Luis Eduardo Pérez

Luis Eduardo Pérez
Luis Eduardo Pérez.JPG

Coat of arms of Uruguay.svg
1.er Presidente de Uruguay
(interino)
24 de octubre - 6 de noviembre de 1830
Predecesor Nuevo cargo
( Juan Antonio Lavalleja como gobernador y capitán general provisorio del Estado Oriental del Uruguay)
Sucesor Fructuoso Rivera
(como primer presidente electo y constitucional del Estado Oriental del Uruguay)

Bandera Uruguay en1828.jpg
1.er Gobernador y capitán general provisorio del Estado Oriental del Uruguay
27 de agosto -  1º de diciembre de 1828
Predecesor Nuevo cargo
(Él mismo como gobernador rioplatense de la Provincia Oriental)
Sucesor Joaquín Suárez

Escudo de la Provincia Oriental.png
7.º Gobernador de la Provincia Oriental
del Río de la Plata

(delegado)
12 de octubre de 1827 -  27 de agosto de 1828
Presidente Manuel Dorrego (como gobernador general del Río de la Plata y de la provincia de Buenos Aires)
Predecesor Joaquín Suárez
Sucesor Fin del cargo
(Él mismo como gobernador y capitán general provisorio del nuevo Estado independiente)

Información personal
Nacimiento 12 de octubre de 1774
Montevideo (capital del gobierno político y militar homónimo de la gobernación del Río de la Plata, Virreinato del Perú)
Flag of Cross of Burgundy.svg Imperio español
Fallecimiento 30 de agosto de 1841
(66 años)
Montevideo
Flag of Uruguay.svg Uruguay
Nacionalidad Uruguaya
Familia
Padres
  • Felipe Pérez Castellano
  • María de la Natividad Pagola
Cónyuge Petrona Verde Martínez
Hijos Adolfo Bernabé, Eduardina, María Natividad, María Manuela y Luis Eduardo Pérez Verde
Información profesional
Ocupación Político, funcionario y gobernante
[ editar datos en Wikidata]

Luis Eduardo Pérez y Pagola ( Montevideo, gobernación del Río de la Plata, 12 de octubre de 1774Montevideo, Estado Oriental del Uruguay, 30 de agosto de 1841) era un político y funcionario uruguayo que fue nombrado gobernador de la Provincia Oriental de 1827 a 1828, y luego de separarse definitivamente esta de las Provincias Unidas del Río de la Plata en este último año, pasó a ser el primer gobernador y capitán general provisorio del nuevo Estado Oriental del Uruguay por unos tres meses y posteriormente ocupando el puesto de presidente del Senado fue asignado por unos días como primer presidente interino de la república, entre el 24 de octubre de 1830 y el 6 de noviembre del mismo año.

Biografía hasta la definitiva independencia uruguaya

Origen familiar y primeros años

Luis Eduardo Pérez y Pagola[2] en la ciudad de Montevideo, capital del gobierno político y militar homónimo que estaba subordinado a la gobernación del Río de la Plata, la cual a su vez era una entidad autónoma del Virreinato del Perú.

Era hijo del teniente coronel[1]

Su madre era María de la Natividad Pagola y Burgues Carrasco de Melo-Coutinho[4]

Tuvo diez hermanos bautizados en Montevideo pero fallecidos en la infancia,[3] quien fuera presidente de la República Argentina.

Diputado durante el dominio luso-brasileño

Comienzos de la invasión portuguesa

Los portugueses desde el Virreinato del Brasil comenzaban en 1801 a ocupar territorios de las Misiones y de la Banda Oriental, como ser el Fuerte de Santa Tecla y Batoví, que hasta entonces formaban parte de la intendencia de Buenos Aires y a su vez del Virreinato del Río de la Plata.

La corte portuguesa, debido a la ocupación francesa de la metrópoli, se instaló en la ciudad de Río de Janeiro en 1808, y por lo cual el virreinato quedó elevado a la categoría de Reino del Brasil.

La Revolución de Mayo rioplatense

Luego de la Revolución de Mayo de 1810 y la formación de las Provincias Unidas del Río de la Plata, la Banda Oriental siguió formando parte de la intendencia de Buenos Aires. En 1811 los portugueses ocuparon el norte de la cuchilla de Santa Ana, las zonas de Melo y las del Fuerte de San Miguel, y con el apoyo de algunos unitarios porteños que querían deshacerse del caudillo federal Artigas, decidirían anexarse la totalidad de la región.

En la Asamblea Nacional General Constituyente de 1813, reunida en la ciudad de Buenos Aires, el caudillo federal José Gervasio de Artigas envió a los diputados delegados con las Instrucciones del año XIII en donde constaban los límites pretendidos de su provincia y los principios de independencia, república y federalismo.

En respuesta de tal petición el director supremo Gervasio Antonio de Posadas creó finalmente la «gobernación intendencia Oriental del Río de la Plata», el 7 de marzo de 1814 —que ya de facto existía por Artigas como Provincia Oriental— y el 9 de julio se nombró para el puesto de primer gobernador intendente a Nicolás Rodríguez Peña quien solo lo ocupara por casi dos meses, siendo sucedido por Miguel Estanislao Soler.

