicamente propició el cese de Helenio Herrera en el banquillo colchonero y posterior fichaje del mismo por el Málaga.

Los posteriores no fueron años afortunados para el Málaga. En 1956, la expedición malaguista sufrió un accidente aéreo en el aeropuerto de Tenerife; afortunadamente sin consequencias. Y en 1959, el club sufrió un nuevo descenso a la Tercera División, trece años después de haber emigrado de la misma por última vez. Fue entonces, durante la temporada 1959/60 cuando el C.A. Malagueño y C.D. Málaga se iban a encontrar juntos en la Tercera División de España. Como filial el C.A. Malagueño debería haber sido descendido. Para evitar esto, separaron ambos clubes en la Federación, pudiendo así evitar el descenso.

En 1961 se celebró la I edición del Trofeo Internacional Costa del Sol, organizado por el C.D. Málaga, en cuya final se impuso el Athletic de Bilbao al Sevilla Fútbol Club por cuatro goles a cero. Participaron también en dicha edición el equipo francés del Olimpique de Niza y el austriaco del SC Wiener Neustadt. El Málaga empezó a disputar el torneo veraniego a partir de la siguiente edición, en 1962, y consiguió su primer trofeo en 1963 al imponerse al Real Madrid por dos goles a uno. Para los aficionados malaguistas supuso la oportunidad de ver a grandes equipos y a estrellas de categoría mundial jugando en La Rosaleda, como el SL Benfica de Eusébio en la edición de 1966 o el Santos FC capitaneado por Pelé en 1967.

El quinquenio de oro y la década de los setenta

Después de varios ascensos a Primera División en toda la década de los sesenta, que acababan en descensos inmediatos tras una estancia de solamente una o dos temporadas en la máxima categoría, el Málaga consiguió un nuevo ascenso a Primera División en la temporada 1969/70, bajo la presidencia de Antonio Rodríguez López y las labores en el banquillo de Jenő Kálmár, que marcó historia por ser el comienzo de una de las andaduras malaguistas más largas en la máxima categoría, con cinco temporadas consecutivas en la misma. Desgraciadamente, el Presidente Antonio Rodríguez López fue asesinado en extrañas circunstancias en 1971, y fue reemplazado por Rafael Serrano Carvajal que ocupó la presidencia la mayor parte de esta fructífera etapa en Primera División.

Primera División de España 1970/71; 7 de febrero de 1971, Real Madrid 2 Málaga 2; once titular.

Con destacados jugadores como Deusto, Migueli o Macías, liderados por el centrocampista internacional por Argentina, Sebastián Viberti, el club consiguió en estos años consecutivos en la élite algunos de sus mejores logros deportivos: dos séptimos puestos en las temporadas 1971/72 y 1973/74, las mejores clasificaciones del club en Primera División hasta la temporada 2011/12; un Trofeo Zamora en la temporada 1971/72 conseguido por el cancerbero internacional español Juan Antonio Deusto; y la mejor participación en la historia del conjunto malaguista en la Copa, alcanzando las semifinales en la temporada 1972/73 y quedando a un sólo paso de alcanzar la final tras ser eliminado por el Athletic Club de Bilbao. También se logró un histórico primer triunfo del Málaga en el Camp Nou, venciendo al FC Barcelona por el resultado de Barcelona 0 - Málaga 1 en la última jornada de la temporada 1971/72. Por otra parte, en 1973 fue instaurado el himno oficial del club a día de hoy, Málaga, La Bombonera.

Marcel Domingo, entrenador del Málaga entre 1972 y 1974. Sus famosas desavenencias con Viberti propiciaron la salida del centrocampista argentino, y a la postre, el fin del 'quinquenio de oro'.

Después de una salida polémica de Viberti del club al finalizar la temporada 1973/74, los considerados como años dorados acabaron con un nuevo descenso a Segunda División en la temporada 1974/75 y debido al mero hecho de haber perdido la diferencia particular de goles con el Granada CF. Lo que siguió a continuación de esa misma década, con juntas directivas presididas por José Ibáñez Narváez primero y Federico Brinkmann después, fue una pobre actuación del equipo malaguista que ya había dejado atrás lo conocido popularmente como el quinquenio de oro, con un par de ascensos a la máxima categoría en 1976 y 1979 (este último logrado con el regreso de Viberti, que ocupó el banquillo en tándem con su antaño entrenador Jenő Kálmár) que acabaron en sendos regresos inmediatos a segunda división en 1977 y 1980 tras dos desastrosas temporadas en las que el equipo finalizó en ambos casos como colista de la categoría.

