Luisa Luisi

Luisa Luisi
Información personal
Nombre de nacimiento Luisa Luisi Janicki
Nacimiento 14 de diciembre de 1883
Paysandú Flag of Uruguay.svg Uruguay
Fallecimiento 10 de abril de 1940
(56 años)
Santa Lucía, Canelones
Flag of Uruguay.svg Uruguay
Nacionalidad Uruguaya
Familia
Padres María Teresa Josefina Janicki, Ángel Luisi Pisano
Información profesional
Ocupación Poeta, pedagoga, crítica literaria
Movimientos Modernismo
[ editar datos en Wikidata]

Luisa Luisi Janicki ( Paysandú, 14 de diciembre de 1883 - Santa Lucía, 10 de abril de 1940) fue una poeta, pedagoga y crítica literaria uruguaya.

Biografía

Su padre, Ángel Luisi Pisano, italiano, trajo a América sus ideas masónicas de libertad, y su madre, María Teresa Josefina Janicki, maestra, hija de polacos exiliados en Francia, llegaron recién casados a Entre Ríos, Argentina, en 1872, se trasladaron a Paysandú, Uruguay, en 1878, y finalmente se instalaron en Montevideo en 1887.

Los Luisi - Janicki fueron una familia de trabajadores y educadores que se desarrolló en un ambiente de resistencia y rebeldía, de pensamiento muy liberal para la época. Sus seis hijas estudiaron magisterio y varias de ellas siguieron carreras universitarias, siendo de las primeras mujeres profesionales uruguayas.[1]

Luisa fue una estudiante aplicada, estudió Magisterio en el Instituto Normal de Señoritas "María Stagnero de Munar", carrera en que se graduó en 1903. Inició su carrera como ayudante de la Escuela de Tercer Grado Nº 2, para luego dirigir la Escuela de Práctica de segundo grado y la Escuela de Aplicación. Muy joven aún, fue redactora del diario La Razón de Montevideo. Integró el Consejo Nacional de Enseñanza Primaria y Normal desde 1925 hasta su jubiliación en 1929. Fue profesora de idioma español en la Sección Femenina de Enseñanza Secundaria, y de Lectura y declamación en el Instituto María Stagnero de Munar. Publicó cuatro poemarios, mientras que también incursionó en la prosa con otros cuatro trabajos editados y principalmente dedicados a la educación. Participó como delegada oficial en el Congreso del Niño realizado en Buenos Aires en 1916, y ocupó el cargo de secretaria en la Sección Educación del Segundo Congreso del Niño, llevado a cabo en Montevideo tres años después. Contrajo en su madurez una parálisis irreversible que la confinó a una vida sedentaria. Se destacó además como crítica literaria. Fue declarada socia honoraria por la Asociación de Profesores de Primaria de Río de Janeiro.

Other Languages