El 23 de junio del mismo año, las tropas enviadas por los patriotas de Buenos Aires al mando de Carlos María de Alvear, entraron en Montevideo poniendo fin a la dominación española en el Río de la Plata, luego de un sitio de dos años.

La Provincia Cisplatina luso-brasileña

Una vez derrotado el emperador francés Napoleón Bonaparte en Europa, los luso-brasileños lograron el reconocimiento mundial del nuevo Reino Unido de Portugal, Brasil y Algarve el 16 de diciembre de 1815, y de esta forma retomaron su operación de conquista en la nueva Provincia Oriental desde el 28 de agosto de 1816, cuando la vanguardia del ejército de Carlos Federico Lecor, y comandado por el mariscal Pintos de Araujo Correa, ocupara la Fortaleza de Santa Teresa, ubicada en la costa atlántica de la provincia rioplatense, la cual terminó siendo totalmente invadida por fuerzas luso-brasileñas que conquistaran la mayor parte del territorio provincial el 20 de enero de 1817, con la capitulación de Montevideo. De esta forma, el territorio fue renombrado por los invasores como Provincia Cisplatina.

En el año 1819 los luso-brasileños que ocupaban de forma efectiva el territorio meridional del río Negro y la orilla oriental del río Uruguay, terminaron por dominar en 1820 la cuenca del Tacuarembó que era el territorio residual de aborígenes charrúas artiguistas. Tras el hecho consumado por parte de los invasores, se buscó la incorporación «de derecho», por lo cual era necesario reunir una asamblea para que votasen la unión con el reino luso-brasileño.

En este período, Luis Eduardo Pérez Pagola fue nombrado como diputado[9] entre los que se encontraba Fructuoso Rivera quien era favorable a las tropas de ocupación.

Anexión al nuevo imperio y la Cruzada Libertadora

Cuando se proclamó la independencia brasileña de Portugal, para constituirse en imperio, Rivera y Juan Antonio Lavalleja estuvieron a favor de Carlos Federico Lecor, firmando el acta de aclamación y reconocimiento del emperador Pedro I de Brasil, el 17 de octubre de 1822. El presidente argentino Bernardino Rivadavia envió al diplomático Valentín Gómez a Río de Janeiro el 15 de septiembre de 1823, para que entregase un memorándum en donde se sostenía que en ningún momento la Provincia Oriental había dejado de pertenecer al territorio rioplatense.

En enero de 1825, y al enterarse de los preparativos de la Cruzada Libertadora, Luis Pérez Pagola se dirigió a su estancia próxima a la villa de San José para esperar a Lavalleja,[9]

Gobernador rioplatense de la Provincia Oriental y la Guerra del Brasil

Luego del desembarco el día 19 de abril de 1825 en la Playa de la Agraciada, un arenal estrecho y bajo sobre el río Uruguay, de la expedición de los Treinta y Tres Orientales que estaba al mando de Juan Antonio Lavalleja y Manuel Oribe, se logró el objetivo de expulsar al ejército del Imperio del Brasil, consiguiendo así la liberación de la Banda Oriental.

Consecuentemente y siendo todavía diputado por San José,[9]

Al conseguir las fuerzas orientales las victorias de las batallas del Rincón de Haedo del 24 de septiembre y de Sarandí del 12 de octubre del mismo año, el Congreso General Constituyente en Buenos Aires reconoció por ley del 24 de octubre de 1825 la reincorporación, al aprobar los diplomas de Javier Gomensoro como diputado electo por la provincia, lo que trajo como consecuencia que el Imperio brasileño declarase la contienda bélica en diciembre, produciéndose de esta manera la Guerra del Brasil.

Los problemas económicos argentinos provocados por el bloqueo del puerto de Buenos Aires, obligaron a negociar un acuerdo de paz, por lo cual el presidente Bernardino Rivadavia envió al diplomático Manuel José García para firmar un tratado que luego sería conocido como el «tratado deshonroso», ya que reconocía la soberanía del imperio sobre la Provincia Oriental, además de comprometerse a pagarle a Brasil una indemnización de guerra. Dicho convenio fue rechazado el 25 de junio de 1827 por el Congreso Constituyente y por el presidente Rivadavia, que por lo cual presentaría su renuncia dos días después.

Casi tres meses después, el legislador Luis Pérez fue nombrado como gobernador delegado[2] bajo el gobierno bonaerense de Manuel Dorrego, quien ejercía también el Poder Ejecutivo Nacional de las provincias argentinas.

El conflicto armado continuó hasta el 28 del corriente, cuando el gobierno de Dorrego llegó a una « Convención Preliminar de Paz» en Río de Janeiro, en la que participaron Argentina, Brasil y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda, en donde se disponía la independencia provincial y el cese de las hostilidades, quedando confirmada el 4 de octubre del mismo año en Montevideo.

Other Languages