En la temporada 1979/80 en concreto, tuvieron lugar además hechos tan polémicos como una incomparecencia del club en un partido contra la AD Almería que debía disputarse en El Mirador de Algeciras debido a la clausura de La Rosaleda por incidentes en un partido anterior contra el Rayo Vallecano, así como una denuncia de amaño de un partido contra la UD Salamanca que acabó con resultado de 0-3 a favor de los salmantinos y que al final acabó siendo desestimada por falta de pruebas fehacientes del hecho.

Los primeros años ochenta: El Málaga de los canteranos

Una transitoria temporada 1980/81 en la categoría de plata, con la presencia de Abdallah Ben Barek en el banquillo malaguista, supondría la puesta de los cimientos de lo que se avecinaría más adelante. En la temporada 1980/81, es nombrado presidente el señor Antonio Pérez-Gascón Cobos y con él llega al banquillo Antonio Fernández Benítez. El ex-jugador malagueño de origen alicantino llevaba varios años entrenando en el filial y fue continuador de la política pro-cantera ante la precaria situación económica que atravesaba el club, especialmente afectada por la remodelación del Estadio La Rosaleda de cara a la celebración de encuentros oficiales de la Copa Mundial de Fútbol de 1982, cuyo coste fue asumido íntegramente por el club malagueño dada su condición de propietario del recinto.

Con un elenco de destacados jugadores procedentes del Atlético Malagueño como Fernando Peralta, Popo, Canillas, Dany Mariscal, Recio, José, los hermanos Antonio y Manolo Hierro y los también hermanos Nacho y Juan Carlos Pérez Frías, el Málaga de Benítez realizó una gran temporada que le valió el ascenso a Primera División en 1982 como tercer clasificado, retornando a la máxima categoría dos años después con un equipo que, con la excepción de algunas incorporaciones como el argentino-alemán Regenhardt, heredaba de manera íntegra la base del equipo del ascenso.

El equipo logró mantener satisfactoriamente la categoría en la temporada 1982/83, en una temporada sin grandes alardes que finalizó con el Málaga en décima posición. Nada hacía presagiar que en la temporada 1983/84 esa misma plantilla, sin excesivos cambios en la misma, podría llegar a tener un rendimiento tan diferente y cuanto menos superior. En aquella temporada el equipo hizo una primera vuelta con un promedio de puntos que permitían la disputa de la Copa de la UEFA, consiguiendo goleadas apabullantes contra equipos de la zona alta como un Málaga 6 Real Madrid 2 y un Málaga 5 Atlético de Madrid 1, llegando incluso el Málaga a co-liderar la clasificación hasta en dos ocasiones. Esta excelente primera vuelta sin embargo no tuvo continuidad en la segunda parte del campeonato, donde el equipo mostró un rendimiento inferior que le emplazó en una novena posición final que suponía una satisfactoria permanencia en la élite.

Once titular del Málaga el 11 de septiembre de 1983, día de la histórica victoria por seis goles a dos frente al Real Madrid.

En la temporada 1984/85, sin embargo, el resultado final no sería tan propicio para el club. El Málaga llegaba a la última jornada tras once partidos sin ganar. El 21 de abril de 1985, el Málaga se enfrentó al Real Betis en La Rosaleda empatando a uno. Pero la victoria del Hércules por 0-1 frente al Real Madrid en el Santiago Bernabéu y la victoria del Valladolid frente al Sevilla por 0-2 en el Sánchez Pizjuán condenarían al equipo al descenso, a pesar de partir al inicio de la jornada con ventaja puesto que una victoria del Málaga en casa le habría asegurado matemáticamente la permanencia.

Los últimos años ochenta: el Súper Málaga

Con el club de vuelta en la Segunda División y manteniendo un balance económico maltrecho, se avecinaba una aciaga época en la categoría de plata que había comenzado con el abandono de Pérez-Gascón de su cargo presidencial. Le sucedería Eduardo Padilla, en un mandato que continuaría con las mismas directrices de austeridad económica que habían tenido sus predecesores, intentando solventar la situación con iniciativas como la introducción de publicidad del medio de prensa malagueño Diario SUR en la camiseta, por primera vez en la historia del Málaga.

El 21 de diciembre de 1986, en un partido disputado en el Estadio de Balaídos ante el Celta de Vigo, el guardameta canterano José Antonio Gallardo sufrió un choque con el delantero brasileño Baltazar del cual en un principio se recuperó satisfactoriamente, pero diecisiete días después del golpe cayó en estado de coma. Una semana después fallecería en el Hospital Carlos Haya. Para su sustitución el club tuvo que recurrir al veterano José Luis Burgueña, antiguo cancerbero malaguista que fue recuperado ante la desgraciada situación.

En los albores de la temporada 1987/88 llega a la presidencia del club el empresario Francisco García Anaya. No escatimando gastos tal y como habían hecho las anteriores juntas directivas, el Málaga contrata al célebre ex-seleccionador Ladislao Kubala como técnico, y llegan veteranos jugadores de calidad y experiencia contrastada en Primera División como Juan Gómez "Juanito", Esteban Vigo, que regresaba al club tras una década de ausencia, Clemente Villaverde y Miguel Ángel Ruiz García. El club logra el ascenso como campeón de la categoría, y Kubala el récord porcentual histórico de victorias de un entrenador en el Málaga, con 60,61% de victorias en treinta y tres partidos. Aun así, y tras una polémica decisión, Kubala fue destituido tras confirmarse el ascenso matemático. Su cargo fue ocupado en los últimos partidos por el entrenador del filial, Pepe Sánchez, y para la siguiente temporada en Primera su sustituto sería el ex-entrenador del Real Zaragoza, Luis Costa.

El equipo ya era conocido por los seguidores malaguistas como el Super Málaga, debido a los jugadores de fama contrastada que estaban presentes en su plantilla. En la temporada 1988/89 esta tendencia continúa con la llegada de John Lauridsen, Antonio Álvarez y Francisco Pineda, con el propósito de mantener la categoría sin grandes apuros. Para intentar incrementar los ingresos del club, la directiva presidida por García Anaya logra firmar un contrato de publicidad con la empresa francesa de telecomunicaciones Alcatel. Tras una derrota ante el Real Murcia en La Rosaleda al comienzo de la segunda vuelta y siete jornadas sin conocer la victoria, Luis Costa es destituido de su cargo y se decide que su puesto lo ocupe Antonio Benítez. Con el malagueño en el banquillo, el equipo logra mantener una dinámica algo más regular que la de su antecesor, conservando la categoría en la decimosexta posición de la tabla clasificatoria.

Las promociones y el descenso a Segunda B

La retirada del fútbol en activo de Juanito en junio de 1989 sirvió como precedente destacado a una temporada 1989/90 en la que el club terminó en decimoséptima posición y se vio abocado a jugar una promoción de permanencia. El rival fue el RCD Español, que había descendido a Segunda la temporada anterior. El partido de ida en el Estadio de Sarriá se saldó con derrota por uno a cero. En el partido de vuelta en La Rosaleda, jugado el 16 de junio de 1990, el Málaga logró igualar la eliminatoria y forzar la prórroga con gol de José Antonio Rivas. En la tanda de penaltis, el portero malaguista Pedro Jaro realizó dos paradas que se vieron lastradas por los fallos de Rivas y del propio Jaro desde el punto de penalti. Tras varios lanzamientos en la muerte súbita, Villa falló otro lanzamiento, a lo que respondió el jugador del Español Albesa marcando el suyo y certificando el descenso del Málaga a Segunda División.

La temporada 1990/91 en la categoría de plata supuso un intento desesperado por ascender a Primera División manteniendo buena parte de la plantilla que había descendido y asumiendo riesgos más altos para la cada vez más maltrecha economía del club. El traspaso de Pedro Jaro al Real Madrid se compensó con la vuelta de Fernando Peralta desde el Sevilla F.C., fichaje que supuso un litigio por el impago del mismo que se unía a los problemas de la entidad con Hacienda. Tras la marcha de Antonio Benítez, Waldo Ramos fue el entrenador que empezó la temporada, pero fue destituido tras once jornadas por malos resultados y sustituido en sus funciones por Abdallah Ben Barek. Con el franco marroquí en el banquillo el equipo realiza una buena segunda vuelta y a falta de dos jornadas logra certificar matemáticamente la disputa de la promoción de ascenso. El rival de Primera división en la promoción es el Cádiz C.F., que había finalizado la temporada en decimoctava posición. El partido de ida, disputado el 12 de junio de 1991 en La Rosaleda, acaba con el resultado de uno a cero a favor con gol de Esteban. En el partido de vuelta, disputado una semana después, el Cádiz iguala la eliminatoria con gol de José González y, como el año anterior, la promoción ha de decidirse en la prórroga primero y en los penaltis finalmente. En la tanda, tras el fallo de Raúl Procopio por el Cádiz, el Málaga acierta sus cuatro lanzamientos hasta que Antonio Mata erra el definitivo tras parada del ex-portero malaguista József Szendrei, que en la muerte súbita le detiene otro penalti a Emilio Pérez Rodríguez, privando al club de ascender a Primera División.

Tras el fracaso de la temporada anterior, el presidente José Toboso decide hacer cambios en el club para poder hacer frente a la delicada situación económica e impide que José Pardo regrese a la presidencia a pesar del carácter provisional de su marcha. La recaudación del traspaso de Antonio Mata al CD Tenerife sirve para evitar el descenso administrativo a Segunda División B a raíz de las denuncias interpuestas por dieciséis jugadores ante la AFE. Con una plantilla confeccionada sobre la base de jugadores canteranos del Club Atlético Malagueño, el equipo tiene un pésimo arranque liguero con dos partidos pérdidos fuera de casa y una humillante derrota en La Rosaleda ante la Unió Esportiva Figueres por cero goles a cinco. José Luis Monreal sustituye a Ben Barek, pero no logra mejorar el rendimiento del equipo y es igualmente cesado tras quince partidos disputados. Es entonces cuando se decide echar mano del entrenador del filial, Antonio Montero "Nene", que tampoco logra sacar al equipo de los puestos bajos de la clasificación. Los reiterados impagos en las nóminas propician el encierro de los jugadores en los vestuarios de La Rosaleda y una sentada de protesta previa al partido frente a la S.D. Compostela celebrado el 17 de mayo de 1992, que sentencia al equipo al descenso a Segunda División B a falta de una jornada para terminar la competición.

Los esfuerzos del club durante todo el año 1992 por acogerse al plan de saneamiento con el que la Liga de Fútbol Profesional pretendía salvaguardar a los clubes de fútbol españoles más endeudados habían sido inútiles. Acarreando una deuda total de 2.429 millones de pesetas y numerosos compromisos económicos a corto plazo, el capital social de 970 millones de pesetas que el club tenía que cubrir para poder convertirse en Sociedad Anónima Deportiva se antojaba demasiado alto, no fructificando la comisión ciudadana que el Ayuntamiento de Málaga había conformado con empresarios locales para intentar salvar al club. Al no culminarse satisfactoriamente el proceso de conversión en Sociedad Anónima Deportiva y con el agravante de encontrarse el club en Segunda División B, la directiva de José Toboso dimite en pleno en junio de 1992. Tras dos asambleas extraordinarias convocadas para la elección de un nuevo presidente que estuviese dispuesto a dirigir el club, el 27 de julio de 1992 la comisión gestora, con la presencia de cuarenta socios, decide la liquidación de la entidad y el consiguiente despido inmediato de sus empleados. El Club Deportivo Málaga dejaba de existir como tal.

Málaga Club de Fútbol

Cuando el C.D. Málaga tuvo que desaparecer a finales de julio de 1992 por insolvencia económica, su equipo filial, el Club Atlético Malagueño, que había sido fundado en 1948, y gracias a que en la Federación Española de Fútbol poseía un número de registro independiente, pudo continuar como equipo titular malaguista, pasando a ser la Sociedad Deportiva Malagueña, equipo fundado en 1990, el nuevo filial en categoría regional.

En la Temporada 1992/93, el C.A. Malagueño, presidido por Antonio Domínguez Martín y dirigido en el banquillo por Fernando Rosas, jugaba en Tercera división Grupo IX y mantenía la base de la plantilla conformada por jugadores canteranos que ya ostentaba el equipo en su condición de conjunto filial. Después una exitosa campaña, ascendió a Segunda División B, sin embargo, en la temporada 1993/94 las premisas de confección de la plantilla no cambiaron demasiado y se volvió a descender a Tercera.

El 19 de diciembre de 1993 se celebró un referéndum de socios, cambiándose la denominación oficial del equipo a Málaga Club de Fútbol S.A.D., con fecha legal desde el 19 de junio de 1994. El primer encuentro con la nueva denominación que disputa el Málaga fue un partido amistoso frente al Club Deportivo Alhaurino[10] el 26 de junio de 1994 en el Estadio Municipal Miguel Fijones de Alhaurín el Grande, con el resultado de cero a dos para los malaguistas.

La recién constituida Sociedad Anónima Deportiva, presidida por el empresario Federico Beltrán y que contaba con el apoyo del también empresario Fernando Puche y el ex-presidente Eduardo Padilla, afronta la temporada 1994/95 en Tercera División con nuevas incorporaciones y la presencia en el banquillo de Antonio Benítez, logrando el ascenso a Segunda División B.

Presidencia de Fernando Puche

Después de dos temporadas en Segunda División B, en la temporada 1997/98 el Málaga CF pasa a manos del empresario Antonio Asensio Pizarro, propietario del Grupo Zeta, que traza un ambicioso plan de ascenso a Primera División en dos años y le confía la presidencia del club al que hasta entonces era vicepresidente, Fernando Puche. Es entonces cuando llegarían al club jugadores como Sandro, Movilla o Pablo Guede, y se produce al regreso de ex-jugadores como Quino o Merino. Aunque la temporada la inició el entrenador Tolo Plaza, es el asturiano Ismael Díaz Galán quien le reemplaza tras una serie de malos resultados. Tras finalizar la fase regular en la primera posición del Grupo IV, los malaguistas se enfrentaron en la fase de ascenso al Terrasa FC, Talavera CF y SD Beasain. El equipo malagueño certificó su regreso a Segunda División el 28 de junio de 1998, después de vencer al Terrasa en la última jornada por cuatro goles a uno con un triplete del delantero argentino Pablo Guede.[11]

En la temporada 1998/99, con el veterano Joaquín Peiró al frente del banquillo malaguista, el equipo afronta un campeonato plagado de buenos resultados y a falta de cuatro jornadas se logra certificar el ascenso a la élite del fútbol español en un partido contra el Albacete Balompié, consiguiendo además el título de la categoría. El equipo que logró el duodécimo ascenso del Málaga a la máxima categoría contaba con jugadores como el delantero hispano brasileño Catanha, que consiguió el Trofeo Pichichi de Segunda División con veintiséis dianas, o el portugués Edgar, y los centrocampistas De los Santos, Rufete, Agostinho, Movilla o Sandro, junto a jugadores canteranos como Basti o Bravo que habían participado íntegramente en la escalada del Málaga desde Tercera a Primera División. El Málaga lograría de esa forma culminar el fulgurante ascenso en dos temporadas desde la Segunda División B hasta la Primera División española.[12]

En la temporada 1999/2000, lejos de pasar apuros para permanecer en Primera, el equipo mostró un gran fútbol, llegando a derrotar al FC Barcelona en su propio estadio, y consiguiendo la permanencia matemática a cuatro jornadas del final,[14]

Dely Valdés celebrando un gol.

La temporada 2000/01 consolidó la práctica totalidad de la plantilla del año anterior salvo por la marcha de Catanha al Celta de Vigo por un elevado montante económico. En su lugar, llegó el delantero panameño del Real Oviedo, Julio César Dely Valdés, que formó una dupla letal conocida como la Doble D junto con el uruguayo Darío Silva. Gracias en parte a los dieciséis goles del panameño y los trece del uruguayo, los registros de esta temporada fueron aún mejores que en la anterior y el club peleó por entrar en los puestos de acceso a las competiciones europeas, finalizando en una digna octava posición.[15]

La primera participación europea

En la temporada 2001/02, el equipo experimenta una serie de variaciones en el organigrama tras el fallecimiento de su propietario Antonio Asensio, siendo el directivo del Grupo Zeta Serafín Roldán el presidente que reemplaza al saliente Fernando Puche. Joaquín Peiró seguiría en el banquillo, pero la nueva directiva, a pesar de las muestras de descontento de la afición, daría salida a jugadores básicos en la plantilla como Rufete, De los Santos, Movilla o Agostinho, siendo sustituidos por otros nuevos jugadores como Duda, Gerardo, Marcelo Romero, Litos o Miguel Ángel. El equipo no se resiente de esta reestructuración de la plantilla y vuelve a cuajar otro gran campeonato peleando por la disputa de competiciones europeas. Al final de temporada, aunque no se consiguió el acceso directo a la Copa de la UEFA, el equipo aseguró con su décimo puesto en la clasificación su presencia en la Copa Intertoto de la UEFA, competición en la que se había inscrito y que disputaría durante el verano de 2002.[16]

Alineación tipo en la Copa de la UEFA 2002/03, donde formaba la célebre dupla Dely Valdés-Darío Silva, conocida como la doble D.

El 27 de agosto de 2002, el club conquistó la Copa Intertoto, que daba derecho a jugar la Copa de la UEFA. Para ello tuvo que superar tres rondas eliminatorias, venciendo a Gante, Willem II y Villarreal CF,[17]

En junio de 2003 el filial del equipo, el Málaga B, hoy denominado Atlético Malagueño, asciende a Segunda División, y el equipo de categoría juvenil se proclama campeón de España. La directiva del club aprovechando el buen momento de la cantera malaguista y al mismo tiempo pretendiendo disminuir la masa salarial, prescinde de varios titulares de los últimos años como Contreras, Roteta, Musampa, Sandro, Dely Valdés y Darío Silva entre otros, siendo sustituidos por jugadores de la cantera como Calatayud, Juanito, Juan Rodríguez, Koke y Geijo que llevaron a cabo el necesario relevo generacional.[19]

La siguiente temporada, 2004-05, no fue fácil para el Málaga. Gregorio Manzano fue destituido como entrenador en la jornada 18, con el club en puestos de descenso.[23]

Presidencia de Fernando Sanz

Tras una temporada marcada por el fracaso económico del club y nueva venta de jugadores, el Málaga descendió a Segunda División en la 2005/06, siendo la entidad puesta en venta. Ese mismo verano, Fernando Sanz, hijo del ex presidente del Real Madrid, Lorenzo Sanz, se hizo con el control del 97% de las acciones de la sociedad, convirtiéndose en presidente del club.[7]

En 2007, el Málaga presentó un Expediente de regulación de empleo para prescindir laboralmente de quince personas; entre ellos, tres jugadores, Marcelo Romero, 'Chengue' Morales y Manu. [24]

Después de dos temporadas en la división de plata, el 15 de junio de 2008, en la última jornada, el equipo logró el ascenso a Primera tras ganar por dos goles a uno al Club Deportivo Tenerife, ambos tantos malaguistas anotados por el centrocampista Antonio Hidalgo.[7]

En la temporada 2008/09, fue elogiado el trabajo y el juego del equipo; siendo un recién ascendido y teniendo uno de los presupuestos económicos más bajos de la Liga, el Málaga CF luchó hasta las últimas jornadas por clasificarse para puestos europeos.[8]

El 28 de marzo de 2009, el Málaga Club de Fútbol disputó un partido benéfico en La Rosaleda ante cinco mil espectadores recaudando veinticuatro mil euros en beneficio de los daños causados por el Tornado de Málaga; el rival del Málaga CF fue un equipo formado por antiguos jugadores del club, en activo o retirados, llamado Leyendas Malaguistas y dirigido por el mítico entrenador Joaquín Peiró.[26] Ese verano el Málaga disputó la Peace Cup 2009, un torneo amistoso internacional, siendo una de las sedes el estadio La Rosaleda.

Ese mismo año se crearía la Fundación Málaga CF,[28] lugar de encuentro de los aficionados del equipo.

Tras una angustiosa temporada ( 2009/10), el equipo consiguió la permanencia en la última jornada de liga, el 16 de mayo de 2010, después de empatar frente al Real Madrid en La Rosaleda.

Presidencia del jeque Abdullah Al Thani

1 de junio de 2011, presentación oficial de Ruud van Nistelrooy, a la que acudieron 15.000 malaguistas.[29]

Debido a las limitaciones económicas de la entidad, el entonces presidente Fernando Sanz buscó inversores en Doha ( Catar) para poner en marcha un proyecto más ambicioso, entablando conversaciones con el miembro de la familia real catarí, el jeque Abdullah ben Nasser Al Thani.[7] en la asamblea de socios.

Manuel Pellegrini llegó al Málaga en noviembre de 2010, siendo el principal artífice de las históricas temporadas 2011/12 y 2012/13.

El 28 de junio de 2010 se presentó al nuevo entrenador del Málaga CF, Jesualdo Ferreira.[31] Más tarde se oficializó el fichaje de Manuel Pellegrini.

Trienio de leyenda con Manuel Pellegrini

Con el nuevo entrenador se decidió descartar a algunos integrantes de la plantilla y reforzarla con jugadores como Enzo Maresca, Martín Demichelis, Ignacio Camacho o Julio Baptista.[34] finalizando el campeonato en undécima posición.

Con vistas a la temporada 2011/12 se firma un contrato con la compañía Nike como proveedor de las diferentes categorías del club.[40] Isco Alarcón y la incorporación más cara de la historia del club, Santi Cazorla, contratado por veinte millones de euros y procedente del Villarreal CF. Esa temporada el equipo realizaría una excelente campaña, certificando el 13 de mayo de 2012 su clasificación a la fase previa de la Liga de Campeones de la UEFA tras terminar 4° en la Liga 2011/2012.

Once titular del Málaga CF en su estreno con victoria por tres a cero frente al Zenit de San Petersburgo en Liga de Campeones.- (de pie) Caballero, Demichelis, Camacho, Weligton, Joaquín (sentados) Isco, Gámez, Saviola, Portillo, Monreal, Eliseu.

En verano de 2012 el club, en un comunicado oficial, anunció una reestructuración interna para adaptarse a los estándares del Fair Play financiero, con intención de garantizar la autosuficiencia y la estabilidad de la entidad.[43]

En la temporada 2012/13, el Málaga realiza el mejor arranque de su historia en liga con tres victorias y un empate.[44]

Primera participación en la Liga de Campeones

El 28 de agosto de 2012, tras ganar por dos goles a cero al Panathinaikos FC en La Rosaleda y empatar a cero en el Estadio Olímpico Spyros Louis de Atenas, el equipo logró por primera vez en su historia la clasificación para disputar la Liga de Campeones de la UEFA 2012/13, convirtiéndose en uno de los mejores debutantes de la historia en esa competición, al ganar los tres primeros partidos sin encajar ningún gol,[45] a los tres rivales de su grupo: AC Milán, FC Zenit de San Petersburgo y RSC Anderlecht.

El 18 de septiembre de 2012 el Málaga disputó su primer partido en la Liga de Campeones, venciendo por tres goles a cero al que era en ese momento campeón de la Liga Premier de Rusia, el Zenit de San Petersburgo. Ese día los once que defendieron de inicio la albiceleste fueron: Caballero; Gámez, Demichelis, Weligton, Monreal; Camacho; Portillo, Isco, Eliseu; Joaquín y Saviola.

El 6 de noviembre de 2012, el equipo se clasifica para los octavos de final de la Liga de Campeones de la UEFA tras empatar a uno en San Siro contra el AC Milán.

GRUPO C - FASE DE GRUPOS
1. Málaga 12 puntos
2. Milán 8 puntos
3. Zenit 7 puntos
4. Anderlecht 5 puntos
Málaga            3-0     Zenit                 (Isco (2) 3', 76' Saviola 13')
Anderlecht        0-3     Málaga                (Eliseu (2) 46' 64' Joaquín 57')
Málaga            1-0     Milán                 (Joaquín 64')
Milán             1-1     Málaga                (Eliseu 40')
Zenit             2-2     Málaga                (Buonanotte 8' Seba 9')
Málaga            2-2     Anderlecht            (Duda (2) 45' 61')


Al malagueño Isco su magnífica participación en la Liga de Campeones 2012/13 le hizo merecedor de los galardones Golden Boy 2012 y Trofeo Bravo 2013.

Cuatro meses después, el 13 de marzo de 2013, el equipo lograría clasificarse para cuartos de final tras ganar por dos goles a cero al FC Oporto en La Rosaleda, remontando el gol en contra de la ida.[49]

El Málaga percibió de la UEFA 32 millones de euros tras su exitosa campaña en este torneo europeo.[50]

Sanción de la UEFA

En la temporada 2013/14 el Málaga había obtenido el pase para disputar la Liga Europea de la UEFA al clasificarse sexto en el Campeonato Nacional de Liga, pero el 11 de junio de 2013, el Tribunal de Arbitraje Deportivo Internacional rechazó la apelación del club de Martirícos, confirmando la sanción impuesta por la UEFA, una decisión que suponía un laudo sin precedentes en el ámbito jurídico-deportivo del mundo del fútbol, por lo que el Málaga no podría disputar la competición europea a la que legítimamente se había clasificado.[52]

Candidato a Mejor Club del Año 2013

La EFAA (Asociación Europea de Agentes de Futbolistas) y la ECA (Asociación de Clubes Europeos) nominaron al Málaga Club de Fútbol, junto al Chelsea FC, el FC Bayern München, la Juventus FC y el FC Basel como candidato a Mejor Club del año 2013 en los Globe Soccer Awards que se entregan anualmente en Dubái.[53]

A las puertas de volver a Europa

Tras la marcha de Pellegrini, forzada al ser imposible mantener el nivel de ambición en el proyecto deportivo, se ficha como nuevo técnico al alemán Bernd Schuster. Ante la negativa del propietario a realizar nuevas inversiones millonarias y agobiado por presiones económicas tras la sanción impuesta desde la UEFA, el equipo realizó una temporada muy irregular en la que queda clasificado undécimo en La Liga y en la que las tácticas del entrenador teutón no obtienen la aceptación de gran parte de la grada de La Rosaleda, por lo que el club decide rescindir su contrato y dar comienzo a un nuevo proyecto bajo la tutela del navarro Javi Gracia.

Dicho proyecto ponía énfasis en un mayor control en la parcela económica y en la optimización de los recursos del club, buscando crecer desde La Academia y las categorías inferiores del club, con el fin de promocionar a las jóvenes promesas como Samu García, Juanmi Jiménez, Samu Castillejo, Sergi Darder, Juanpi Añor o Pablo Fornals para que elevasen el nivel del equipo y, posteriormente, a través de las ventas de algunas de estas jóvenes promesas, se consiguiera estabilizar primero y desarrollar después el proyecto general.

El juego del equipo y los jóvenes jugadores respondieron a las expectativas depositadas sobre ellos, y tras brillantes actuaciones junto a otros más veteranos como Ignacio Camacho, Recio, Weligton, Carlos Kameni o el delantero Nordin Amrabat, consiguieron durante las temporadas siguientes clasificarse entre los mejores de La Liga, algo que permitió al club obtener un mejor posicionamiento en el reparto de los codiciados derechos televisivos, [54] ingresos que en los próximos años serían determinantes para las posibilidades de crecimiento del Málaga.

Other Languages
العربية: نادي مالقا
azərbaycanca: Malaqa FK
беларуская: ФК Малага
беларуская (тарашкевіца)‎: Маляга (футбольны клюб)
български: Малага КФ
bosanski: Málaga CF
کوردیی ناوەندی: یانەی مەلەگا
čeština: Málaga CF
dansk: Málaga CF
Deutsch: FC Málaga
Ελληνικά: Μάλαγα ΚΦ
English: Málaga CF
eesti: Málaga CF
suomi: Málaga CF
hrvatski: Málaga CF
magyar: Málaga CF
Bahasa Indonesia: Málaga CF
日本語: マラガCF
한국어: 말라가 CF
lietuvių: Málaga CF
latviešu: Málaga CF
Baso Minangkabau: Málaga CF
Nederlands: Málaga CF
norsk bokmål: Málaga CF
polski: Málaga CF
română: Málaga CF
Scots: Málaga CF
Simple English: Málaga C.F.
slovenčina: Málaga CF
slovenščina: Málaga CF
shqip: Málaga CF
српски / srpski: ФК Малага
svenska: Málaga CF
Türkçe: Málaga CF